Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
Rey de Reyes

Rey de Reyes.

1.Algunos afirman que como a Elohim se le llama “Rey de reyes y Señor de señores,” igual como se le llama al Mesías, entonces el Mesías debe ser Elohim mismo. 1ª Timoteo 6:14-16 “… que guardes este mandato sin mancha ni arruga hasta la aparición de nuestro Maestro Yeshúa el Mesías, la cual Elohim producirá en su debido tiempo—Elohim, el bendito y único Gobernante, el Rey de reyes y Señor de señores, el único que es inmortal y que vive en luz inaccesible, a quien nadie ha visto ni puede ver. A él sea honor y poder por siempre. Amén.” (NIV) Rev 17:14 “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados, elegidos y fieles” Sin embargo, simplemente porque el mismo título se usa para dos individuos no significa que son en realidad de algún modo un mismo ser. Antes de que se llegue a alguna conclusión acerca del título, debemos escudriñar toda la Escritura para ver si podemos determinar cómo se usa el título. Una búsqueda cabal revela que la frase “rey de reyes” simplemente significa “el rey mayor”. En Ezrá (Esdras) 7:12, Artajerjes es llamado “el rey de reyes” porque fue el más poderoso rey de ese tiempo. Considere también Ezekiel 26:7: “Porque esto es lo que dice el Soberano YHWH: ‘Del norte voy a traer contra Tiro a Nabucodonosor rey de Babilonia, rey de reyes, con caballos y carros, con jinetes y un gran ejército.’” Elohim de nuevo llama a Nabucodonosor “rey de reyes” en Daniel 2:37. Nabucodonosor fue el más poderoso rey de su tiempo, y la Biblia lo llama “rey de reyes.” Daniel 2:37 “Tú, rey, eres Rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad.” Así que, la Escritura nos muestra que tener el título “rey de reyes” no hace que una persona sea Elohim. En la Biblia, otros reyes poderosos tuvieron ese título, y nadie negaría que Yeshúa el Mesías es un poderoso rey y por lo tanto digno de ese título.

  1. En las lenguas semíticas, el caso genitivo se usaba a menudo para expresar el hecho de que algo era lo “mejor.” Así, “el rey mayor” era designado como “el rey de reyes”,” etc. Cuando a Daniel se le revela el sueño del rey Nabucodonosor, Nabucodonosor llamó al Elohim de Daniel un “Dios de dioses,” y eso fue mucho antes de que Nabucodonosor supiera mucho acerca del Elohim verdadero. Él simplemente estaba afirmando que por cuanto el Elohim de Daniel podía interpretar sueños tan bien, él era “el mejor Elohim.” Cuando Nóaj habló del futuro de Canaán, predijo que él sería “un siervo de siervos” (Gen. 9:25 – KJV). Nosotros usamos la misma terminología en nuestro español vernáculo para expresar la grandeza de algo: “La venta de las ventas” es la venta más grande, y “el trato de los tratos” es el mejor trato.

  2. Cuando se interpreta apropiadamente, 1 Timoteo 6:14-16 es una fuerte refutación de la Trinidad. Desdichadamente, el texto griego ha sido traducido con dos diferentes sentidos. Unas pocas versiones,incluyendo la KJV, hacen que el verso lea como que el Mesías le muestra el Padre al mundo: “Él [Yeshúa el Mesías ] mostrará quién es el bendito y único Potentado [e.d., Elohim].” La inmensa mayoría de las versiones y la mayoría de los comentaristas, sin embargo, afirman que el verso lee diferente. Ellos testifican que el verso puede ser traducido muy naturalmente para que lea como que Elohim producirá la aparición de nuestro Maestro Yeshúa el Mesías. Y este es exactamente el testimonio del resto de la Escritura—que vendrá un día cuando Elohim enviará otra vez a Yeshúa a la tierra (Hechos 3:20). La NASB hace un buen trabajo en traducir el texto griego y mantenerse fiel al significado: “… hasta el aparecimiento de nuestro Maestro Yeshúa el Mesías, el cual Él producirá en el debido tiempo—Aquel que es el bendito y único Soberano, el Rey de reyes y Señor de señores; quien único posee inmortalidad y habita en luz inaccesible; a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. A él sea el honor y el dominio eterno! Amén.” La NIV presenta el mismo significado pero, al sustituir “Dios” por “Él,” hace el verso un poco más fácil para el lector: “…hasta el aparecimiento de nuestro Maestro Yeshúa el Mesías, el cual Elohim producirá en su debido tiempo—Elohim, el bendito y único Gobernante, el Rey de reyes y Señor de señores, el único que es inmortal y que vive en luz inaccesible, a quien nadie ha visto ni puede ver. A él sea honor y poder por siempre. Amén.”

En ambas versiones, la eulogía final se refiere a Elohim. ELOHIM solamente es el que es inmortal y habita en luz inaccesible, a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. Esas palabras no pueden referirse al Mesías, quien, aunque ocasionalmente asume algunos de los títulos o atributos de Elohim, no se le puede referir exactamente como morando en luz inaccesible ni como alguien a quien ningún hombre ha visto ni puede ver. La razón por la que estos versos testifican tan fuertemente contra la Trinidad está clara ahora. Hay claramente dos seres envueltos aquí —“Elohim” y el Mesías. Y de los dos, “Elohim” es el “bendito y único gobernante,” y Él producirá el regreso del Mesías. Si el Mesías fuera Elohim, o una parte igual de un Dios “Triuno”, estos versos no diferenciarían entre “Dios” y el Mesías por medio de llamar a “Dios” el “único gobernante.” 4. A Yeshúa el Mesías se le ha dado “toda autoridad” por parte de Elohim. Yeshúa el Mesías es laCabeza del Cuerpo del Mesías, el que levantará y juzgará a los muertos, y el gobernante de la era venidera. Él es llamado “Rey de reyes y Señor de señores,” y como el vice-regente de Elohim él es ciertamente eso, pero debe notarse el hecho de que de que al Mesías nunca se le da el título, “Dios de dioses.” Ese título está reservado para Elohim solamente, especialmente siendo que el Mesías no está por sobre Elohim. Aun después de su resurrección y en su cuerpo glorificado, él todavía llamó a Elohim, “mi Elohim” (Juan 20:17).

Compartido por Yanco Alexis Coronado.

 

 

Tags: