Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
40 Razones para santificar EL SÁBADO

40 Razones

para santificar

EL SÁBADO

¿Hay alguna razón bíblica para

observar el sábado como día

sagrado de reposo? ¡Hay muchas!

Aquí le presentamos sólo 40.

Amenudo se hace la pregunta, “¿Por qué

algunas personas observan el sábado en

lugar del domingo?” Por supuesto, ellas no

observan el sábado “en lugar del domingo”,

porque no hay ningún pasaje de la Escritura

en favor de guardar algún día “en lugar del

domingo”. Pero aquellos que tienen interés y

preguntan merecen una respuesta en cuan-

to a por qué debe observarse el séptimo día

como santo para el Creador. Por lo tanto,

ofrecemos las siguientes razones:

  1. El Creador Yahweh hizo el sábado.

-Marcos 2:27.

  1. El sábado fue hecho para el hombre.

(Mismo verso).

  1. Como “el hombre” incluye a la humani-

dad compuesta de hombres y mujeres, el

sábado es para toda la humanidad.

  1. El Creador reposó en el séptimo día

de su obra. -Gen. 2:3.

  1. Muchos años después de la creación,

Yahweh ordenó otra vez que se observara el

sábado. –Exodo 16:26.

  1. El Creador bendijo el séptimo día de la

semana. -Éxo. 20:11

  1. Yahweh lo santificó y lo apartó de los

demás días como día sagrado. -Gén. 2:3

  1. No hay registro alguno de que Yahweh

haya quitado su bendición del sábado. (No

hay texto)

  1. El sábado es un memorial de la crea-

ción. -Éxo. 31:17

  1. El Creador Yahweh ordenó que el

hombre observe el sábado como día de

reposo. -Exodo 20:8; Hebreos 4:3 y 4.

  1. El Creador prohibió trabajar en sába-

do, aun en tiempo de cosecha. -Exodo

34:21.

  1. El Todopoderoso prometió que Jeru-

salem permanecerá para siempre si su pue-

blo observa el sábado. -Jere. 17:24,25

  1. El Eterno permitió que Israel fuera

llevada en cautiverio por violar el sábado.

-Nehemías13:17 y 18.

  1. Yahweh prometió una bendición para

los gentiles que observen el sábado (traer-

los a su santo Monte o Reino). -Isaías 56:6.

  1. El Padre eterno prometió bendecir a

cualquier persona que observe el sábado.

-Isaías 56:2.

  1. El pueblo de Yahweh había de llamar

a este día “delicia, santo, glorioso”. -Isaías

58:13.

  1. Yahweh lo llamó “mi día santo”. (Mis-

mo verso).

  1. El sábado es una señal entre Yahweh

y su pueblo. -Exodo 31:17.

  1. Se incluyó como uno de los Diez

Mandamientos que Yahweh le dio a su pue-

blo para que observara. Exo. 20:8-11

  1. Todos Sus mandamientos permane-

cerán para siempre en vigencia. -Salmo

111:7 y 8.

  1. El Salvador Yahshúa observó el sá-

bado durante su ministerio. -Lucas 4:16.

  1. “El Mesías es Dueño del sábado”, por

lo tanto éste es el día de nuestro Dueño.

-Marcos 2:28.

  1. El Mesías reconoció la ley del sábado

como vigente y dijo que no vino a cambiarla.

-Mateo 12:12 y 5:17,18.

  1. El Gran Maestro enseñó a sus discí-

pulos cómo observar el sábado correcta-

mente. -Mateo 12:1-13.

  1. El Mesías rogó que sus discípulos no

tuvieran que huir en sábado cuando destru-

yeran a Jerusalem, de modo que no se vie-

ran obligados a quebrantarlo.-Mat. 24:20.

  1. Las discípulas del Mesías observaron

el sábado aun después de la resurrección.

-Lucas 23:56.

  1. Por inspiración del espíritu santo

toda-vía se le llamaba día de reposo 22

años después de la resurrección. -He-

chos.13:14, 42.

  1. Pablo todavía lo reconocía como día

de reposo después de su conversión en el

año 45 E.C. -Hechos 13:27.

  1. Los gentiles convertidos al Mesías re-

conocían el sábado como el día de reposo,

en el año 45 E.C. -Hechos 13:42

  1. Lucas lo llamó día de reposo en el

año 45 E.C. -Hechos 13:44.

  1. Jacobo (Santiago) lo llamó día de re-

poso. -Hech. 15:21.

  1. Pablo tuvo una reunión de oración en

sábado a la orilla del río, donde no había

sinagoga. -Hechos 16:13.

  1. Era costumbre de Pablo predicar los

sábados. He. 17:2, 3.

  1. En Corinto Pablo trabajaba durante la

semana; pero los sábados se dedicaba a

predicar. Hech. 18:4 y 11.

  1. El primer día de la semana no es el

día reposo, sino que el día de reposo viene

justamente antes del primer día de la

semana, por tanto en el séptimo día. -Mat

28:1.

  1. El sábado se observará en el Reino y

en la Tierra Nueva. -Isaías 66:22, 23.

  1. El Mesías dijo que es necesario que

observemos los mandamientos para entrar

en la Vida eterna. -Mateo 19: 17.

  1. El Mesías no nos dio ningún otro día

para reemplazar el sábado como día de re-

poso. -Hebreos 4:8.

  1. El Mesías fue levantado de la tumba

en el sábado, justo al fin del día. – Mateo 28:

1-6. (Para mayor evidencia sobre esta última

declaración solicite nuestro artículo acerca

de este tema.)

40 Por lo tanto el sábado permanece para

el pueblo del Eterno. -Heb. 4:9.

Para más información sírvase leer el

Salmo 89:27-34, donde el Todopoderoso ha-

bló del Mesías su Primogénito, y de Sus

 

hijos. (Recuerde que el Mesías se dirigió a

sus discípulos como “mis hijitos”).

“Yo también le pondré por primogénito, el

más excelso de los reyes de la tierra. Para

siempre le conservaré mi misericordia, y mi

pacto será firme con él. Pondré su descen-

dencia para siempre y su trono como los

días de los cielos. Si dejaren sus hijos mi

ley, y no anduvieren en mis juicios, si profa-

naren mis estatutos, y no guardaren mis

mandamientos, entonces castigaré con vara

su rebelión, y con azotes sus iniquidades.

Mas no quitaré de él mi misericordia, ni fal-

searé mi verdad, ni mudaré lo que ha salido

de mis labios”.

Pero tal vez alguien objete que esta pro-

fecía tiene que ver estrictamente con el pa-

cto de Yahweh con David, y que torcemos

las Escrituras cuando la hacemos referirse

al Mesías. Bien, supongamos que acepta-

mos este ángulo y examinamos más a fondo

la Escritura.

Yahweh le hizo las promesas a Abraham,

luego se las confirmó a Isaac, y luego a

Jacob. David fue un descendiente de ese

linaje, y el Mesías fue un descendiente de

David, a través de su madre. Entonces el

Mesías es de la simiente de Abraham, y

partícipe de la alianza que hizo Yahweh con

Abraham; y nosotros somos participantes

mediante el Mesías de esta misma alianza

hecha con David.

Debe notarse que esta alianza incluye

los mandamientos que Yahweh le dio a su

pueblo, escritos en tablas de piedra. Yahweh

declaró que no cambiará las palabras que

ha dicho. Por lo tanto no ha cambiado los

Diez Mandamientos, y nunca los cambiará.

Si somos del Mesías, somos simiente de

Abraham, y herederos conforme a la prome-

sa -Gálatas 3:27-29. Y si somos herederos

de esa promesa estamos sujetos a sus

provisiones. Lea ahora otra vez el Salmo

89:27-34, y vea si no estamos en el deber

de obedecer los mandamientos de nuestro

Creador.

Jerusalem fue destruida en el año 70 de

la E.C. por los romanos porque los judíos

fueron infieles a la Alianza. Pero en tiempos

recientes Yahweh ha peleado batallas por

los israelitas en su lucha por la independen-

cia, cuando varias naciones fueron derrota-

das por un puñado de judíos con unas po-

cas armas y pocas municiones. Las avispas

pelearon otra vez por Israel, como en los

tiempos de Josué.

Los israelitas están observando el

sábado ahora aquí en Jerusalem, excepto

en la vieja Jerusalem que está habitada por

muchos árabes y cristianos dominicales y

necesitará una destrucción parcial, (véase

Zacarías 14:2). Lea también Jeremías

17:21-27. Yahweh cumplirá la promesa que

hizo mediante Jeremías.

(A. N. Dugger, Jerusalem, Israel)

Asamblea de Yahweh

Calle Román 120-B

Isabela, PR 00662

Correo electrónico:

hebraica@gmail.com

Página en Internet:

www.asambleadeyahweh.tk

 

Tags: