Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
MILENIO

TEXTOS DEL MILENIO

Suena la séptima trompeta – Apoc. 11:15-19

Rev 11:15 Tocó el séptimo Ángel… Entonces sonaron en el cielo fuertes voces que decían: «Ha llegado el reinado sobre el mundo de nuestro Soberano y de su Mesías; y reinará por los siglos de los siglos.»

Rev 11:16 Y los veinticuatro Ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Elohim, se postraron rostro en tierra y adoraron a Elohim diciendo:

Rev 11:17 «Te damos gracias, YHWH  ‘El-Shaday, “Aquel que es y que era” porque has asumido tu inmenso poder para establecer tu reinado.

Rev 11:18 Las naciones se habían encolerizado; pero ha llegado tu cólera y el tiempo de que los muertos sean juzgados, el tiempo de dar la recompensa a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, pequeños y grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.»

Rev 11:19 Y se abrió el Santuario de Elohim en el cielo, y apareció el arca de su alianza en el Santuario, y se produjeron relámpagos, y fragor, y truenos, y temblor de tierra y fuerte granizada.

  1. Aparece la señal del Hijo del Hombre – Mat. 24 30

Mat 24:30 Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del hombre; y entonces se golpearán el pecho todas las razas de la tierra y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con gran poder y gloria.

El Mesías es visto por todos en su venida – Apoc. 1:7

Rev 1:7 Mirad, viene acompañado de nubes: todo ojo le verá, hasta los que le traspasaron, y por él harán duelo todas las razas de la tierra.

  1. 2. Los muertos en el Mesías resucitan – 4:15, 16; Heb. 11:25, 40

1Tes 4:15 Os decimos eso como Palabra del Maestro: Nosotros, los que vivamos, los que quedemos hasta la Venida del Soberano no nos adelantaremos a los que murieron. 16 El Soberano mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Elohim, bajará del cielo, y los que murieron en el Mesías resucitarán en primer lugar.

Heb 11:25 prefiriendo [Moisés] ser maltratado con el pueblo de Elohim a disfrutar el efímero goce del pecado, 26 estimando como riqueza mayor que los tesoros de Egipto el oprobio del Mesías, porque tenía los ojos puestos en la recompensa.

Heb 11:40 Elohim tenía ya dispuesto algo mejor para nosotros, de modo que no llegaran ellos sin nosotros a la perfección.

  1. 3. Los vivos en el Mesías son transformados – 1Cor. 15:51-53

1Co 15:51 ¡Mirad! Os revelo un misterio: No moriremos todos, mas todos seremos transformados.

1Co 15:52 En un instante, en un pestañear de ojos, al toque de la trompeta final, pues sonará la trompeta, los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados.

1Co 15:53 En efecto, es necesario que este ser corruptible se revista de incorruptibilidad; y que este ser mortal se revista de inmortalidad.

  1. Los ángeles recogen a los escogidos – Mat. 24:30-31

Mat 24:30  … y verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con gran poder y gloria.

Mat 24:31 El enviará a sus ángeles con sonora trompeta, y reunirán de los cuatro vientos a sus elegidos, desde un extremo de los cielos hasta el otro.

  1. Los santos son elevados hasta las nubes – 1Tes. 4:17

1Tes 4:17 Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Soberano en los aires. Y así estaremos siempre con el Soberano.

  1. Se realizan las bodas del Cordero – Apoc. 19:7-9

Rev 19:7 Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su Esposa se ha engalanado

Rev 19:8 y se le ha concedido vestirse de lino deslumbrante de blancura – el lino son las buenas acciones de los santos». –

Rev 19:9 Luego me dice: «Escribe: Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero.» Me dijo además: «Estas son palabras verdaderas de Elohim.»

  1. El Mesías baja a la tierra con sus santos – Apoc. 19:11-16

Rev 19:11 Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco: el que lo monta se llama «Fiel» y «Veraz»; y juzga y combate con justicia.

Rev 19:12 Sus ojos, llama de fuego; sobre su cabeza, muchas diademas; lleva escrito un nombre que sólo él conoce;

Rev 19:13 viste un manto empapado en sangre y su nombre es: La Palabra de Elohim.

Rev 19:14 Y los ejércitos del cielo, vestidos de lino blanco puro, le seguían sobre caballos blancos.

Rev 19:15 De su boca sale una espada afilada para herir con ella a los paganos; él los regirá con cetro de hierro; él pisa el lagar del vino de la furiosa cólera de Elohim, el Todopoderoso.

Rev 19:16 Lleva escrito un nombre en su manto y en su muslo: Rey de Reyes y Soberano de Soberanos.

  1. La Bestia combate al Mesías – Apoc 19:19

Rev 19:19 Vi entonces a la Bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos reunidos para entablar combate contra el que iba montado en el caballo y contra su ejército.

  1. La Bestia es echada al lago de fuego – Apoc. 19:19-21

Rev 19:19 Vi entonces a la Bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos reunidos para entablar combate contra el que iba montado en el caballo y contra su ejército.

Rev 19:20 Pero la Bestia fue capturada, y con ella el falso profeta – el que había realizado al servicio de la Bestia las señales con que seducía a los que habían aceptado la marca de la Bestia y a los que adoraban su imagen – los dos fueron arrojados vivos al lago del fuego que arde con azufre.

Rev 19:21 Los demás fueron exterminados por la espada que sale de la boca del que monta el caballo, y todas las aves se hartaron de sus carnes.»

      A- El juicio de la Bestia – 2Tes. 2:8

      2Tes 2:8 entonces se manifestará el Impío, a quien el Soberano destruirá con el soplo de su boca, y aniquilará con la Manifestación de su Venida.

B- Muere la Bestia – Dan. 7:11

Dan 7:11 Miré entonces, atraído por el ruido de las grandes cosas que decía el cuerno, y estuve mirando hasta que la bestia fue muerta y su cuerpo destrozado y arrojado a la llama de fuego.

C- Los otros reinos duran por más tiempo – Dan 7:12

Dan 7:12 A las otras bestias se les quitó el dominio, si bien se les concedió una prolongación de vida durante un tiempo y hora determinados.

      D- Aquí culmina la batalla en Armagedón – Apoc. 19:17-18

      Rev 19:17 Luego vi a un Ángel de pie sobre el sol que gritaba con fuerte voz a todas las aves que volaban por lo alto del cielo: «Venid, reuníos para el gran banquete de Elohim,

Rev 19:18 para que comáis carne de reyes, carne de tribunos y carne de valientes, carne de caballos y de sus jinetes, y carne de toda clase de gente, libres y esclavos, pequeños y grandes.»

  1. El Mesías se posa sobre el Monte Olivos – Zac. 14:4, 5

Zac 14:4 Se plantarán sus pies aquel día en el monte de los Olivos que está enfrente de Jerusalén, al oriente, y el monte de los Olivos se hendirá por el medio de oriente a occidente haciéndose un enorme valle: la mitad del monte se retirará al norte y la otra mitad al sur.

Zac 14:5 Y huiréis al valle de mis montes, porque el valle de los montes llegará hasta Yasol; huiréis como huisteis a causa del terremoto en los días de Ozías, rey de Judá. Y vendrá Yahweh mi Elohim y todos los santos con él.

A- Sucede la conversión nacional de Israel – Zac. 9:9,10; Zac. 12:7-10; 13:1

Zac 9:9 ¡Exulta sin freno, hija de Sión, grita de alegría, hija de Jerusalén! He aquí que viene a ti tu rey: justo él y victorioso, humilde y montado en un asno, en un pollino, cría de asna.

Zac 9:10 El suprimirá los cuernos de Efraím y los caballos de Jerusalén; será suprimido el arco de combate, y él proclamará la paz a las naciones. Su dominio irá de mar a mar y desde el Río hasta los confines de la tierra.

Zac 12:7 Salvará Yahweh en primer lugar a las tiendas de Judá, para que el prestigio de la casa de David y el prestigio de los habitantes de Jerusalén no se crezca sobre Judá.

Zac 12:8 Aquel día protegerá Yahweh a los habitantes de Jerusalén: el más flaco entre ellos será aquel día como David, y la casa de David será como Elohim, como un ángel de Yahweh, al frente de ellos.

Zac 12:9 Aquel día me dispondré a destruir a todas las naciones que vengan contra Jerusalén;

Zac 12:10 derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén un espíritu de gracia y de oración; y mirarán hacia mí. En cuanto a aquél a quien traspasaron, harán lamentación por él como lamentación por hijo único, y le llorarán amargamente como se llora amargamente a un primogénito.

Zac 13:1 Aquel día habrá una fuente abierta para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para lavar el pecado y la impureza.

  1. Satán será atado – Apoc. 20:1-3

Rev 20:1 Luego vi a un Ángel que bajaba del cielo y tenía en su mano la llave del Abismo y una gran cadena.

Rev 20:2 Dominó al Dragón, la Serpiente antigua – que es el Diablo y Satanás – y lo encadenó por mil años.

Rev 20:3 Lo arrojó al Abismo, lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan los mil años. Después tiene que ser soltado por poco tiempo.

  1. El Mesías se sienta en su trono, el trono de David – Mat. 25:31; Luc. 1:31-33

Mat 25:31 «Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, entonces se sentará en su trono de gloria.

Luk 1:31 vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.

Luk 1:32 El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Soberano Elohim le dará el trono de David, su padre;

Luk 1:33 reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»

  1. Se realiza el juicio de las naciones – Mat. 25:32, 33

Mat 25:32 Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos.

Mat 25:33 Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.

  1. Los mansos de las naciones son aceptados – Mat. 25:34-40

Mat 25:34 Entonces dirá el Rey a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo.

Mat 25:35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis;

Mat 25:36 estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.”

Mat 25:37 Entonces los justos le responderán: “Maestro, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber?

Mat 25:38 ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos?

Mat 25:39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?”

Mat 25:40 Y el Rey les dirá: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis.”

  1. Los impíos de las naciones serán destruidos – Mat. 25:41-45

Mat 25:41 Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles.

Mat 25:42 Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber;

Mat 25:43 era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis.”

Mat 25:44 Entonces dirán también éstos: “Maestro, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?”

Mat 25:45 Y él entonces les responderá: “En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo.”

  1. Los falsos obreros serán rechazados – Mat. 7:21-23

Mat 7:21 «No todo el que me diga: “Maestro, Maestro, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial.

Mat 7:22 Muchos me dirán aquel Día: “Maestro, Maestro, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”

Mat 7:23 Y entonces les declararé: “¡Jamás os conocí; apartaos de mí, agentes de iniquidad!”

  1. Los mansos heredarán el Reino – Dan. 7:13, 14, 22, 27

Dan 7:13 Yo seguía contemplando en las visiones de la noche: Y he aquí que en las nubes del cielo venía como un Hijo de hombre. Se dirigió hacia el Anciano y fue llevado a su presencia.

Dan 7:14 A él se le dio imperio, honor y reino, y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron. Su imperio es un imperio eterno, que nunca pasará, y su reino no será destruido jamás.

Dan 7:22 hasta que vino el Anciano a hacer justicia a los santos del Altísimo, y llegó el tiempo en que los santos poseyeron el reino.

Dan 7:27 Y el reino y el imperio y la grandeza de los reinos bajo los cielos todos serán dados al pueblo de los santos del Altísimo. Reino eterno es su reino, y todos los imperios le servirán y le obedecerán.»

  1. La recompensa del Reino será según sus obras – Luc. 19:11-27

Luk 19:11 Estando la gente escuchando estas cosas, añadió una parábola, pues estaba él cerca de Jerusalén, y creían ellos que el Reino de Elohim aparecería de un momento a otro.

Luk 19:12 Dijo pues: «Un hombre noble marchó a un país lejano, para recibir la investidura real y volverse.

Luk 19:13 Habiendo llamado a diez siervos suyos, les dio diez minas y les dijo: “Negociad hasta que vuelva.”

Luk 19:14 Pero sus ciudadanos le odiaban y enviaron detrás de él una embajada que dijese: “No queremos que ése reine sobre nosotros.”

Luk 19:15 «Y sucedió que, cuando regresó, después de recibir la investidura real, mandó llamar a aquellos siervos suyos, a los que había dado el dinero, para saber lo que había ganado cada uno.

Luk 19:16 Se presentó el primero y dijo: “Maestro, tu mina ha producido diez minas.”

Luk 19:17 Le respondió: “¡Muy bien, siervo bueno!; ya que has sido fiel en lo mínimo, toma el gobierno de diez ciudades.”

Luk 19:18 Vino el segundo y dijo: “Tu mina, Maestro, ha producido cinco minas.”

Luk 19:19 Dijo a éste: “Ponte tú también al mando de cinco ciudades.”

Luk 19:20 «Vino el otro y dijo: “Maestro, aquí tienes tu mina, que he tenido guardada en un lienzo;

Luk 19:21 pues tenía miedo de ti, que eres un hombre severo; que tomas lo que no pusiste, y cosechas lo que no sembraste.”

Luk 19:22 Dícele: “Por tu propia boca te juzgo, siervo malo; sabías que yo soy un hombre severo, que tomo lo que no puse y cosecho lo que no sembré;

Luk 19:23 pues ¿por qué no colocaste mi dinero en el banco? Y así, al volver yo, lo habría cobrado con los intereses.”

Luk 19:24 Y dijo a los presentes: “Quitadle la mina y dádsela al que tiene las diez minas.”

Luk 19:25 Dijéronle: “Maestro, tiene ya diez minas.”

Luk 19:26 – “Os digo que a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.”

Luk 19:27 «”Pero a aquellos enemigos míos, los que no quisieron que yo reinara sobre ellos, traedlos aquí y matadlos delante de mí.”»

  1. Se restaura el lenguaje puro – Sof. 3:9

Zof 3:9 Yo entonces volveré puro el labio de los pueblos, para que invoquen todos el nombre de Yahweh, y le sirvan bajo un mismo yugo.

Segunda Tabla

COMIENZA EL REINO MILENARIO ….

EL DIA DE YAHWEH

REPRESENTADO POR LA FIESTA DE LAS CABAÑAS

  1. Se inaugura el Reino con un Gran Banquete – Isa. 25:6-8

Isa 25:6 Hará Yahweh Sebaot a todos los pueblos en este monte un convite de manjares frescos, convite de buenos vinos: manjares de tuétanos, vinos depurados;

Isa 25:7 consumirá en este monte el velo que cubre a todos los pueblos y la cobertura que cubre a todos los gentes;

Isa 25:8 consumirá a la Muerte definitivamente. Enjugará el Soberano Yahweh las lágrimas de todos los rostros, y quitará el oprobio de su pueblo de sobre toda la tierra, porque Yahweh ha hablado.

  1. Nacerán niños durante el Reino – Isa. 65:20

Isa 65:20 No habrá allí jamás niño que viva pocos días, o viejo que no llene sus días, pues morir joven será morir a los cien años, y el que no alcance los cien años será porque está maldito.

  1. La tierra será saneada – Isa. 35:1-10

Isa 35:1 Que el desierto y el sequedal se alegren, regocíjese la estepa y la florezca como flor;

Isa 35:2 estalle en flor y se regocije hasta lanzar gritos de júbilo. La gloria del Líbano le ha sido dada, el esplendor del Carmelo y del Sarón. Se verá la gloria de Yahweh, el esplendor de nuestro Elohim.

Isa 35:3 Fortaleced las manos débiles, afianzad las rodillas vacilantes.

Isa 35:4 Decid a los de corazón intranquilo: ¡Animo, no temáis! Mirad que vuestro Elohim viene vengador; es la recompensa de Elohim, él vendrá y os salvará.

Isa 35:5 Entonces se despegarán los ojos de los ciegos, y las orejas de los sordos se abrirán.

Isa 35:6 Entonces saltará el cojo como ciervo, y la lengua del mudo lanzará gritos de júbilo. Pues serán alumbradas en el desierto aguas, y torrentes en la estepa,

Isa 35:7 se trocará la tierra abrasada en estanque, y el país árido en manantial de aguas. En la guarida donde moran los chacales verdeará la caña y el papiro.

Isa 35:8 Habrá allí una senda y un camino, senda de santidad se la llamará; no pasará el impuro por ella, ni los necios por ella vagarán.

Isa 35:9 No habrá león en ella, ni por ella subirá bestia salvaje, no se encontrará en ella; los rescatados la recorrerán.

Isa 35:10 Los redimidos de Yahweh volverán, entrarán en Sión entre aclamaciones, y habrá alegría eterna sobre sus cabezas. ¡Regocijo y alegría les acompañarán! ¡Adiós, penar y suspiros!

  1. Habrá alegría y paz completa – Zac. 8:3-6

Zac 8:3 Así dice Yahweh: Me he vuelto a Sión, y en medio de Jerusalén habito. Jerusalén se llamará Ciudad-de-Fidelidad, y el monte de Yahweh Sebaot, Monte-de-Santidad.

Zac 8:4 Así dice Yahweh Sebaot: Aún se sentarán viejos y viejas en las plazas de Jerusalén, cada cual con su bastón en la mano, por ser muchos sus días;

Zac 8:5 las plazas de la ciudad se llenarán de muchachos y muchachas en sus plazas jugando.

Zac 8:6 Así dice Yahweh Sebaot: Si ello parece imposible a los ojos del Resto de este pueblo, en aquellos días, ¿también a mis ojos va a ser imposible?, oráculo de Yahweh Sebaot.

 

  1. Habrá trabajo para todos – Isa. 65:21-23

Isa 65:21 Edificarán casas y las habitarán, plantarán viñas y comerán su fruto.

Isa 65:22 No edificarán para que otro habite, no plantarán para que otro coma, pues cuanto vive un árbol vivirá mi pueblo, y mis elegidos disfrutarán del trabajo de sus manos.

Isa 65:23 No se fatigarán en vano ni tendrán hijos para sobresalto, pues serán raza bendita de Yahweh ellos y sus retoños con ellos.

  1. La Piedra-Reino crecerá hasta llenar la tierra – Dan. 2:34, 35

Dan 2:34 Tú estabas mirando, cuando de pronto una piedra se desprendió, sin intervención de mano alguna, vino a dar a la estatua en sus pies de hierro y arcilla, y los pulverizó.

Dan 2:35 Entonces quedó pulverizado todo a la vez: hierro, arcilla, bronce, plata y oro; quedaron como el tamo de la era en verano, y el viento se lo llevó sin dejar rastro. Y la piedra que había golpeado la estatua se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra.

  1. Se celebra la Fiesta de las Cabañas en todo el mundo – Zac. 14:16-19

Zac 14:16 Y todos los supervivientes de todas las naciones que hayan venido contra Jerusalén subirán de año en año a postrarse ante el Rey Yahweh Sebaot y a celebrar la fiesta de las Tiendas.

Zac 14:17 Y para aquella familia de la tierra que no suba a Jerusalén a postrarse ante el Rey Yahweh Sebaot no habrá lluvia.

Zac 14:18 Si la familia de Egipto no sube ni viene, caerá sobre ella la plaga con que Yahweh herirá a las naciones que no suban a celebrar la fiesta de las Tiendas.

Zac 14:19 Tal será el castigo de Egipto y el castigo de todas las naciones que no suban a celebrar la fiesta de las Tiendas.

  1. Las aguas del conocimiento salen de Sión – Joel 3:17-21; Zac. 14:8; Eze. 47:9,12

Joel 3:17  Entonces sabrán que Yo soy el Soberano su Elohim, Que habito en Sion, Mi santo monte. Y Jerusalén será santa, Y los extranjeros no pasarán más por ella.

Joel 3:18  Y sucederá que en aquel día Los montes destilarán vino dulce, Las colinas fluirán leche, Y por todos los arroyos de Judá correrán las aguas; Brotará un manantial de la casa del Soberano Y regará el Valle de Sitim.

Joel 3:19  Egipto será una desolación, Y Edom será un desierto desolado, Por la violencia hecha a los hijos de Judá, En cuya tierra han derramado sangre inocente.

Joel 3:20  Pero Judá será habitada para siempre, Y Jerusalén por todas las generaciones.

Joel 3:21  Y Yo vengaré su sangre, que aún no he vengado, Pues el Soberano habita en Sion. (NBLH)

Zzc 14:8 Sucederá aquel día que saldrán de Jerusalén aguas vivas, mitad hacia el mar oriental, mitad hacia el mar occidental: las habrá tanto en verano como en invierno.

Eze 47:9 Por dondequiera que pase el torrente, todo ser viviente que en él se mueva vivirá. Los peces serán muy abundantes, porque allí donde penetra esta agua lo sanea todo, y la vida prospera en todas partes adonde llega el torrente.

Eze 47:12 A orillas del torrente, a una y otra margen, crecerán toda clase de árboles frutales cuyo follaje no se marchitará y cuyos frutos no se agotarán: producirán todos los meses frutos nuevos, porque esta agua viene del santuario. Sus frutos servirán de alimento, y sus hojas de medicina.»

  1. El Mesías va poniendo a sus enemigos bajos sus pies – 1Cor. 15:25-27

1Co 15:25 Porque debe él reinar hasta que ponga a todos sus enemigos bajo sus pies.

1Co 15:26 El último enemigo en ser destruido será la Muerte.

1Co 15:27 Porque ha sometido todas las cosas bajo sus pies. Mas cuando diga que «todo está sometido», es evidente que se excluye a Aquel que ha sometido a él todas las cosas.

  1. El gobierno de Sión será modelo de los demás – Isa. 2:2,3

Isa 2:2 Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahweh será asentado en la cima de los montes y se alzará por encima de las colinas. Confluirán a él todas las naciones,

Isa 2:3 y acudirán pueblos numerosos. Dirán: «Venid, subamos al monte de Yahweh, a la Casa del Elohim de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos.» Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahweh.

  1. Será un reino supremo, universal, próspero – Mika 4:1-4

Mic 4:1 Sucederá en días futuros que el monte de la Casa de Yahweh será asentado en la cima de los montes, y se alzará por encima de las colinas. Y afluirán a él los pueblos,

Mic 4:2 acudirán naciones numerosas y dirán: «Venid, subamos al monte de Yahweh, a la Casa del Elohim de Jacob, para que él nos enseñe sus caminos, y nosotros sigamos sus senderos». Pues de Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la palabra de Yahweh.

Mic 4:3 El juzgará entre pueblos numerosos, y corregirá a naciones poderosas; forjarán ellas sus espadas en azadones, y sus lanzas en podaderas. No blandirá más la espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.

Mic 4:4 Se sentará cada cual bajo su parra, y bajo su higuera, sin que nadie le inquiete, ¡la boca de Yahweh Sebaot ha hablado!

  1. Se restaura el sistema de los jueces – Isa. 1:26

Isa 1:26 Voy a volver a tus jueces como eran al principio, y a tus consejeros como antaño. Tras de lo cual se te llamará Ciudad de Justicia, Villa-leal.

  1. Habrá paz para los pueblos – Isa. 32:1-3; 15-18

Isa 32:1 He aquí que para hacer justicia reinará un rey, y los jefes juzgarán según derecho.

Isa 32:2 Será cada uno como un sitio abrigado contra el viento y a cubierto del temporal; como fluir de aguas en sequedal, como sombra de peñón en tierra agostada.

Isa 32:3 No se cerrarán los ojos de los videntes, y los oídos de los que escuchan percibirán;

Isa 32:15 Al fin será derramado desde arriba sobre nosotros espíritu. Se hará la estepa un vergel, y el vergel será considerado como selva.

Isa 32:16 Reposará en la estepa la equidad, y la justicia morará en el vergel;

Isa 32:17 el producto de la justicia será la paz, el fruto de la equidad, una seguridad perpetua.

Isa 32:18 Y habitará mi pueblo en albergue de paz, en moradas seguras y en posadas tranquilas.

  1. Habrá “salvadores” y salvados – Abd. 1:21

Abd. 1:21  Los libertadores subirán al Monte Sion Para juzgar al monte de Esaú, Y el reino será del Soberano. (NBLH)

  1. Los animales se volverán mansos – Isa. 11:6-10

Isa 11:6 Serán vecinos el lobo y el cordero, y el leopardo se echará con el cabrito, el novillo y el cachorro pacerán juntos, y un niño pequeño los conducirá.

Isa 11:7 La vaca y la osa pacerán, juntas acostarán sus crías, el león, como los bueyes, comerá paja.

Isa 11:8 Hurgará el niño de pecho en el agujero del áspid, y en la hura de la víbora el recién destetado meterá la mano.

Isa 11:9 Nadie hará daño, nadie hará mal en todo mi santo Monte, porque la tierra estará llena de conocimiento de Yahweh, como cubren las aguas el mar.

 

 

 

 

Tercera Tabla

FINALIZA EL REINO MILENARIO DEL MESÍAS

COMIENZA EL REINO ETERNO DEL PADRE

  1. Satán es desatado – Apoc. 20:3,7

Rev 20:3 Lo arrojó al Abismo, lo encerró y puso encima los sellos, para que no seduzca más a las naciones hasta que se cumplan los mil años. Después tiene que ser soltado por poco tiempo.

Rev 20:7 Cuando se terminen los mil años, será Satanás soltado de su prisión

  1. Satán sale a engañar a las naciones – Apoc. 20:8

Rev 20:8 y saldrá a seducir a las naciones de los cuatro extremos de la tierra, a Gog y a Magog, y a reunirlos para la guerra, numerosos como la arena del mar.

  1. Atacan el campamento de los santos – Apoc. 20:9ª

Rev 20:9a Subieron por toda la anchura de la tierra y cercaron el campamento de los santos y de la Ciudad amada. …

  1. Cae fuego sobre los rebeldes – Apoc. 20:9b

Rev 20:9b … Pero bajó fuego del cielo y los devoró.

  1. Satán es echado al lago de fuego – Apoc. 20:10

Rev 20:10 Y el Diablo, su seductor, fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde están también la Bestia y el falso profeta.

  1. Ocurre la segunda resurrección – Apoc. 20:12, 13

Rev 20:5 Los demás muertos no revivieron hasta que se acabaron los mil años.

Rev 20:12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono; fueron abiertos unos libros, y luego se abrió otro libro, que es el de la vida; y los muertos fueron juzgados según lo escrito en los libros, conforme a sus obras.

Rev 20:13 Y el mar devolvió los muertos que guardaba, la Muerte y el Hades devolvieron los muertos que guardaban, y cada uno fue juzgado según sus obras.

 

  1. Se realiza el Juicio Final – Apoc. 20:11

Rev 20:11 Luego vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado sobre él. El cielo y la tierra huyeron de su presencia sin dejar rastro.

  1. Destrucción de los no-inscitos en el Libro – Apoc. 20:

Rev 20:14 La Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego – este lago de fuego es la muerte segunda –

Rev 20:15 y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.

  1. El Mesías entrega el Reino al Padre y se le sujeta – 1Cor. 15:28

1Co 15:28 Cuando hayan sido sometidas a él todas las cosas, entonces también el Hijo se someterá a Aquel que ha sometido a él todas las cosas, para que Elohim sea todo en todo.

  1. Entonces hay cielo nuevo y tierra nueva – Apoc. 21:1

Rev 21:1 Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva – porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar no existe ya.

  1. Luego baja la Nueva Jerusalem – Apoc. 21:2

Rev 21:2 Y vi la Ciudad Santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, de junto a Elohim, engalanada como una novia ataviada para su esposo.

  1. Yahweh mora otra vez con su pueblo – Apoc. 21:3, 4

Rev 21:3 Y oí una fuerte voz que decía desde el trono: «Esta es la morada de Elohim con los hombres. Pondrá su morada entre ellos y ellos serán su pueblo y él Elohim – con – ellos, será su Elohim.

Rev 21:4 Y enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá ya muerte ni habrá llanto, ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado.»

Aquí comienza el Reino eterno del Padre, del cual las Escrituras no revelan casi nada.

Apoc. 22: 1-5

Yosef Alvarez

Asambleia de Yahweh

Tags: