Pix.: 22992540111 (Qualquer ajuda é bem Vinda. Gratidão)
Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
¿Por qué decimos que Yeshúa nació en Sukkot?

¿Por qué decimos que Yeshúa nació en Sukkot?

Para sostener la afirmación de que Yeshúa había nacido durante la celebración de Sukkot tomaremos como único parámetro, como única medida de valor, a la Palabra revelada en las mismas Escrituras.
Comencemos entonces en algunos datos que se nos dan acerca del momento del nacimiento del Mesías.
En el Evangelio de Lucas encontramos lo siguiente:
2:8 “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.”
Este, que podría parecer un dato más. Es muy importante. Nos habla de una actividad que no se realiza en medio oriente en cualquier etapa del año.
Si se nos dice por tradición que Yeshúa nació en diciembre. ¿Esta actividad de los pastores se hace en ese mes?
Durante ese mes Israel se encuentra en pleno invierno. Si bien no está cubierto de nieve, pues las nevadas son ocasionales, la temperatura varía entre 8 y 14 grados según la Oficina Nacional Israelí de Turismo. Pensemos ahora en cómo esa temperatura desciende donde se realizan las tareas de pastoreo. Este es un dato del cual podría deducirse que no aconteció en diciembre el nacimiento. Pero es un dato, sólo eso. Porque también puede discutirse. Porque aun en regiones más frías hubo y hay pastores que tienen que cuidar rebaños a la intemperie. Escribo esto porque hace ya algunos años que hay muchos que sostienen como dato muy importante el hecho de los pastores cuidando el rebaño para afirmar que Yeshúa no nació en diciembre.
Fácilmente podemos recordar a Jacov sirviendo a Labán en la región de Aram, más al norte que la ciudad de Belén y por supuesto más expuesta a la crudeza del invierno.
Génesis 31:38 al 40 “Estos veinte años he estado contigo; tus ovejas y tus cabras nunca abortaron, ni yo comí carnero de tus ovejas.
Nunca te traje lo arrebatado por las fieras: yo pagaba el daño; lo hurtado así de día como de noche, a mí me lo cobrabas.
De día me consumía el calor, y de noche la helada, y el sueño huía de mis ojos.”
Creo que es evidente que tenemos el ejemplo de pastores cuidando su ganado de noche.
Por eso escribí que el de los pastores mencionados por Lucas es un dato, pero sólo eso un dato, el cual tiene que ser apoyado por otros.
Quiero traer ahora otros versículos que tienen más fuerza para entender la época en que nació. Vayamos ahora al 1er libro de Crónicas Cap. 24. Al escribir esto me sonrío porque imagino que el lector pensaría que buscaríamos alguna profecía para encontrar un mensaje oculto que defina la época de su nacimiento. Jamás pensaría que el dato clave está en estos versículos que escribiré:
1er Crónicas cap24:1 al 4 “También los hijos de Aarón fueron distribuidos en grupos. Los hijos de Aarón: Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar.
Mas como Nadab y Abiú murieron antes que su padre, y no tuvieron hijos, Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio.
Y David, con Sadoc de los hijos de Eleazar, y Ahimelec de los hijos de Itamar, los repartió por sus turnos en el ministerio.
Y de los hijos de Eleazar había más varones principales que de los hijos de Itamar; y los repartieron así: De los hijos de Eleazar, dieciséis cabezas de casas paternas; y de los hijos de Itamar, por sus casas paternas, ocho.”

Los versículos transcriptos nos explican un ordenamiento muy importante que fue necesario efectuar en el sacerdocio.
Cuando la cantidad de sacerdotes fue demasiado importante, se vio la necesidad de establecer un orden. Una prelación para realizar las tareas. O sea, esta vez le toca a este, el mes siguiente al otro, etc. De allí que los tiempos de servicio en el sacerdocio fueron repartidos. Cómo se hizo este reparto nos los dicen los siguientes versículos:
24:5-6 “Los repartieron, pues, por suerte los unos con los otros; porque de los hijos de Eleazar y de los hijos de Itamar hubo príncipes del santuario, y príncipes de la casa de Elohim.
Y el escriba Semaías hijo de Natanael, de los levitas, escribió sus nombres en presencia del rey y de los príncipes, y delante de Sadoc el sacerdote, de Ahimelec hijo de Abiatar y de los jefes de las casas paternas de los sacerdotes y levitas, designando por suerte una casa paterna para Eleazar, y otra para Itamar.”
Aclarando un poco las cosas comentaré cómo trabajaban estos ordenamientos o cursos:
El versículo 4 nos dice que hubo 24 cursos: “De los hijos de Eleazar, dieciséis cabezas de casas paternas; y de los hijos de Itamar, por sus casas paternas, ocho”
Cada curso servía por dos semanas en el año: una vez en la lluvia temprana, la primer parte del año y una vez en la lluvia tardía, la segunda parte del año.
Ahora bien, es importante que tengamos en cuenta que en 3 ocasiones del año, en las celebraciones en que el Pueblo debía peregrinar a Jerusalén, se requerían más personas en el servicio. Ello está prescripto recordemos en Deuteronomio 16:16
“16:16 Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante de YHWH tu Elohim en el lugar que él escogiere…”
Entonces en esas 3 ocasiones todos los sacerdotes servían.
Entonces tenemos que los 24 cursos u órdenes servían 2 veces, o sea da 48 servicios. Si a ello le sumamos las 3 ocasiones especiales, tendremos 51 servicios. Ello da por resultado 51 semanas. O sea 357 días de servicio.
Sé que puede resultar difícil llevar este conteo, puede resultar complicado retener estas cifras. Pero lo importante es entender que todos los días del año requieren el servicio de los sacerdotes y 357 da una concordancia con el calendario lunar de 360 días. Esto es lo que David y los líderes tuvieron en cuenta al momento de establecer el orden de servicio sacerdotal.
Teniendo esto en claro avancemos un poco más. En 1ra de Crónicas 24: 5 se nos dice:
“Los repartieron, pues, por suerte los unos con los otros; porque de los hijos de Eleazar y de los hijos de Itamar hubo príncipes del santuario, y príncipes de la casa de Elohim.”
O sea para saber a qué casa y sacerdote correspondía cada etapa del servicio fue necesario hacer una especie de sorteo. Efectuado este tenemos un resultado que nos importa mucho:
1ra Crónicas 24:10 : “…la octava a Abías…”
El sorteo dio como momento para la orden de Abdías, el octavo lugar.
Entonces ¿Cuándo le tocó en suerte servir al orden de Abías?
Le tocó servir la décima semana durante la porción del año de lluvia temprana
Entiendo que estas cuentas son difíciles y hasta engorrosas, pero por qué son importantes. Veamos y soy sincero al escribir la emoción que siento al revelar al nuevo creyente esto que estuvo frente a sus ojos tantas veces y no supo cuán importante era. Qué nos dice el Evangelio de Lucas 1:5 y 8-9
“Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías…
…Aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Elohim según el orden de su clase, conforme a la costumbre del sacerdocio, le tocó en suerte ofrecer el incienso, entrando en el santuario del Señor.”

Ahora sí las cosas empiezan a tener mejor color. Ahora vemos que Zacarías, el esposo de Elisabeth, y padre de Juan el bautista, resulta ser un sacerdote que servía en el templo en un determinado momento del año.
Recordará el lector que Zacarías tuvo una visión durante el momento en que servía incienso en el Templo. Que recibió el mensaje de la futura concepción de su esposa y ante su incredulidad Gabriel lo enmudeció. Todo lo cual puede leerse en Lucas.
Avancemos un poco más. ¿Cuándo comienza el año religioso según la Toráh?
Comienza en el mes de Aviv, 14 días antes de Pesaj (Pascua) y Zacarías por ser del orden de Abías debía servir 10 semanas después de comenzado el año. Pues ya hemos visto que el orden de Abías servía en la semana décima.
La concepción de Juan el Bautista aconteció dos semanas después de la visión. O sea fue concebido la semana 12 del año. Naciendo 40 semanas después, que es la duración normal de un embarazo, lo cual nos lleva a observar que Juan el Bautista nació durante Pesaj.
Esto además tiene un contenido que el nuevo creyente debe aprender. En la tradición judía durante el seder de Pesaj, existe la tradición de dejar una copa de vino servida y la puerta abierta esperando la llegada de Elías. Pues bien, todos recordarán lo que Yeshúa dijo en Lucas 11: 11-15
“De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.
Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.
Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan.
Y si queréis recibirlo, él es aquel Elías que había de venir.
El que tiene oídos para oír, oiga.”

Por supuesto, ese Elías, Juan el Bautista vino y vino cuando debía venir, en Pesaj.
Y todo esto ¿Por qué es importante para entender cuándo nació Yeshúa? Porque Nuestro Señor fue concebido 6 meses después. Lucas 1: 26 al 31
“Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Elohim a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María.
Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres.
Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta.
Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Elohim.
Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Yeshúa.”
O sea, 6 meses después nos dan que Yeshúa fue concebido durante el período que conocemos como la Festividad de las Luminarias o de la Dedicación o de las Luces o en hebreo Jánuka. Sí, la Luz del mundo llegó cuando nosotros celebramos la Fiesta de las Luces.
Repito, sé que sacar todas estas cuentas es una tarea un tanto difícil. Difícil porque el nuevo creyente sólo conoce por lo general el calendario gregoriano instaurado por el catolicismo. Difícil porque significa romper con moldes de pensamiento. Difícil porque hay que pensar en otros meses y otra forma de contar. Difícil, pero no imposible de entender.
Prosigamos. Si Yeshúa fue concebido para la semana de Jánuka, nació obviamente 40 semanas después. Estos nos ubica en la época de las llamadas Fiestas del Otoño: Yom Teruáh, Yom Kippur y Sukkot; las cuales he explicado en estudios anteriores.
Aquí la tradición fundamentalmente romana ha invertido las cosas. Muchos han entendido que Belén estaba llena de gente porque coincidió el nacimiento del Salvador con un censo. El hecho verdadero es que el censo se hizo aprovechando que toda la gente iba a estar en Jerusalén o cerca de allí. Porque los romanos aprovecharon que todos los judíos tenían la obligación de ir a Jerusalén a celebrar la Fiesta, tal cual lo prescripto en Deuteronomio 16:16. Ya que todos van a estar reunidos aprovecho y los cuento dijo Augusto. No al revés, que se hayan reunido para que los cuenten. Lucas 2: 1 al 3
“Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.
Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria.
E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.”

Belén se encuentra a muy pocos kilómetros, con lo cual yendo José con su familia a esa ciudad, estaba muy cerca de la ciudad a la cual debía ir para cumplir el mandamiento de Deuteronomio 16:16. Es tan claro para quien estudia, observa y guarda la Toráh, que sorprende cómo estas cuestiones han estado veladas durante siglos.
Entonces primer dato: Yeshúa nació durante una de las Fiestas de Peregrinación anual a Jerusalén.
Pasemos al siguiente dato. ¿Dónde nació? ¿Dónde aconteció el hecho físico de su nacimiento?
La respuesta que de inmediato se da es que nació en un establo entre animales.
Ahora sí, querido hermano, voy a ser duro con esa idea. ¿Cómo a alguien se le puede ocurrir que el Salvador de Israel, el Mesías, puede nacer entre el estiércol de los animales, entre el olor de estos y su suciedad? ¿Cómo alguien puede creer que eso es un gesto de humildad?
No, pensar que el Ungido de Israel nació entre la suciedad y el estiércol de los animales es la burla satánica más inmunda que puede escucharse con respecto a Nuestro Mashíaj.
Pero ¿Cómo se pudo caer en semejante aberración? Por errores, intencionados o no, de traducción, sumados al desconocimiento de la Toráh y sus prescripciones. Permítaseme que muestre algo. Génesis 33:17
“Y Jacob fue a Sucot, y edificó allí casa para sí, e hizo cabañas para su ganado; por tanto, llamó el nombre de aquel lugar Sukkot.”
Entonces cómo se llaman las cabañas para el ganado: sukkot (plural de sukká) Eso es lo que nosotros llamaríamos establo.
Pero también la palabra Sukká, además de usarse para describir un establo, se usa para describir una tienda. Una vivienda temporal, una carpa.
Veamos cómo esta palabra, Sukkot, es usada en Deuteronomio 16:12-13

“Y acuérdate de que fuiste siervo en Egipto; por tanto, guardarás y cumplirás estos estatutos.
La fiesta solemne de los tabernáculos harás por siete días, cuando hayas hecho la cosecha de tu era y de tu lagar.”
Por supuesto, según hemos visto aquí está prescripta la Fiestas de los tabernáculos o de las Tiendas o de … Sukkot.
Entonces, no es necesaria mucha deducción para entender las cosas.
José y María se encontraban en Belén, cerca de Jerusalén, en un momento en el cual miles de personas se congregaban en Jerusalén. Momento el cual aprovechó Augusto porque todos los hombres judíos debían encontrase ahí.
Y nació físicamente en un lugar que en hebreo se denomina “Sukká”. ¿Se referirá esto a un “establo”? O se referirá en cambio a ese lugar temporal, esa tienda, ese tabernáculo que se nos manda hacer para esa fecha. En el cual debemos morar por 7 días para recordar que fuimos peregrinos en el desierto. Creo como escribí que no hay que hacer muchas deducciones para entender que El no nació en un establo rodeado de animales, sino que nació en una Sukká, un tabernáculo temporal. Puedo mostrar algo más, lo cual también se pierde conforme la traducción. Miremos el llamado Evangelio de Juan 1:14
“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…”
El término griego que fue traducido como “habitó” es skenoo σκηνόω (Strongs. 4637) que significa “acampar, habitar como en una tienda…” ¿Suena similar a lo que estamos viendo?

Por ello es que afirmamos que Yeshúa no nació el 24 de diciembre a la noche. Sino que nació en setiembre u octubre.
¿Podemos precisar aun más las cosas?
Sí, veamos.
Sabemos que el canalla Herodes pretendió matarlo. Por lo cual huyeron a Egipto, Mateo 2: 15
“ y estuvo allá hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta, cuando dijo: De Egipto llamé a mi Hijo.”
Pero y aquí hay un dato trascendente Lucas 2: 22
“Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor…”
¿Y cuánto tiempo es este?
Levítico 12: 2 al 4
“Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda.
Y al octavo día se circuncidará al niño.
Mas ella permanecerá treinta y tres días purificándose de su sangre; ninguna cosa santa tocará, ni vendrá al santuario, hasta cuando sean cumplidos los días de su purificación.”
Siete más 33 nos da un total de 40 días. Si ellos volvieron a su tierra antes al cumplirse esos 40 días, lo cual hicieron. Quiere decir que Herodes ya había muerto, o sea Herodes había muerto durante esos 40 días en que se producía el tiempo de purificación (¿Casualidad que la inmundicia desaparezca?).
¿Para qué nos sirve saber que volvieron días después de muerto Herodes?
Porque sabemos históricamente que Herodes I el grande murió en setiembre del año 4 AC.
Resumiendo Nuestro Salvador y Ungido Yeshúa HaMashíaj nació el primer día de la Fiesta de Sukkot del año 4 ac.
Ricardo

Fin del estudio. Es muy importante aclarar que este estudio está basado en un estudios del hermano James Scott Trimm de EEUU

Tags: