Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
¿RECHAZÓ EL ETERNO A SU PUEBLO ISRAEL?

¿RECHAZÓ EL ETERNO A SU PUEBLO ISRAEL?

Shalom, amigos y hermanos.

Me gustaría compartir hoy con todos ustedes, un tema que está muy de moda hoy en día en casi la mayoría de iglesias de la cristiandad, y que me gustaría aclarar para conocer el origen de éste tema que en realidad no enseñan las Escrituras y muchos pastores, sacerdotes, etc., han torcido para su propio beneficio haciendo así desviarse de las sendas trazadas por el Eterno a muchas personas.

Para comenzar, me gustaría leer la primera parte de Romanos 11:1, que dice: “¿Acaso rechazó el Eterno a su pueblo?”

Uno de los más grandes malentendidos de la relación Iglesia/Israel se llama la «Teología del Reemplazo».

Esta teología enseña que a la Iglesia se le han dado las promesas que se le hicieron a Israel, a causa de la incredulidad de Israel y de su rechazo del Mesías. Así, estos teólogos enseñan que la Iglesia ha reemplazado a Israel y que los judíos no tienen ningún futuro en el Plan Divino.

Esta teología se disfraza bajo un sinnúmero de nombres: «Teología del Dominio»; «Teología del Reino Ahora»; «Teología del Pacto» o «Teología Reconstruccionista» entre otros.

Esta teología la sostienen sobretodo los post-milenia-listas, los ami-linia-listas y algunos premi-linia-listas. Uno de los mayores problemas con la teología del reemplazo es que, falsamente, coloca al Creador como culpable de no cumplir sus promesas con Israel, a quien pertenecen. Leamos Romanos 9:3-4, que dice:

Porque deseara yo mismo ser apartado del Mesías por mis hermanos, los que son mis parientes según la carne; Que son israelitas, de los cuales es la adopción, y la gloria, y el pacto, y la entrega de la ley, y el culto, y las promesas.

Estas promesas incluyen:

Promesa de una tierra (Gn. 12:7; 13:15-16; 17:7-8).

Gén 12:7 Y apareció Yahweh a Abram, y le dijo: A tu simiente daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Yahweh, que le había aparecido.

  1. Promesa de recoger a Israel y restaurar el Reino de Israel con el Mesías como Rey (Dt. 30:1-5; Is. 9:6-7; 11:1-16; Jer. 23:5-6; vea también: Dt. 28:1-14; 2 S. 7:4-14; 1Cr. 17; Sal. 89; Is. 2:1-4; 14:1; 25:1-27:13; 56:1-18; 60:1-22; 62:1-12; 65:17-25; 66:7-9; Jer. 16:14-15; 30:1-33:26; Ez. 33:1-39:29; 40:1-48:35; Os. 11:1-14:9; Jl. 2:18-3:21; Am. 9:11-15; Miq. 4:1-8ss; 7:11-20; Sf. 3:9-20; Hag. 2:20-23; Zac. 14; Dn. 2:44.)

Deu 30:1-5 Y SERA que, cuando te sobrevinieren todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y volvieres a tu corazón en medio de todas las naciones a las cuales Yahweh tu Poderoso te hubiere echado, Y te convirtieres a Yahweh tu Poderoso, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, Yahweh también volverá tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y tornará a recogerte de todos los pueblos a los cuales te hubiere esparcido Yahweh tu Poderoso. Si hubieres sido arrojado hasta el extremo de los cielos, de allí te recogerá Yahweh tu Poderoso, y de allá te tomará: Y te

volverá Yahweh tu Poderoso a la tierra que heredaron tus padres, y la poseerás; y te hará bien, y te multiplicará más que a tus padres.

Pero, ¿de dónde surgió esta enseñanza? Veamos.

En el 70 de la E.C. los romanos bajo el general Tito destruyeron por completo la ciudad de Jerusalem y el Templo. Más tarde la rebelión de Bar Kokh – bá fue aplastada por Adriano, los judíos fueron esparcidos por todo el imperio romano como esclavos y desterrados de su patria por dos mil años.

Como justificación al antisemitismo y a todas sus desgracias, se creyó que todos sus males eran causados por haber matado al Mesías.

La destrucción del templo fue profetizada en Daniel 8:13

Y oí un santo que hablaba; y otro de los santos dijo a aquél que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la transgresión asoladora que pone el santuario y el ejército para ser pisoteados?

9:27 Y en otra semana confirmará el pacto a muchos, y a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda: después con la muchedumbre de las abominaciones será el desolar, y esto hasta una entera consumación; y se derramará la ya determinada sobre el pueblo asolado.

Mat. 24:15. Por tanto, cuando ustedes vieren la abominación del asolamiento, que fue dicha por Daniel el profeta, que estará en el lugar santo, (el que lee, entienda)

Durante el siglo segundo, los “padres de la iglesia” comenzaron a finalizar lo que sería más tarde la base teológica de la iglesia cristiana, donde la filosofía griega reemplaza a la teología hebrea.

Ahora Roma sustituye a Jerusalem, los gentiles a los hebreos, el domingo por el sábado, las fiestas levíticas por fiestas paganas etc. Muy pronto el sistema universal de creencias paganas y religiosas, dio paso a la iglesia Católica.

Agustín en su libro “La ciudad de Dios”, desarrolló la idea de que “la iglesia e Israel serán bendecidas por el regreso y reinado del Mesías en la tierra, pero la iglesia reemplaza a Israel para siempre. Roma es ahora el centro de adoración, la nueva Jerusalem, el judaísmo es una religión imperfecta y reemplazada por el evangelio, todo el fundamento fue reemplazado por el conocimiento griego.”

Ya para el 325 de la E.C., el concilio de Nicea, adoptaba esta teología de enfoque griego, y durante 1600 años fue utilizada para perseguir a los judíos y fundamentar su odio.

El prejuicio, el odio y el celo son obstáculos que tienen que ser destituidos para que ellos conozcan al Mesías, y la iglesia es responsable de esta labor, “Y dirá: Allanen, allanen; barran el camino, quiten los tropiezos del camino de mi pueblo.” Isaias 57:14.

El cristianismo debe ser liberado de esa mentira, porque somos parte de la Casa de Israel, un solo cuerpo.

La Teología de Reemplazo dice que Israel es imperfecta, no tiene las promesas y ha sido reemplazado por la iglesia.

La iglesia es la Israel espiritual, la perfecta, que tiene todas las bendiciones y promesas, que Israel es maldita y esta marginada ante Dios.

Según la teología de Pablo, el formador de la iglesia, Israel es el olivo natural (Rom. 11) y los gentiles creyentes son injertados como una rama.

Nunca Pablo enseñó que Israel sería reemplazada. La iglesia es parte de la Casa de Israel, porque el Todopoderoso no tiene dos heredades ni tampoco dos esposas.

El eterno es fiel a las promesas y a su cumplimiento. La iglesia es coheredera (ambos judíos – gentiles).

Efesios 3:6.-

Ese misterio consiste en que los gentiles sean coherederos, miembros del mismo cuerpo, y participes de la promesa en el Mesías, por medio del evangelio.”

El Todopoderoso no ha rechazado a Israel, sus promesas son eternas y el pacto es incondicional, no es trasferible. La gracia del Eterno es para todos sin excepción de grupos étnicos.

El Todopoderoso no se ha separado de Israel, en el libro de Jeremías, Él habla de la separación, pero también habla de la restauración, “Convertíos hijos rebeldes, dice el Eterno, porque yo soy vuestro esposo.” Jeremías 3:14.

Por que vine, y nadie apareció, llamé y nadie respondió. ¿Acaso se acortó mi MANO para Redimir? ¿NO TENGO FUERZAS PARA SALVAR? “ Isaías 50:2.

Yahoshúa dijo que la Ley había dado la opción de cartas de divorcio pero esto no era lo que el Padre quería; esta no era la mejor forma de desatar el matrimonio, Mateo 19:8 dice:

Por la dureza de su corazón Moisés les permitió repudiar a sus mujeres: mas al principio no fue así.”

De igual manera el Eterno no ha roto su relación con Israel; esa idea es contraria a su Palabra.

Yahwéh es un Elohim de alianzas.

El hizo alianza con Abraham, Isaac, Jacob y su descendencia, la Casa de Israel. Su alianza es eterna, incondicional y de amor eterno como su palabra.

En el libro de Romanos, capitulo 4 y 5, Pablo declara que las promesas a Israel, fueron dadas por la fe de los patriarcas, y no sobre la base de castigo y recompensa. Si el pueblo judío existe hoy en día, sobreviviendo a holocaustos, exilios, etc. es porque se tienen que cumplir la Escrituras, la promesa a Abraham.

Los gentiles a través del Mesías y los justos son parte de la Casa de Israel, y heredan también todas las bendiciones, no reemplazan a nadie, sino son injertados al olivo.

Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, y juicio, y misericordia, y compasiones.” Oseas 2:19 (RVR2011)

“¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque se olviden ellas, yo no me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas te tengo esculpida: delante de mí están siempre tus muros.“ Isaías 49:15-16.

Porque tú eres pueblo santo a Yahweh tu Poderoso: Yahweh tu Poderoso te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra.“ Deuteronomio 7:6

Mas tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, simiente de Abraham mi amigo. Porque te tomé de los extremos de la tierra, y de sus principales te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú, te escogí, y no te deseché.” Isaías 41:8-9

Así ha dicho Yahweh, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche; que parte el mar y braman sus ondas; Yahweh de los ejércitos es su nombre: Si estas leyes faltaren delante de mí, dice Yahweh, también la simiente de Israel faltará para no ser nación delante de mí todos los días.” Jeremías 31:35-36

Porque no dejará Yahwéh su pueblo, Ni desamparará su heredad; “ Salmo 94:14

Mas tú, Israel, siervo mío eres, tú, Jacob, á quien yo escogí, simiente de Abraham mi amigo. Porque te tomé de los extremos de la tierra, y de sus principales te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú, te escogí, y no te deseché.” Isaías 41:8-9

“¿Cómo tengo que dejarte, oh Efraím (Israel)? ¿He de entregarte yo, Israel? ¿Cómo podré yo hacerte como Adma, ni ponerte como a Zeboím? Mi corazón se revuelve dentro de mí, se inflaman todas mis compasiones. No ejecutaré el furor de mi ira, no volveré para destruir a Efraím (Israel): porque el Poderoso soy, y no hombre; el Santo en medio de ti: y no entraré en la ciudad.” Oseas 11:8-9

Yahwéh se manifestó á mí ya mucho tiempo ha, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto te soporté con misericordia.” Jer. 31:3

Porque la parte de Yahwéh es su pueblo; Jacob (Israel) la cuerda de su heredad.” Deut. 32:9

Él no ha olvidado su pacto ni las promesas que nos hizo. Hizo el pacto con Abraham, y se lo confirmó a Isaac. Con Israel lo estableció como un pacto para toda la vida” Sal. 105:8-10 (TLA)

Porque no desechará YHWH a su pueblo, ni desamparará a su herencia “ Sal. 94:14 (VM)

En aquel tiempo no esperaban un Mesías, no tenían parte en el pueblo de Israel y no les correspondían las alianzas del Eterno ni sus promesas; ustedes vivían en este mundo sin esperanza y sin YHWH.” Efesios 2:12 (BL95)

Bien: por su incredulidad fueron quebradas, mas tú por la fe estás en pie. No te jactes, antes teme. Que si el Poderoso no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará.“ Romanos 11:20-21

Así que digo esto: La Alianza confirmada antes por Elohim no la abroga la Torah, que vino 430 años después, para invalidar la promesa. Porque si la herencia dependiera de una ley, ya no sería por la promesa; pero a Avraham, Elohim le ha dado gratuitamente la herencia por medio de una promesa.” Gal. 3:17-18 (VIN)

La posición anti-Israel continuó en el cristianismo hasta que surgió en el siglo 19 la teología de las dispensaciones y el pre-milenio. La mayoría de los teólogos aceptan la teología de reemplazo como válida.

Con el surgimiento del estado judío en 1948 (sionismo), los de la dispensación consideraron el establecimiento del estado judío como una profecía de la segunda venida, otros grupos están neutrales y otros antagónicos a esta profecía.

En los últimos 15, años con el surgimiento del enfoque a las raíces hebreas, muchos grupos cristianos sean convencidos del error histórico de esta teología.

Uno de los puntos principales de la Teología del Reemplazo es su falso reclamo de que Elohim ha rechazado a Israel. Las Escrituras, sin embargo, son muy claras.

Elohim prometió en el Tanak no rechazar a Israel, diciendo: «Así dice YHWH, quien da el sol para luz de día, y el orden fijado de la luna y las estrellas para luz de noche, quien agita el mar para que sus olas rujan; YHWH de los Ejércitos es su nombre.

Si este orden fijado se aparta de delante de mí, declara YHWH, entonces la simiente de Israel también cesará de ser una nación delante de mí para siempre. Así dice YHWH, si los cielos arriba pueden medirse, y los fundamentos de la tierra pueden escudriñarse abajo, entonces yo también desecharé la simiente Israel por todo lo que han hecho; declara YHWH.» (Jer. 31:35-37).

Pongamos ahora un ejemplo práctico con un grupo religioso que conozco muy de cerca…

Éste grupo cristiano, al igual que TODAS las religiones del mundo, dicen que son la única religión verdadera y que todas las demás están equivocadas. Aunque es cierto que tienen la razón en la verdad sobre muchas de las enseñanzas de la Biblia, como en lo que se refiere a la falsedad sobre la Trinidad, o el infierno, o el alma inmortal, etc., también hay muchas otras cosas que, ya sea por desconocimiento tanto de la cultura como del idioma hebreo, o ya sea porque así lo han entendido e interpretado, no son las que enseña la Biblia. De ésta cosas que no enseña la Biblia, sino que ellos así interpretan, es de lo que quisiera hablar hoy.

Vamos a ver una de las enseñanzas que comparten con religiones como los católicos, protestantes y otras iglesias de la cristiandad.

Para ello, voy a estar usando de forma alterna, algunas enseñanzas de éste grupo, versículos de la Biblia en diferentes traducciones, e información histórica y cultural de enciclopedias como, el diccionario de palabras hebreas, arameas y griegas Strong.

Empezamos. Voy primer a leer algunas de las enseñanzas de éste grupo. Para diferenciar lo que ellos enseñan en sus publicaciones, y las explicaciones bíblicas que les mostraré, cuando lea literalmente lo que ellos enseñan, usaré los títulos que ellos usan, como Dios, Jesucristo, o Jehová. Cuando yo dé las explicaciones bíblicas, usaré los títulos hebreos correctos, como Yahweh, Yahoshúa o Elohim. Así podremos diferenciar mejor lo que es enseñanza de éste grupo y lo que enseña la Biblia realmente.

Los judíos ya no son el pueblo de Dios”

Definición de judíos: “… el término se refiere a personas de ascendencia hebrea y a otras personas que se han convertido al judaísmo. La Biblia también llama la atención de que hay cristianos que son judíos en sentido espiritual, quienes componen el Israel de Dios.

¿Son los judíos naturales de hoy día el pueblo escogido de Dios?

[… ] Considere: Después del exilio en Babilonia, cuando Israel volvió a su tierra, el pueblo tenía que restablecer la adoración verdadera en la tierra que Dios les había dado. Uno de los primeros proyectos que emprendieron fue la reconstrucción del templo de Jehová en Jerusalén. No obstante, desde que los romanos destruyeron a Jerusalén en 70 E.C., el templo no ha sido

reconstruido de nuevo. Más bien, en lo que anteriormente era la zona del templo hay un santuario islámico. Si los judíos, quienes dicen que están bajo el pacto de la Ley de Moisés, estuvieran hoy día en Jerusalén como pueblo escogido de Dios, ¿no habría sido reconstruido el templo dedicado a Su adoración?

Mat. 21:42, 43: “Jesús les dijo [a los principales sacerdotes y a los ancianos de los judíos de Jerusalén]: „¿Nunca leyeron en las Escrituras: “La piedra que los edificadores rechazaron es la que ha venido a ser la principal piedra angular. De parte de Jehová ha venido a ser esto, y es maravilloso a nuestros ojos”? Es por eso que les digo: El reino de Dios les será quitado a ustedes y será dado a una nación que produzca sus frutos.

Mat. 23:37, 38: “Jerusalén, Jerusalén, la que mata a los profetas y apedrea a los que son enviados a ella,… ¡cuántas veces quise reunir a tus hijos, como la gallina reúne sus pollitos debajo de sus alas! Pero ustedes no lo quisieron. ¡Miren! Su casa se les deja abandonada a ustedes.”

El pacto de Dios con Abrahán ¿da garantía de que los judíos sigan siendo el pueblo escogido de Dios?

Gál. 3:27-29: “Todos ustedes que fueron bautizados en Cristo se han vestido de Cristo. No hay ni judío ni griego, no hay ni esclavo ni libre, no hay ni macho ni hembra; porque todos ustedes son una persona en unión con Cristo Jesús. Además, si pertenecen a Cristo, realmente son descendencia de Abrahán, herederos con respecto a una promesa.” (Por lo tanto, desde el punto de vista de Dios, ya no es el ser descendiente natural de Abrahán lo que determina quiénes son la descendencia de Abrahán.)

¿Se convertirán todos los judíos a la fe en Cristo y alcanzarán la salvación eterna?

Rom. 11:25, 26: “No quiero, hermanos, que ignoren este secreto sagrado, para que no sean discretos a sus propios ojos: que un embotamiento de las sensibilidades le ha sucedido en parte a Israel hasta que el número completo de la gente de las naciones haya entrado, y de esta manera [“de esta manera”, VM, Str; “así”, BJ, CI; houtos, en griego] todo Israel será salvo.” (Note que la salvación de “todo Israel” se logra, no por la conversión de todos los judíos, sino por „entrar gente de las naciones gentiles. Algunos traductores han vertido el versículo 26 de la siguiente manera: “Y después de esto los demás de Israel obtendrán la salvación”. Pero A Manual Greek Lexicon of the New Testament [Edimburgo, 1937, G. Abbott-Smith, pág. 329] define houtos con el significado: “de esta manera, así”.)

Para entender correctamente lo que está escrito en Romanos 11:25, 26, debemos también tomar en consideración las siguientes declaraciones que aparecen en capítulos anteriores de la carta a los Romanos: “No es judío el que lo es por fuera, ni es la circuncisión la que está afuera en la carne. Mas es judío el que lo es por dentro, y su circuncisión es la del corazón por espíritu, y no por un código escrito” (2:28, 29). “No todos los que provienen de Israel son realmente „Israel.” (9:6.)

¿Es necesario que los judíos pongan fe en Jesucristo para que sean salvos?

Isaías 53:1-12 predijo la muerte del Mesías, „que llevaría el pecado de muchos e intercedería a favor de los transgresores. Daniel 9:24-27 relacionó la venida y la muerte del Mesías con “poner fin al pecado, y expiar la iniquidad” (VV [1977]). Ambos pasajes muestran que los judíos necesitaban tal intercesión y perdón. ¿Podían ellos rechazar al Mesías y esperar que tendrían la aprobación del que lo había enviado?

Hech. 4:11, 12: “[Respecto a Jesucristo, el apóstol Pedro fue movido por espíritu santo a decir a los gobernantes judíos y a los ancianos de Jerusalén:] Esta es „la piedra que fue tratada por ustedes los edificadores como de ningún valor que ha venido a ser cabeza del ángulo. Además, no hay salvación en ningún otro, porque no hay otro nombre debajo del cielo que se haya dado entre los hombres mediante el cual tengamos que ser salvos.” (Aunque la nación del Israel natural ya no disfruta del

favor especial de Dios, el camino está abierto para que judíos individualmente —así como sucede en el caso de gente de todas las naciones— se beneficien de la salvación que ha sido hecha posible mediante Jesús el Mesías.)

¿Cumplen profecía bíblica los sucesos que están teniendo lugar hoy día en Israel?

Eze. 37:21, 22, VV (1960): “Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas las partes, y los traeré a su tierra; y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey.” (Actualmente Israel no es una nación bajo el mando de un rey de la línea real de David. Lo que tienen es una república.)

Isa. 2:2-4, VV (1960): “Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová, como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. […] Y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.” (Actualmente, en Jerusalén, donde anteriormente estaba ubicado el templo, no hay ninguna “casa del Dios de Jacob”, sino, en su lugar, un santuario islámico. Y ni Israel ni las naciones vecinas dan señal de que estén dispuestas a „volver sus espadas en rejas de arado. Para la supervivencia dependen de la preparación militar.)

Isa. 35:1, 2, VV (1960): “Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo se gozará y florecerá como la rosa. Florecerá profusamente, y también se alegrará y cantará con júbilo; la gloria del Líbano le será dada, la hermosura del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Jehová, la hermosura del Dios nuestro.” (En Israel se han emprendido con éxito proyectos extraordinarios de irrigación y reforestación. Pero sus líderes no dan crédito al Señor Dios. Como dijo un ex primer ministro, David Ben-Gurion: “Israel está resuelto […] a conquistar el desierto y a hacerlo florecer mediante el poder de la ciencia y del espíritu pionero, y a transformar el país en un bastión de la democracia”.)

Zac. 8:23, VV (1960): “En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros.” (¿A qué Dios se refiere la profecía? En el lenguaje hebreo su nombre [יהוה , que se traduce comúnmente Jehová] aparece más de 130 veces tan solo en este libro de las Sagradas Escrituras. Hoy, cuando alguien usa ese nombre, ¿concluye la gente que tal persona tenga que ser judía? No; por muchos siglos la superstición ha hecho que el pueblo judío en conjunto se haya abstenido de pronunciar el nombre personal de Dios. El presente aumento en el interés religioso con referencia al Israel natural no encuadra con esta profecía.)

Entonces, ¿cómo ha de verse lo que está ocurriendo en el Israel del día moderno? Simplemente como parte de desenvolvimientos mundiales que se predijeron en la Biblia. Entre ellos figuran la guerra, el desafuero, el enfriamiento del amor a Dios y el amor al dinero. (Mat. 24:7, 12; 2 Tim. 3:1-5.)

¿Entre quiénes se están cumpliendo en la actualidad las profecías relativas a la restauración de Israel?

Gál. 6:15, 16: “Ni la circuncisión es nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación es algo. Y a todos los que hayan de andar ordenadamente por esta regla de conducta, sobre ellos sea paz y misericordia, sí, sobre el Israel de Dios.” (Así que el cumplir el requisito impuesto a Abrahán, que todos los varones de su familia se circuncidaran, no es lo que determina quiénes componen el “Israel de Dios”. Más bien, como se declara en Gálatas 3:26-29, los que pertenecen a Cristo y que son hijos de Dios engendrados por espíritu “realmente son descendencia de Abrahán”.)

Jer. 31:31-34: “„¡Mira! Vienen días, es la expresión de Jehová, „y yo ciertamente celebraré con

la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto […] Y ya no enseñarán cada uno a su compañero y cada uno a su hermano, diciendo: “¡Conozcan a Jehová!” Porque todos ellos me conocerán, desde el menor de ellos aun hasta el mayor de ellos, es la expresión de Jehová.” (Ese nuevo pacto fue hecho, no con la nación del Israel natural, sino con los seguidores leales de Jesucristo a quienes se había extendido la esperanza de vida celestial. Cuando instituyó la Conmemoración de su muerte, Jesús les dio una copa de vino y dijo: “Esta copa significa el nuevo pacto por virtud de mi sangre” [1 Cor. 11:25].)

Rev. 7:4: “Oí el número de los que fueron sellados, ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de toda tribu de los hijos de Israel.” (Pero en los versículos siguientes se hace mención de “la tribu de Leví” y de “la tribu de José”. Estas no se hallaban en las listas de las 12 tribus del Israel natural. Es interesante el hecho de que, aunque se dice que habría quienes serían “sellados de toda tribu”, no se menciona a las tribus de Dan y Efraín. [Compárese con Números 1:4-16.] Este pasaje tiene que referirse al Israel espiritual de Dios, a personas de quienes Revelación 14:1-3 muestra que participarán con Cristo en su Reino celestial.)

Heb. 12:22: “Ustedes se han acercado a un monte Sión y a una ciudad del Dios vivo, a Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles.” (Así que no es a la Jerusalén terrestre, sino a la “Jerusalén celestial” a la que los cristianos verdaderos miran a la espera del cumplimiento de las promesas de Dios.)

(Razonamiento, pag. 217-222)

B.-

Veamos ahora la definición de “judío” según las Escrituras.

La primera vez que sale en la Biblia la palabra “judío”, es en el libro de Ester 2:5.

Ester 2:5 Cierto hombre, un judío, se hallaba en Susa el castillo, y su nombre era Mardoqueo hijo de Jaír hijo de Simeí hijo de Quis un benjaminita. (TNM)

E.-

En el diccionario Strong, se define la palabra judío de la siguiente manera:

H3064

yahudí

patronímico de H3063; jaudita (i.e. judaita o judío), o descendiente de Judá:- judío.

H3063

Yahudá

de H3034; el que celebra a YHWH; Jahudá (o Judá), nombre de cinco israelitas; también de la tribu descendiente del primero y de su territorio:- Judá.

Juan 4:9 La mujer samaritana le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí. (RV60)

Jesús era judío, y no practicaba la religión del judaísmo, lo que incluye el Talmud. Él solamente se centraba en la Toráh, sin añadiduras.

Hch 18:2 Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. (RV60)

Aquila y Priscila, eran judíos, no nacidos en Israel, sino en el Ponto (Galacia), lo que hoy es Turquía. Ellos no practicaban el judaísmo, de hecho eran gentiles que al aceptar las enseñanzas de Yahoshúa, se hicieron “judíos de corazón”.

Hch 18:24-28

Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras.

Este había sido instruido en el camino de YHWH; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente a YHWH, aunque solamente conocía el bautismo de Juan.

Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de YHWH.

Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído; porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Yahoshúa era el Mesías.

Otra vez vemos que a un gentil, en éste caso a Apolos, de Alejandría (cerca de Grecia), se le llama “un judío”, que predicaba, ¿dónde?, en las sinagogas, al igual que Yahoshúa, Pablo y los otros discípulos. ¿Y con quién se encontró en la sinagoga en donde se reunían? A Aquila y Priscila, otros dos “exgentiles” como Apolos, que ahora eran judíos al igual que Apolos. ¿De qué manera eran judíos? Bien, según las Escrituras, todo el que desee seguir al Elohim de Abraham, Isaac y Jacob, que fuera gentil (de entre las naciones), podía hacerlo si se apegaba a la Toráh del Eterno y a su pueblo Israel.

Lev 17:8 Les dirás también: Cualquier varón de la casa de Israel, o de los extranjeros que peregrinan entre ustedes, que ofreciere holocausto o sacrificio, Y no lo trajere a la puerta de la tienda de reunión, para hacerlo a Yahweh, el tal varón será igualmente cortado de su pueblo.

Eze 47:22 Y será que echarán sobre ella suertes por herencia para ustedes, y para los extranjeros que peregrinan entre ustedes, que entre ustedes han engendrado hijos: y los tendrán como naturales entre los hijos de Israel; echarán suertes con ustedes para heredarse entre las tribus de Israel.

Romanos 1:16-17 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder del Poderoso para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia del Poderoso se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Juan 4:22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.

En estos dos versículos, claramente enfatiza dos puntos:

1) YHWH salva en primer lugar a los judíos, y en segundo lugar a los gentiles;

2) la salvación viene de los judíos, no de un judío, dice de LOS JUDÍOS, haciendo referencia a la promesa que YHWH le hizo a Abraham (Gén. 13:16, 15:5, 17:10, 28:14, etc…) ¿Cómo podemos saber si somos descendientes de Abraham, es decir, parte del pueblo escogido por el Eterrno, Israel? Lo dice claramente en Gálatas 3:29.-

Gál 3:29 Y si vosotros sois del Mesías, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

La palabra “linaje” en griego es “sperma” (Strong G4690). Entonces, el linaje, la semilla, el esperma de Abraham, sus descendientes son los herederos según la promesa. ¿Qué promesa? La promesa que YHWH le hizo a Abraham de que su descendencia, su linaje sería como las estrellas del cielo y la arena del mar. ¿Se ha cumplido eso con el pueblo judío? Aún no. ¿Se ha cumplido con éste grupo religioso al que hacemos referencia? Por supuesto que no. En número hay más judíos que gentiles de éste grupo religioso, por lo tanto se refiere a una promesa en el futuro, cuando solamente estén las personas que adoran al Elohim verdadero y los demás sean destruidos.

(pag. 15)

Analicemos ahora la siguiente afirmación hecha por éste grupo:

Jer. 31:31-34: “„¡Mira! Vienen días, es la expresión de Jehová, „y yo ciertamente celebraré con la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto […] Y ya no enseñarán cada uno a su compañero y cada uno a su hermano, diciendo: “¡Conozcan a Jehová!” Porque todos ellos me conocerán, desde el menor de ellos aun hasta el mayor de ellos, es la expresión de Jehová.” (Ese nuevo pacto fue hecho, no con la nación del Israel natural, sino con los seguidores leales de Jesucristo a quienes se había extendido la esperanza de vida celestial. Cuando instituyó la Conmemoración de su muerte, Jesús les dio una copa de vino y dijo: “Esta copa significa el nuevo pacto por virtud de mi sangre” [1 Cor. 11:25].)

Si el nuevo pacto fue hecho con “los seguidores leales de Jesucristo”, como dicen ellos, y no con la nación del Israel natural, ¿mintió YHWH a Jeremías cuando le dijo que Su NUEVO PACTO lo iba ha hacer SOLAMENTE con LA CASA DE ISRAEL (las tribus del norte) y con LA CASA DE JUDÁ (las tribus del sur)? ¿En qué parte de la Biblia se menciona que YHWH hizo un pacto con los gentiles? No se menciona ni una sola vez en toda la Biblia.

De hecho, como vimos antes, eran los gentiles los que se hacían judíos (adoradores del Poderoso de Israel), y no los judíos que dejaban de ser judíos. No confundamos “judaísmo” con “judío”. El judío natural es quien nació en Judea, el judío de corazón, es quien aceptó al Elohim de los judíos y desea seguir Sus mandamientos y obtener Sus promesas.

Analicemos otra de las afirmaciones de éste grupo:

Rev. 7:4: “Oí el número de los que fueron sellados, ciento cuarenta y cuatro mil, sellados de toda tribu de los hijos de Israel.” (Pero en los versículos siguientes se hace mención de “la tribu de Leví” y de “la tribu de José”. Estas no se hallaban en las listas de las 12 tribus del Israel natural. Es interesante el hecho de que, aunque se dice que habría quienes serían

sellados de toda tribu”, no se menciona a las tribus de Dan y Efraín. [Compárese con Números 1:4-16.] Este pasaje tiene que referirse al Israel espiritual de Dios, a personas de quienes Revelación 14:1-3 muestra que participarán con Cristo en su Reino celestial.)

En Revelación 7:4, especifica el número de sellados, 144.000, ¿de dónde? ¿de toda nación y lengua? ¡No! Claramente dice que son “de toda tribu de los hijos de Israel”.

¿Dice el texto bíblico que debían de ser las mismas 12 tribus de Israel? ¡No! Dice solamente que serán israelitas, el pueblo escogido por el Eterno al que le prometió que Su pacto con ellos sería para siempre, eterno, y no “indefinido” como se traduce en la Traducción del Nuevo Mundo. Eterno implica para siempre, sin final, indefinido implica que no se sabe cuándo acabará, pero no implica ni eternidad ni perpetuidad. De hecho, en el hebreo, la palabra que se usa es “olam”, que como dice el diccionario Strong:

H5769

Diccionario Strong

olám

u olám; generalmente tiempo fuera de la mente (pas. o fut.), i.e. (prácticamente) eternidad; frec. adverbio (espec. con perposición pref.) siempre:- continuo, eternamente, eternidad, eterno, largo, perdurable, permanecer, perpetuamente, perpetuar, perpetuo, perseverar, sempiterno, para siempre, siglo.

La ÚNICA TRADUCCIÓN DE LA BIBLIA, que sustituye la palabra “eterno”, por la palabra “indefinido” es la Traducción del Nuevo Mundo. Ni una sola otra traducción de la Biblia, usa el término “indefinido” ni una sola vez.

Esto lo digo porque, cuando YHWH hace una promesa, esa promesa es ETERNA, no indefinida, que literalmente significa no definida, es decir, que no se sabe cuánto durará, si mucho o poco. El Eterno le hizo una promesa a Abraham, Isaac y Jacob, que de ellos haría una gran nación y que de ellos saldrían naciones y reyes. Veamos algunos versículos que dicen esto:

Gén 13:15 Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu simiente para siempre.

Gén 17:6 Y te multiplicaré mucho en gran manera, y de ti saldrán naciones, y reyes saldrán de ti.

Gén 35:11 Y le dijo el Poderoso: Yo soy el Poderoso Omnipotente: crece y multiplícate; una nación y conjunto de naciones procederá de ti, y reyes saldrán de tus lomos:

Más adelante, YHWH hizo un pacto eterno con la nación de Israel. Veamos algunos versículos que abalan lo que estoy diciendo:

Isa 55:3-5 Inclinen sus oídos, y vengan a mí; oigan, y vivirá su alma; y haré con ustedes un pacto eterno, las misericordias firmes a David. He aquí, que yo lo dí por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones. He aquí, llamarás a nación que no conociste, y naciones que no te conocieron correrán a ti; por causa de Yahweh tu Poderoso, y del Santo de Israel que te ha honrado.

Jer 32:37 He aquí que yo los juntaré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré volver a este lugar, y los haré habitar seguramente,

Jer 32:38 Y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Poderoso.

Jer 32:39 Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tenga bien ellos, y sus hijos después de ellos.

Jer 32:40 Y haré con ellos un pacto eterno, que no tornaré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí.

Jer 32:41 Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma.

Jer 32:42 Porque así ha dicho Yahweh: Como traje sobre este pueblo todo este grande mal, así traeré sobre ellos todo el bien que acerca de ellos hablo.

Jer 32:43 Y poseerán heredad en esta tierra de la cual ustedes dicen: Está desierta, sin hombres y sin animales; es entregada en manos de los caldeos.

Jer 32:44 Heredades comprarán por dinero, y harán carta, y la sellarán, y pondrán testigos, en tierra de Benjamín y en los contornos de Jerusalem, y en las ciudades de Judá: y en las ciudades de las montañas, y en las ciudades de las campiñas, y en las ciudades del sur: porque yo haré tornar su cautividad, dice Yahweh.

Jer 50:4-5 En aquellos días y en aquel tiempo, dice Yahweh, vendrán los hijos de Israel, ellos y los hijos de Judá juntamente; e irán andando y llorando, y buscarán a Yahweh su Poderoso. Preguntarán por el camino de Sión, hacia donde volverán sus rostros, diciendo: Vengan, y júntense a Yahweh con pacto eterno, que jamás se ponga en olvido.

Cuando YHWH hace un pacto, JAMÁS LO ROMPE. Los hombres, por su pecado, sí incumplen los pactos, pero YHWH nunca deja de cumplir una promesa, y de hecho, nunca lo hizo.

Es por eso que, si él dijo que el pueblo de Israel es con quien hizo el pacto PARA SIEMPRE, un PACTO ETERNO, ese pacto sigue ahí, y nadie puede cambiar eso.

Sigamos explicando algunas de las afirmaciones de éste grupo cristiano.

Heb. 12:22: “Ustedes se han acercado a un monte Sión y a una ciudad del Dios vivo, a Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles.” (Así que no es a la Jerusalén terrestre, sino a la “Jerusalén celestial” a la que los cristianos verdaderos miran a la espera del cumplimiento de las promesas de Dios.)

Leamos ahora éste mismo versículo, pero en otras traducciones de la Biblia:

(AF) Vosotros, en cambio, os habéis acercado a la montaña de Sión, a la ciudad del Poderoso viviente, a la Jerusalén celestial. Allí está la multitud de los ángeles en fiesta;

(Ausejo) Pero vosotros os habéis acercado al monte Sión, a la ciudad del Elohim vivo, a la Jerusalén de arriba, a millares de ángeles, a una reunión plena,

(BAD) Por el contrario, os habéis acercado al monte Sión, a la Jerusalén celestial, la ciudad del Poderoso viviente. Os habéis acercado a millares y millares de ángeles, a una asamblea gozosa,

(BTX) Sino que os habéis acercado al monte Sión, y a la ciudad del Elohim vivo: a Jerusalem la celestial, y a las miríadas de ángeles,

(IntEspWH+) αλλα 235:CONJ Pero προσεληλυθατε 4334:V-2RAI-2P han venido hacia σιων 4622:N-PRI de Sión

ορει 3735:N-DSN montaña και 2532:CONJ y πολει 4172:N-DSF a ciudad θεου 2316:N-GSM de Elohim ζωντος 2198:V-PAP-GSM viviendo ιερουσαλημ 2419:N-PRI a Jerusalén επουρανιω 2032:A-DSF celestial και 2532:CONJ y μυριασιν 3461:A-DPF a diez miles αγγελων 32:N-GPM de mensajeros

Vemos nuevamente que, en la Traducción del Nuevo Mundo, se ha añadido la palabra “un” y “una”, “un monte Sión, y una ciudad del Elohim vivo”, como si fuera un monte Sión y una ciudad diferentes al Jerusalén terrenal. Me gusta cómo lo recalca la versión de la Biblia Textual (BTX) cuando dice: “al monte Sión, y a la ciudad del Elohim vivo: a Jerusalem la celestial”, dando a entender que el monte Sión (Jerusalén) es la ciudad del Elohim vivo (Jerusalén), y luego recalca que Jerusalén es la ciudad del Poderoso, y la llama “Jerusalén celestial” para enfatizar eso, ya que en el cielo no hay ninguna ciudad llamada Jerusalén, sino en Israel.

Bien. Hemos visto un buen ejemplo de lo que enseñan muchas religiones de la cristiandad referente a los judíos y la teología del reemplazo.

Ahora, volvamos al versículo que hemos leído al principio del estudio, pero vamos a leerlo entero.

Romanos 11:1-2.

Por eso pregunto: ¿Acaso rechazó el Eterno a su pueblo? ¡De ninguna manera! Porque yo mismo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín. El Eterno no rechazó a su pueblo, al cual conoció de antemano.

Rom 11:11-15 Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos. Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración? Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio, por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos. Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?

¿Qué hubiera pasado si el pueblo judío hubiera aceptado a Yahoshúa como su salvador y su Mesías? Se habría establecido el reino mesiánico en ese momento, y todo el resto del mundo estaría excluido. Serías excluido. Pero por su infinito amor, el Eterno, sacrificó no solamente a su Hijo unigénito, sino que sacrificó también a los hijos del pacto, porque te ama con amor eterno…

Valoren eso, hermanos… Cuando vean a un judío, díganle: “¡Gracias, hermano! ¡Gracias por no haber aceptado a Yahoshúa! Porque por eso yo soy salvo.” Eso no significa que ellos, llegado el tiempo profético no lo tengan que recibir como su Mesías…

Yo no me estoy inventando esto… Aquí lo dice, en Romanos 11:16.-

Si la primicia es santa, también lo es toda la masa; y si la raíz es santa, también lo son las ramas.

¡Qué ejemplo tan hermoso! ¡Éste es un hebraísmo tremendo! Para que vean, si ustedes no van a las raíces hebreas, no pueden entender el hebraísmo que está usando Pablo: “Si la primicia es santa,

también lo es toda la masa restante”, está hablando de Israel. Está diciendo que Israel es esa primicia, y lo demás somos nosotros. Pero ahora quiero que veas de qué ejemplo lo saca Pablo.

La mujer judía, hace un pan que se llama Halá (jalá), cuando se prepara la masa de ese pan, se separa una parte de la masa, una porción, una primicia, que se llevaba para el sacerdocio del templo, y el sacerdocio tenía esas primicias. Cuando la mujer separaba la masa, y se la llevaba al sacerdote, se santificaba lo demás, entonces era próspero todo lo demás.

Si ustedes no conocen los hebraísmos, será muy difícil entender este tipo de ejemplos.

Y usando éste ejemplo de la mujer judía haciendo el pan, Pablo, Shaúl dice: “si la primicia es santa, también lo es toda la masa, y si la raíz es santa, también lo son las ramas”. Y sigue diciendo:

Rom 11:17 “Y si algunas de las ramas fueron desgajadas y a ti, siendo olivo silvestre (¿qué es un olivo silvestre? De lo más vil, de lo más menospreciado, de lo peor. No eras pueblo. Ellos sí eran pueblo, tú no. Nosotros éramos paganos, como dijo el Maestro “perros”) Y si algunas de las ramas fueron desgajadas y a ti, siendo olivo silvestre, te han injertado entre ellas y te han hecho copartícipe de la raíz, es decir, de la abundante savia del olivo, no te jactes contra las demás ramas. Y si te jactas en contra de ellas, no eres tú quien sustentas a la raíz, sino la raíz a ti.”

Este «jactarse» es la Teología del Reemplazo. Pablo está abarcando todo ahí, hermanos. ¿Qué pasó con lo de la teología del reemplazo? Orgullo espiritual. Ellos dicen bien orgullosos: “Nosotros somos el nuevo pueblo de Dios. ¡Amén, aleluya! ¡El pueblo judío está desechado!” Orgullo espiritual: ¡No te jactes! ¡Por gracias has sido salvo! ¡YHWH sacrificó a su Hijo, sacrificó al pueblo del pacto para que tú y yo pudiéramos reconciliarnos con él! ¿Por qué te jactas, si venimos de un pueblo pagano? Si hasta la fecha estamos tratando de mejorar tratando de quitarnos el paganismo. No me digas que no. Entonces, ¿de qué nos jactamos, si nosotros apenas hemos empezado a caminar? No debemos jactarnos, debemos bendecir a su pueblo, hay que amarlo, y hay que compartir. Ellos no son más que nosotros, ni nosotros más que ellos. Somos iguales. Estamos al mismo nivel. Ni un judío es más que yo porque traiga kipá, su talit y sus tefilim, aunque yo no los use, somos del mismo rango, nada más que con diferentes roles. Ellos fueron llamados a cumplir un rol y nosotros otro, pero somos un equipo. No todos podemos ser manos. No todos podemos ser ojos. El cuerpo se compone de diferentes miembros con diferentes roles, pero todos ellos forman parte de un solo cuerpo, igual que todos formamos parte de esa maquinaria que es Israel.

Entonces no nos jactemos. Versículo 19:

Rom 11:19-21 Pues las ramas, dirás, fueron quebradas para que yo fuese injertado.

Bien: por su incredulidad fueron quebradas, mas tú por la fe estás en pie. No te jactes, antes teme. Que si el Poderoso no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará.

Tal vez digas: “¿Ves?, ahí está diciendo que YHWH no perdonó a Israel”. No. Sí perdona, YHWH perdona a todos. Es más, hay maldiciones en la Biblia que tú dices: “Ya maldijo el Eterno a esa persona, ya no se le va a quitar la maldición”, pero sí se le quita, ¿por qué? Porque la persona se arrepintió de todo corazón, con sincero arrepentimiento. El sincero arrepentimiento perdona todo, hermanos. Claro, con la sangre de Yahoshúa, si no, no. Entonces sí los va a perdonar. Si a nosotros no siendo su pueblo, nos perdonó, ¿no perdonará YHWH a su pueblo? ¡Por supuesto que sí! Versículos 22 y 23:

Rom 11:22-23 Mira, pues, la bondad y la severidad del Poderoso: la severidad ciertamente en los que cayeron; mas la bondad para contigo, si permanecieres en la bondad; pues de otra manera tú

también serás cortado. Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados; pues poderoso es Yahweh para volverlos a injertar.

A veces limitamos al Eterno. Creemos que es un Elohim limitado, y que no puede… ¡hermanos! ¡Él no tiene límites! ¡Él no está limitado ni en tiempo ni espacio, quiero que entiendas eso! ¡Él puede hacer lo que quiera y cuando quiera! “pues poderoso es Yahweh para volverlos a injertar.“

Rom 11:24 Porque si tú eres cortado del natural olivo silvestre (malo, menospreciado), y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo (mediante el poder del Espíritu de Santidad), ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo?

Hay un dato muy interesante en la agricultura… Si se injerta una rama de naranjas amargas, en un tronco de naranjas dulces, esas ramas, ¿darán naranjas dulces o amargas? (PAUSA) Darán naranjas amargas, aunque esté injertado en un árbol de naranjas dulces. Pero Pablo dice que nosotros fuimos injertados contra naturaleza, y es por eso que, no son las ramas injertadas las que alimentarán al olivo, sino la raíz a las ramas, o dicho de otra manera: no son los judíos los que deben hacerse gentiles, sino los gentiles hacerse judíos, con lo que conlleva el nombre hebreo Yahudita, es decir, “adorador de YHWH”.

¿Quién es el olivo natural? Israel. ¿Entonces por qué hay tantas denominaciones: que cristianos, que mormones, que Testigos de Jehová? ¿Quién inventó eso? Esas denominaciones proceden del olivo silvestre. Entonces el título de mesiánicos, nazarenos, etc. No importan, son solo títulos, al igual que el título de cristiano, pero los que son el pueblo de YHWH, nación santa, pueblo escogido, son Israel.

No es la “iglesia”, o la “congregación”, ¡somos Israel, hermanos! ¡Nosotros somos Israel, que te quede bien grabado! Y aquí viene la exhortación fuerte, versículo 25:

Rom 11:25 Porque no quiero, hermanos (gentiles de todas las épocas, dice Pablo), Porque no quiero, hermanos, que ignoren este misterio (¿Qué es un misterio? Algo oculto, pero cuando hablamos de la palabra de YHWH, es un misterio, ¿oculto dónde? En el corazón del Eterno. Sólo el Eterno lo sabe, pero cuándo él se dispone a revelárselo a uno de sus hijos, el misterio es revelado. Israel es un misterio revelado. ), Porque no quiero, hermanos, que ignoren este misterio, para que no sean acerca de ustedes mismos arrogantes: que un endurecimiento parcial ha acontecido en Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo.

¿Quiénes son los gentiles en éste caso? Los ex gentiles, porque dice: “ya no eres extranjero ni advenedizo, sino conciudadano y miembro de la familia del Eterno”, ¿cuál es la familia del Eterno? Efesios 2:18 y 19.-

Que por él (Yahshúa) los unos (judíos) y los otros (gentiles, o ex gentiles) tenemos entrada por un mismo espíritu al Padre. Así que ya ustedes (los ex gentiles) no son extranjeros ni advenedizos, sino son juntamente ciudadanos con los santos, y la familia de Yahweh

¡Somos herederos de la promesa! ¿Cuál promesa? De los pactos de Israel, de los de Abraham. Para YHWH no hay otro pueblo que no sea el pueblo de Israel, ¡y tú y yo somos parte de él!

Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?

Rom 15:8 Porque digo que Cristo realmente llegó a ser ministro de los circuncisos a favor de la veracidad de Dios, para confirmar las promesas que Él hizo a los antepasados de ellos. (TNM)

Hemos leído en las propias Escrituras que el Eterno NUNCA rechazó a su pueblo, y nunca invalidó su promesa y su pacto, porque son eternos, son para siempre y nunca cambiarán. Amén

Tags: