Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
HECHOS

 

HECHOS 8:29

Seguidamente el autor trinitario de ese estudio dice lo siguiente:

También la Palabra habla que el Espíritu indica qué hacer, el Espíritu da órdenes específicas, una fuerza no haría eso; en Hechos 8:29 dice: “Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro”. Esto indica cosas que hacer. También en Hechos 13:2,4 y 20:28.

El argumento de ese trinitario es falso y ridículo. El hecho de que el espíritu santo hable eso no significa que sea una persona divina literal. Ya demostré que la sangre, la sabiduría, las piedras, los árboles, etc., también dice la

Biblia que hablan, y ninguna se esas cosas son personas literales, se trata simplemente de una personificación. De la misma manera en esos pasajes del libro de los Hechos se personifica al espíritu de Dios, que es el poder de Dios. El espíritu santo habla porque es el Dios Padre quien habla por medio de su espíritu, su energía. Esto es lo mismo que si yo digo: “la radio ha dicho que mañana va a llover”, sin embargo, la radio no es un persona literal, no es la radio quien ha hablado, sino una persona por medio de la radio. Lo mismo sucede con esos pasajes, es el Dios supremo, el Padre celestial, quien habla por medio de su espíritu, es decir, su energía TRANSMITE LAS PALABRAS DE DIOS EL PADRE, pero citar esos pasajes para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina es una perversión satánica de la verdadera enseñanza de Jesucristo y de sus apóstoles, los cuales enseñan bien claro que

el espíritu santo es el poder o energía de Dios.

Pero no solo eso, la Biblia enseña que solo hemos de adorar al Padre celestial (Jn.4:23-24), tanto el Padre como el Hijo reciben gloria, honra y alabanza (Ap.5:13-14), sin embargo, LA BIBLIA JAMÁS ENSEÑA A ADORAR NI A GLORIFICAR AL ESPÍRITU DE DIOS, lo cual es la prueba más clara e irrefutable de que el espíritu santo no es Dios, ni es una tercera persona divina, pues si lo fuera, entonces la Biblia enseñaría a adorarle y a darle gloria. Yo reto a los herejes y falsos maestros trinitarios a que me den un solo pasaje de la Biblia donde se adore o se de gloria al espíritu santo. ¡¡Jamás lo encontrarán!!

Tito Martinez

Tags: