Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
¿María está en el cielo?

¿María está en el cielo?

Introducción:

Una de las fiestas principales de la iglesia católica Romana es precisamente la asunción de la virgen María a los cielos, que se celebra el 15 de Agosto, son dos fiestas importantes en su honor durante el año. La otra es “la Inmaculada concepción”, que se celebra el 8 de Diciembre. En estas fiestas se celebra cultos en honor a ella, estos cultos se distinguen de los cultos en honor a Dios y al Señor Jesús y los Santos. El culto que se rinde a María se define como: Hyperdulia. Mientras que la adoración a Dios y a Jesús se define como: Latría, y Dulía a los santos.

Desarrollo del Tema:

Estos días, son días de guardar según las normas de la Iglesia Católica Romana, días en que todos los católicos están obligados bajo la pena de pecado mortal, a oír misa, y abstenerse de trabajos serviles no necesarios. Es necesario que meditemos si el pueblo de Dios está obligado a guardar ésta fiesta de la asunción de la virgen María. Primeramente debemos entender qué se quiere decir con este de nombre “LA ASUNCION DE LA VIRGEN MARIA”, esto significa la elevación de virgen María al Cielo.
Copiaremos lo que dice el diccionario Católico para tener una mejor idea al respecto de esta fiesta Católica Romana”: Es doctrina de la Iglesia que la santísima Virgen, al termino de su vida terrenal, fue glorificada en cuerpo y alma en el Cielo”; continúa diciendo el diccionario: ¿como se operó ésta glorificación?, no pertenece a la definición de la fe, sino es aún materia de discusión entre los teólogos.

Aunque bien se admite con certeza la muerte de la santísima virgen María, sin embargo discrepan de la manera en que el alma se unió al cuerpo después de su muerte. Aunque este privilegio de la madre de Dios no se encuentra explícitamente en las Sagradas Escrituras, fue siempre creencia tradicional de la iglesia desde la época apostólica, enseñada por los santos padres y doctores, como tal venida por el magisterio ordinario y solamente definida como dogma de fe, el 1º de noviembre de 1950 por el papa pío Xll Y termina diciendo el diccionario católico: “ En la Iglesia oriental se le celebra también con profunda devoción llamándose: Dormición de la santísima virgen”

Por la explicación que da el diccionario católico, claramente se entiende que esta fiesta no es un punto del todo definido entre los teólogos católicos. Claramente confiesa el diccionario que es aún materia de discusión entre los teólogos católicos de cómo se operó la glorificación de la virgen María. Confiesa el diccionario que aún se discrepa en la teología Romana, la manera como el alma se unió al cuerpo de María después de su muerte. Esto nos hace ver que los que se han dedicado al estudiar la ciencia de Dios no han podido establecer la verdad a este respecto.

La razón del porqué no se ha establecido un punto definido, es porque como dice la misma aclaración del diccionario, que este punto no se encuentra explícitamente en las Sagradas Escrituras, la asunción de María descansa exclusivamente en la tradición, pero nunca en la verdad de la palabra de Dios. No existe ninguna profecía que nos hable al respecto, no hay absolutamente un solo versículo que favorezca ese punto doctrinal de la Iglesia Católica Romana.

Aún ellos mismos cuando han querido citar algún versículo de la Sagrada Escritura se contradicen, por ejemplo: Algunos escritores Patrísticos, es decir los que se dedican a conocer la doctrina, pues bien, estos escritores citan Apocalipsis capítulo 12 para decir que allí se habla de María, pero otros escritores católicos objetan diciendo que no se puede referir ese capítulo a María, por el hecho de que la mujer del capítulo 12 de Apocalipsis. Tenía dolores de parto para dar a luz, y sin embargo la virgen María no podía dar a luz sin detrimento de su virginidad.

Leeremos el capítulo 12 de Apocalipsis 1, “Y una gran señal fue vista en el cielo: Una mujer vestida del sol y la luna debajo de sus pies y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. La cual llevaba un hijo en su seno y clamaba con los dolores de parto y con la tortura de dar a luz…”, en el versículo 5 agrega… Y dio a luz un hijo varón, destinado a regir todas las gentes con vara de hierro y fue arrebatado su hijo, llevado a Dios y a su trono.

La visión del apóstol Juan ha desconcertado totalmente a los teólogos católicos, pues aún las mismas versiones católicas en sus notas aclaratorias se contradicen en este aspecto, la versión de Bover y Cantera, tercera edición, sostiene que es la virgen María, leeremos la última parte de la aclaración del versículo 1 de apocalipsis 12. “vestida del sol significa la gloria de la divina maternidad. La luna debajo de sus pies significa, símbolo del señorío soberano o realeza de María, y la corona de las 12 estrellas es la gloria de los 12 patriarcas de Israel recapitulada y representada en María.

Por esta nota aclaratoria de Bover y Cantera se prueba que algunos teólogos sostienen que sí es María, pero la nota aclaratoria de la versión católica de Juan Straubinger sostiene que no es María. Y la nota aclaratoria de Nácar y Colunga, sostiene que esa mujer es el Israel del Antiguo Testamento.
Estas pequeñas contradicciones de los expositores católicos nos dejan amplia evidencia que aún no se han puesto de acuerdo los teólogos católicos respecto a este tema de la virgen María en sus explicaciones Escriturales, así como a la asunción de ella, es decir a su traslado a los cielos.

La mujer que menciona el capítulo 12 de Apocalipsis versículo 1, no es propiamente una mujer literal, como tampoco la del capítulo 17 de este mismo libro, en donde se presenta una mujer sin honor, no puede pensarse que esta mujer sea literal, debe ser simbólica como la del capítulo doce de Apocalipsis, es simbólica.
La versión de Bover y Cantera que es la que explica que la mujer del capítulo 12 de Apocalipsis es la virgen María o sea que lo toma de forma literal, ¿por qué admite a la mujer de capítulo 17 como simbólica?, no se puede aceptar que una es literal y la otra simbólica.

Es necesario entender que el termino mujer dentro de la fraseología Escritural significa congregación, por ejemplo a la congregación de Israel en el antiguo Testamento se le comparó a una mujer, Jeremías 18: 13. “Por tanto, así dijo Jehová: Pregonad ahora a las gentes quien tal haya oído. Gran fealdad ha hecho la virgen de Israel”. Podríamos citar otros pasajes en los cuales a Israel se le compara con una mujer. El apóstol Pablo también comparó a la iglesia de Dios con una virgen, (2 de Corintios 11: 2). Si las mismas Escrituras identifican a las congregaciones con mujeres, esto indica que las mujeres tanto del capítulo 12 y 17 de Apocalipsis son congregaciones, la primera con honra y la segunda deshonrada, la primera dando a luz al Hijo de Dios y la segunda fornicando y embriagándose con la sangre de los Mártires de Jesús.

Siendo así el capítulo 12 de Apocalipsis, nos está hablando de la congregación o pueblo que dio a luz al Mesías, pues desde luego que el Verbo se haría carne debería hacerlo en un pueblo, y el pueblo donde El nació fue en la congregación o pueblo de Israel, como es sabido por todo el mundo cristiano. Se sobre entiende entonces que esa mujer del capítulo 12 de Apocalipsis, simboliza a la congregación de Israel, en cuyo seno el Verbo tomo Carne. Esto lo explica claramente la versión católica Nácar y Colunga en su nota explicativa: “Esta mujer del capítulo 12 es la Iglesia del Antiguo Testamento, que da al luz al Mesías en medio de las grandes pruebas y ansias…
Notemos, que los teólogos que apuntaron esta nota en la versión de Nácar y Colunga están en lo cierto, ellos en ningún momento se pusieron a pensar que este pasaje de la Sagrada Escritura se refiere a la virgen María, pues la visión fue clarísima y no deja lugar a dudas.

Las características con que lo describe el apóstol Juan NO pueden aplicarse en ningún momento a virgen María.

Por lo antes expuesto podemos notar que ni los teólogos ni la iglesia católica pueden asegurar que la virgen María haya subido al cielo.

Las Sagradas Escrituras nada dicen, no hay ni un solo pasaje en la Biblia en que la iglesia católica pueda fundamentar su creencia, que la virgen María ascendió al cielo.

¿QUIEN FUE MARIA?

María fue una mujer de hogar, con un esposo y una familia que vivía en Nazaret. El Evangelio de Mateo 13: 55,56, dice: ¿no es este el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas?, ¿no están todas sus hermanas con nosotros?. Con estos versículos entendemos con claridad que la familia de María con su esposo José eran de varios miembros, es decir que tenían varios hijos e hijas.

Estos pasajes no dejan lugar a dudas, prueba de ello es que ni aún las versiones católicas se han atrevido a poner alguna nota aclaratoria en estos textos, han preferido callar ante solemne verdad. Por lo tanto es natural que si ella tuvo otros hijos con José, pues naturalmente dejo de ser virgen, así lo explica el mismo Evangelio de Mateo 1: 25, Pero no la conoció hasta que parió a su hijo primogénito: y llamó su nombre Jesús”. De manera que Jesús fue el primer hijo de aquella familia. Pero tenemos que tener claro que Jesús no era hijo de José como los judíos creían, sino HIJO de DIOS.

Mientras Jesús estuvo en la tierra, nunca brindó preponderancia a María, entre las demás creaturas jamás trató de enaltecerla, delante del pueblo de Israel eso hubiera sido un grave error, presentarla para que la adoraran, el Señor Jesús sabía que eso no debía de hacer, el Señor presento únicamente a su PADRE CELESTIAL. Y jamás en ningún sermón dio indicio alguno de deificar a María. Todo lo contrario, en todas Partes donde se menciona, se le considera como una mujer.

Otra de las cosas de debemos considerar es que el Señor Jesús nunca la llamó Madre sino siempre que la menciona o se refiere a ella la llama, “MUJER”, (Juan 2: 4 y 19: 26).
Tenemos otra parte en las Escrituras en donde se menciona a María y no se observa ninguna particularidad que la engrandezca, por ejemplo en Mateo 12: 47, 50: Y le dijo uno he aquí tu madre y tus hermanos están fuera y te quieren hablar. Y respondiéndole El al que decía esto y le dijo: ¿Quien es mi madre y quienes son mis hermanos?, y extendió su mano hacia sus discípulos dijo: ¿Quien es mi madre y mis hermanos? Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que esta en los cielos es mi hermano y mi madre.

En este pasaje el Señor Jesús no enalteció a María, todo lo contrario la puso al mismo nivel de toda mujer u hombre que hace la voluntad de Dios su Padre. Pero como ser humano la amaba y la respetaba y cuidaba de ella y era un hijo amado como está escrito de El (prov. 4: 3).

BIENAVENTURADA.(7 veces dichosa)

María dijo en el Evangelio de San Lucas, 1: 48. Porque ha mirado la bajeza de su creada; porque he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones. Es imposible negar que ella fuera la bendita entre todas las mujeres, el vaso escogido de Dios para traer a la tierra a su Hijo amado, porque ninguna mujer ha tenido la dicha como la que tuvo María, una joven llena de gracia y santidad.

Encontramos a una mujer cuando oyó hablar a Jesús dejo: bienaventurado el vientre que te trajo, y los pechos que mamaste. Y El le dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan. (Lucas 11: 27, 28). Como esta mujer, muchas la llaman dichosa o bienaventurada, pero porqué?, Porque como ella mismo dijo: Miró la bajeza de su creada”.

María y su esposo José fueron una familia como todas las familias de Israel, guardadores de la Ley, temerosos de Dios y apartados de todo mal, y con varios hijos como dicen los Evangelios, pero también sujetos a morir como todo ser humano, José sus hijos y su esposa María murieron con la esperanza de la resurrección en el día postrero. Como todo creyente en la doctrina de Jesucristo( Juan 11: 24).Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy (NBLH)24 Marta Le contestó: “Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día final.”

Jesús en ningún momento le prometió un lugar especial ni aquí en la tierra ni en los cielos. Ella murió como todos los Santos, con la esperanza que cuando su Hijo Jesús venga en gloria la levantará del sepulcro como a todo creyente, y verá a su Hijo cuando Dios lo sentará en el trono de David su padre como le prometió el Ángel Lucas 1: 31, 32,33: Y he aquí, concebirás en tu seno, y parirás un hijo, y llamarás su nombre Jesús.
Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo: y le dará el Señor Dios el trono de David su padre.

Esta es la promesa que Dios le hizo a Mara, de manera que cuando su Santo Hijo esté en su Trono de Gloria y todas las naciones sepan que este es aquel que fue hijo de José y María dirán entonces Bienaventurada, y ¿como se sentirá ella cuando vea en el trono a su hijo?

Mientras ese tiempo llegue, ella estará esperando en el sepulcro a su SALVADOR Cristo Jesús. Como dice el escritor de la carta a los Hebreos 11: 13, Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido las promesas, sino mirándolas de lejos, y creyéndolas, y saludándolas y confesando que eran peregrinos y advenedizos aquí en la tierra. María como todos los Santos no ha recibido la vida eterna, porque el mismo escritor en el versículo 40 dice que: Dios proveyendo una cosa mejor para nosotros, para que no fuesen perfeccionados sin nosotros.

María si está en polvo de la tierra, ni siquiera sabe que el mundo la adora, la venera y que la han puesto por intercesora de los hombres, si lo supiera sentiría gran dolor y pena porque en los pueblos donde se celebran festividades a su nombre no falta el pecado y la muerte.

Cuando su hijo Jesús establezca su reino en la tierra como le dijo el Ángel, y todos los redimidos estén en presencia de Jesucristo, entonces veremos a María y la conoceremos cara a cara y todo los que se dijo de ella en la tierra, fue para mantener una religión con sus tradiciones, pero nunca con base en la Palabra de Dios.
Analice este caso con toda conciencia, y sin pasión religiosa y verá que la Palabra de Dios tiene la razón, y si Ud. Cree en lo que está escrito no solo vera a María en el Reino, sino también a Jesucristo, a sus hermanos en la carne, y a José, esposo de María que cuidó de Jesús desde su nacimiento. (Mat. 1: 13.).
Que la gracia de Dios Padre, y el amor de Jesucristo sea con todos.

Defendiendo la Sana Doctrina
IGLESIA DE DIOS

desde Guatelinda /formado Lideres con valores/GamEstrada
http://iglesiadedios7diadoctrina.blogspot.com/…/y-donde-est…

Tags: