Pix.: 22992540111 (Qualquer ajuda é bem Vinda. Gratidão)
Inicio | Temas Bíblicos |Leia a Biblia Leia a Bíblia | Post´s em Espanhol |Doações |Contato pt Portuguese
Esta é a vida eterna: que te conheçam, o único Elohim verdadeiro, e a Yeshua o Messias, a quem enviaste. JOÃO 17:3
faceicon
LAS FORMAS CORTAS DEL NOMBRE SAGRADO

LAS FORMAS CORTAS DEL NOMBRE SAGRADO

El nombre sagrado o también llamado tetragrámaton consta de cuatro letras hebreas יהוה transliterándose como Yahweh, este nombre consta de dos formas hipocorísticas o abreviadas las cuales son יה (transliterándose Yah) y יהו (transliterándose Yahw) la primer forma se denomina forma bilítera porque consta de las primeras dos letras hebreas del nombre, y la segunda se denomina forma trilítera porque consta de las primeras tres letras hebreas del nombre, en el caso de la forma bilítera la podemos encontrar al final de algunos nombres teofóricos (se denominan nombres teofóricos a todo nombre propio que lleva el nombre sagrado) como עדיה (transliterándose AdaYah) y de algunas palabras como הללויה (transliterándose HaleluYah), en el caso de la forma trilítera la podemos encontrar al principio y al final de algunos nombres teofóricos como יהוסף (transliterándose Yahwsef) y ישעיהו (transliterándose YeshaYahw).

Existen otras formas del nombre sagrado pero estas son tardías, lo que quiere decir que no fueron dadas desde el plano divino sino nacieron por la evolución del hebreo y estas son יו (transliterándose como Yo) y יהו (transliterándose como Yeho), la forma יו data de los siglos VIII y VII A.E.C. pero esta forma no se pronunciaba como Yo sino como Yaw y esto lo confirma Anson Rainey, profesor de Cultura Antigua y del Cercano Oriente y de Lingüística Semítica en la Universidad de Tel Aviv:

“El componente teofórico en los nombres personales israelitas del norte, escrito -YW en los textos epigráficos, nunca se pronunció -YO! La W final no se utilizó como marcador de una vocal O final hasta el período postexílico. En los siglos VIII y VII, cuando tenemos estos nombres personales terminados en -YW, la W era una consonante y la pronunciación era -yaw (o yau). Así que cualquiera puede ver que la diferencia entre -yaw del norte y -yahu del sur no es tan grande, sobre todo porque la -h- en la forma del sur era bastante débil.”
(Anson Rainey (septiembre-octubre de 1994) «How Yahweh Was Pronounced». Biblical Archaeology Review.)

Lo que quiere decir es que la forma Yo no existía antes del exilio a Babilonia, pero entonces ¿Cómo evolucionaron las formas tempranas Yah y Yahw a las formas tardías Yeho y Yo?:

“La forma yeho resultó de la reducción de ‘a’ a ‘e’ y luego de la contracción dentro de la sílaba final, y yô surgió a través de la elisión de h en aha a, el yaw resultante luego se contrajo a yô.”
(Extracto de Keion Sampson – Freedman, Anderson, and Forbes 1992: 173; Freedman and O’Connor 1986: 501.)

Por lo que:

“PERIODO PREEXILICO: Por consiguiente, a partir de algún momento después del periodo de la monarquía dividida, el rechazo del culto a Yahweh vio la modificación concurrente de una antigua forma abreviada del Nombre Sagrado cuando se componía en nombres personales (yahw). Esta modificación ya no indicaba la abreviación de la forma de este imperfecto causal, sino una forma mutilada (yaw). Esta modificación se originó en el norte de Israel. Yahûdāh (propiamente dicho) mantuvo en un principio la forma antigua del nombre abreviado, pero con el tiempo se vio influenciado por las prácticas onomásticas del norte de Israel después de que la familia real del norte se mezclara con la del sur. Sin embargo, esto no se mantuvo, ya que Yahûdāh volvió posteriormente a su antigua práctica a partir de algún momento posterior del siglo VIII y hasta el exilio de Judea. No se sabe hasta qué punto estos desarrollos onomásticos fueron influenciados por las instituciones monárquicas, pero especialmente en el caso de los cambios iniciales realizados en el norte de Israel al yaw y luego más tarde en Yahûdāh también parece ciertamente a priori lo más probable. Ahora hay que darse cuenta de que todas las apariciones de yw- (y de -yh para el caso) en los textos bíblicos preexílicos son revisiones posteriores, resultantes de desarrollos ideológicos religiosos posteriores (véase más adelante). Las formas pre-exílicas en esos textos eran originalmente -yahw- en posiciones iniciales y finales, ya que las obras literarias eran productos del reino del sur.”
(Keion Sampson (octubre 2015) en THE NAME OF יהושע : A REEXAMINATION OF THE FORM OF THE SACRED NAME COMPOUNDED IN PERSONAL NAMES IN ITS RELIGIOUS CONTEXTS)

Por lo tanto, las formas Yeho y Yo son formas tardías que nacieron posterior al exilio y no existe ninguna evidencia arqueológica ni histórica de su existencia antes del exilio, en cambio las formas Yah y Yahw son formas abreviadas tempranas del nombre sagrado que si existen aun antes del exilio y que se utilizaban al principio y al final de los nombres teofóricos.
#LaVerdadBíblica

Tags: LA DOCTRINA DEL NOMBRE YAHWAH ANULA LAS REGLA GRAMATICALES.

LA DOCTRINA DEL NOMBRE YAHWAH ANULA LAS REGLA GRAMATICALES.

YAHWÁH no cumple con las reglas gramaticales del nombre del Creador es de allí De dónde provienen los nombres Jehova, Yehovah y Yehowah terminando en (A ) como YaHWaH en vez de YaHWeH que termina en (E); YAHWAH ( Error ) rompe las reglas gramaticales. P. Ej:
Ya Cv – Hu Cv – aH vC — Así los falsos maestros obtienen el nombre de Yahuah
Pero si el nombre de nuestro Padre fuese así no respetaría esta regla. YAHWAH rompe las reglas gramaticales

Otro Ejemplo:
Ya Cv – Hu Cv – aH vC, como ves aquí la Waw esta funcionando como una vocal la cual es la U pero el problema es que solo tenemos sílabas abiertas y ninguna cerrada CvC .

Para corregir este error gramatical, abría que remover la función de la Waw como vocal para que actuara como una consonante y así tener una sílaba cerrada y cumplir con una verdadera pronunciación.

Ya Cv – Hu Cv – aH vC

Ya Cv – H C – UaH vC

Ya Cv – H C – WaH CvC .
Como hemos dicho antes una Waw , si esta al final de una sílaba Ya – Hu – ah hace la función de vocal pero si está al principio Ya – H – Wah funciona como consonante.
Entonces tendríamos esto al corregir ese error. Ya Cv – H C – WaH CvC.
Pero también vemos que al hacer esto surge otro error ya que hay una consonante H C sin su vocal produciendo que no haya ninguna sílaba abierta o cerrada.

Para corregir este error, el nombre de 4 letras “yod he wav hei” de nuestro Padre tendría que tener este formato como usualmente lo llevan los nombres de 4 letras CvC – CvC . Ya Cv – H C – WaH CvC — YaH CvC WaH CvC haciendo que su nombre sea YAHWAH el cual es ERRADO ya que es FEMENINO.

El nombre de Elohim Por muchos errores y falsificaciones que quiera enseñarnos el enemigo, nuestro Padre YAHUEH siempre va a estar ahí para que por medio de su Ruaj ha Kadosh nos lleve a toda verdad.

IAWA figura Gnóstica judia. En la número 1094 es interesante notar que la inscripción es hebrea. Dice IAWA BRACAS, que en español es Iawa es decir YAHWAH y no YAHWEH. Aquí tenemos la forma IAWA en lugar de IAWE.

Tags: EL GRAN PROPÓSITO DE LA DISCIPLINA DE YAHWEH HACIA SUS HIJOS.

Amados hermanos. Las Escrituras nos enseña mucho acerca de la disciplina que YAHWEH aplica a sus hijos.

Es muy bueno analizar este detalle, ya que en muchas ocasiones hemos escuchado que muchos creen que YAHWEH, es un Elohe malo, castigador y torturador, pues esas cosas pasan cuando no entendemos el GRAN PROPÓSITO DE SU CORRECCIÓN EN NUESTRO CAMINAR.

Vamos a poner un ejemplo ¡¡Quizas suene algo tontillo!!, PERO HAY VECES QUE SE NECESITA MOSTRAR EJEMPLO PARA PODER ENTENDER LA ACTITUD DE YAHWEH COMO PADRE, ANTES LA DES OBEDIENCIA DE SUS HIJOS REBELDES

El ejemplo que usaremos es la de un padre con un hijo

Cuando un padre enseña ciertas pautas o reglas a un hijo, desde su pequeñez, estas son para su propio bien y crecimiento en obediencia, para llegar a ser un hijo de bien y así poder llevar la misma enseñanza a sus hijos a futuro, esto hará que en cadena esa enseñanza pase de generación en generación para que crezcan en un entorno de buenas enseñanzas basadas en obediencia, disciplina, diligencia, armonia y paz.

Supongamos que un hijo es disciplinado con estas condiciones, mencionadas arriba, pero un día desobedece, sale de casa sin avisar y vuelve tarde, el padre lo castigara, pero malo seria que lo echará de la casa, que lo odiara, que lo golpeara bruscamente, que lo insultara y que no le perdonara, pues al contrario, ante el mal acto del niño des obediente, un padre primero lo reprende, habla con el seriamente, lo perdona por lo que hizo.

¡¡PERO!! DE NINGUNA MANERA LO DEJA SIN CASTIGO, LOS CASOS MAS VISTO SON:

_TE QUEDARA SIN VER A TUS AMIGOS UNA SEMANA.
_TE QUEDARA SIN TV, O VÍDEOS JUEGO UNA SEMANA

(ESTO LO PONEMOS COMO EJEMPLO NADA MAS, YA QUE SABEMOS QUE LA TV Y LOS VÍDEOS JUEGO SON MALOS PARA SU VIDA DEPENDIENDO QUE SEA LO QUE MIRARA O JUGARA)

PERO BUENO EL CASO ES QUE SIEMPRE IMPONDRÁN CASTIGO, LOS PADRES CUANDO UN HIJO DISCIPLINADO SE HA PORTADO MAL ¿PORQUE? PORQUE SON MALO?, PORQUE NO LO QUIEREN? ¡¡NO!!

LA GRAN RAZÓN ES PARA QUE ELLOS COMIENCEN A REFLEXIONAR POR LO QUE HAN HECHO, SI LO DEJARAN COMO SI NADA, ELLOS PASARÍAN POR ENCIMA CUANTAS VECES QUIERAN.

LOS CASTIGOS SON BARRERAS, LIMITES, QUE SE PONEN, CON EL PROPÓSITO O FIN DE QUE EL NIÑO REACCIONES ANTE LA FALTA COMETIDA.

___ SI NO HUBIESE HECHO ESTO, NO ESTARÍA HOY SIN SALIDA,
___ MI PADRE ME A CASTIGADO, POR SER DES OBEDIENTE, DEBO ESFORZARME PARA QUE NO SE VUELVA A REPETIR, NO QUIERO SER CASTIGADO, Y PERDER LO QUE AMO
___ E SIDO DES OBEDIENTE, ESTE CASTIGO ME A DADO UNA GRAN LECCIÓN, PARA RESPETAR SUS ENSEÑANZAS, DEBO PORTARME BIEN.
___ INTENTARE PORTARME BIEN PARA NO TENER QUE SER CASTIGADO NUEVAMENTE. ETC…

TEN EN CUENTA LA DISCIPLINA VALE MUCHO, UN NIÑO/A CONSENTIDO/A, SOLO TRAERÁ DOLORES DE CABEZA.

Proverbios 13:24
El que escasea la vara odia a su hijo, mas el que lo ama lo disciplina con diligencia.

Proverbios 19:18
Corrige a tu hijo mientras hay esperanza, pero no desee tu alma causarle la muerte.

Proverbios 29:15
La vara y la reprensión dan sabiduría, pero el niño consentido avergüenza a su madre.

PUES CON YAHWEH PASA EXACTAMENTE LO MISMO HERMANOS, EL ES UN PADRE AMOROSO Y POR MEDIO DE SU HIJO NO A REGALADO INSTRUCCIONES DE BIEN PARA NUESTRO CAMINAR EN UNA VIDA DE SHALOM, Y ARMONÍA

Las Escrituras misma dan detalle de ello

Job 5:17
He aquí, cuán bienaventurado es el hombre a quien YAHWEH reprende; no desprecies, pues, la disciplina del Todopoderoso.

Salmos 94:12
Bienaventurado el hombre a quien corriges, YAHWEH, y lo instruyes en tu Ley;

Proverbios 29:16-17
Cuando aumentan los impíos, aumenta la transgresión, pero los justos verán su caída. Corrige a tu hijo y te dará descanso, y dará alegría a tu alma. Donde no hay visión, el pueblo se desenfrena, pero bienaventurado es el que guarda la Ley

YAHWEH ES UN ELOHE QUE NOS DA SUS INSTRUCCIONES PARA QUE CAMINEMOS RECTOS SI OBRAMOS MAL HABRÁ CASTIGO, PERO NO PORQUE SEA MALO, SINO PARA QUE REFLEXIONEMOS ANTE NUESTRAS FALTAS, TODO LO CONTRARIO, YAHWEH NOS AMA Y POR ESO NOS CUIDA.

Deuteronomio 8:1-18:
Cumple fielmente todos los mandamientos que hoy te mando, para que vivas, te multipliques y tomes posesión de la tierra que YAHWEH juró a tus antepasados. Recuerda que durante cuarenta años YAHWEH tu Elohe te llevó por todo el camino del desierto, y te humilló y te puso a prueba para conocer lo que había en tu corazón y ver si cumplirías o no sus mandamientos. Te humilló y te hizo pasar hambre, pero luego te alimentó con maná, comida que ni tú ni tus antepasados habían conocido, con lo que te enseñó que no solo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca de YAHWEH. Durante esos cuarenta años no se te gastó la ropa que llevabas puesta, ni se te hincharon los pies. Reconoce en tu corazón que, así como un padre disciplina a su hijo, también YAHWEH tu Elohe te disciplina a ti. Cumple los mandamientos de YAHWEH tu Elohe; témelo y sigue sus caminos. Porque YAHWEH tu Elohe te conduce a una tierra buena: tierra de arroyos y de fuentes de agua, con manantiales que fluyen en los valles y en las colinas; tierra de trigo y de cebada; de viñas, higueras y granados; de miel y de olivares; tierra donde no escaseará el pan y donde nada te faltará; tierra donde las rocas son de hierro y de cuyas colinas sacarás cobre.

Proverbios 3-1:5
HIJO mío, no te olvides de mi instruccion; Y tu corazón guarde mis mandamientos: Porque largura de días, y años de vida Y paz te aumentarán. Misericordia y verdad no te desamparen; Atalas á tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón: Y hallarás gracia y buena opinión En los ojos de YAHWEH y de los hombres.

Proverbios 3:11-12
“No menosprecies, hijo mío, el castigo de YAHWEH, Ni te fatigues de su corrección; Porque YAHWEH al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.;”

Estas citas nos hablan de la disciplina de YAHWEH en nuestras vidas, es una evidencia de que somos hijos suyos y es la muestra de su inmenso amor hacia nosotros. Cuando tenemos la actitud correcta hacia el castigo o disciplina de YAHWEH y entendemos el propósito del mismo, y caminaremos en el camino recto.

Jeremías 46:28
“Tú, siervo mío Yaakov, no temas, dice YAHWEH, porque yo estoy contigo; porque destruiré a todas las naciones entre las cuales te he dispersado; pero a ti no te destruiré del todo, sino que te castigaré con justicia; de ninguna manera te dejaré sin castigo.”

La actitud en la cita de Jeremías nos enseña que YAHWEH está con nosotros, que cuando sea necesario él nos castigará con justicia, justamente y que él aplicará su castigo porque él es Justo. Nuestra actitud debe ser la no menospreciar ni desmayar ante ese castigo como nos habla proverbios, porque entendemos que él nos ama y que su castigo siempre será justo porque él es Justo. Jamás él nos castigará porque quiere vernos sufrir y eso debemos entender claramente y nunca olvidarlo.

¿Cuál es nuestra actitud hacia el castigo o la reprensión de nuestro Padre celestial YAHWEH de los ejercitos?

Jeremías 5:3
“Oh YAHWEH, ¿no miran tus ojos a la verdad? Los azotaste, y no les dolió; los consumiste, y no quisieron recibir corrección; endurecieron sus rostros más que la piedra, no quisieron convertirse.”

El propósito: en la cita de Jeremías vemos que YAHWEH anhela tener un pueblo APARTADO, por esa razón YAHWEH no detiene su castigo, porque quiere que Israel vuelva arrepentido de sus pecado, debemos recibir el amor de YAHWEH, y su corrección, sabiendo que el nos ama.

En Proverbios nos enseña que el castigo tiene como propósito mostrar el amor de YAHWEH y dejarnos saber que somos sus hijos. En hebreos nos enseña que el propósito es que participemos de la santidad de Yahushua el mesias y para dar fruto apacible de justicia a aquellos que reciben esa corrección con la actitud correcta.

Hebreos 12:7-11
“Si soportáis la disciplina, YAHWEH os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?
Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los respetabamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre Celestial, y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.”

YAHWEH no dejará sin corrección a sus hijos desobedientes, porque desea con todo su corazón que sean como él es, anhela conformarlos a la imagen de Su Hijo Amado, él nos ama y no dejará que nosotros sus hijos hagamos lo que queremos, él mantendrá su casa en orden y nos pondrá límites para nuestra protección.

El desafío es a recibir la corrección de YAHWEH como padre con la actitud correcta y entender su propósito en nuestras vidas. No menosprecies la corrección de tu Padre celestial.

Salmos 119:75
Yo sé, YAHWEH, que tus juicios son justos, y que en tu fidelidad me has afligido.

Lamentaciones 3:33
Porque El no castiga por gusto, ni aflige a los hijos de los hombres.

Hebreos 12:14
Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá a YAHWEH.

2 Pedro 1:4
por medio de las cuales nos ha concedido sus preciosas y maravillosas promesas, a fin de que por ellas lleguéis a ser partícipes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo por causa de la concupiscencia.

Jeremías 30:11
‘Porque Yo estoy contigo,’ declara YAHWEH ‘para salvarte; Pues acabaré con todas las naciones entre las que te he esparcido, Pero no acabaré contigo, sino que te castigaré con justicia de ninguna manera te dejaré sin castigo.”Hebreos 12:5
además, habéis olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige: HIJO MIO, NO TENGAS EN POCO LA DISCIPLINA DE YAHWEH, NI TE DESANIMES AL SER REPRENDIDO POR EL; 6 PORQUE YAHWEH AL QUE AMA, DISCIPLINA, Y AZOTA A TODO EL QUE RECIBE POR HIJO.

YAHWEH TE AMA

Tags: LA EXISTENCIA DE LA TORÁH ANTES DEL SINAÍ .

LA EXISTENCIA DE LA TORÁH ANTES DEL SINAÍ

La Toráh no es un libro extraño que un par de hombres inventaron, la Toráh es una colección de instrucciones que el Eterno da a sus hijos, y la pregunta es ¿Por qué nos da instrucciones? Algunos categorizan a la Toráh como un compendio de leyes fuertes que nadie puede soportar, pero es todo lo contrario, la Toráh son instrucciones divinas que nos guían por el camino del bien, cabe aclarar que estas instrucciones no son obligatorias para nadie, cumplirlas nace del corazón de los obedientes, nace del corazón de un pueblo imperfecto ante un Elohim perfecto que solo busca agradar a su rey y por medio de esas instrucciones vivir una vida plena.

El término Toráh viene del hebreo «תורה» que viene de la raíz hebrea «ירה/Yará» que tiende a significar – enseñar – esto nos quiere decir que los preceptos dados por Yahweh tienen un propósito el cual es enseñarnos algo en esta vida imperfecta, muchos enseñan lamentablemente que la Toráh únicamente existió hasta en el monte Sinaí cuando Yahweh le dio las tablas de piedra a Moisés, pero, si la Toráh existió hasta en el monte Sinaí esto significa que antes no había instrucción y existía una anarquía, cada quien hace lo que quiere aunque lo que se haga sea inmoral, esta lógica tiende a tener graves contradicciones bíblicas porque Yahweh instruyó desde el principio de los tiempos:

“Y mandó Yahweh Elohim al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
17. mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”
Génesis 2:16-17

Yahweh desde el principio le da un mandamiento al hombre para que lo obedezca, aquí podemos notar que al no obedecer dicho mandamiento la consecuencia iba a ser la muerte, una consecuencia que se cumplió de acuerdo al plan perfecto de Yahweh ya que tanto como el hombre y la mujer quebrantaron dicho mandamiento, algo importante a notar aquí es la tendencia natural del hombre, la cual es el mal, todo hombre trae en su ser la tendencia innata al mal. Esta fue la primera instrucción dada por el Eterno al hombre la cual fue quebrantada. Posterior a este mandamiento la Toráh tal como la conocemos entró en función para instruirnos en el camino del bien, ya que podemos ver como desde un inicio los sacrificios ya estaban establecidos:

“Andando el tiempo sucedió que Caín presentó como sacrificio a Yahweh una porción del fruto del suelo,
4. y Abel presentó de los primerizos de su rebaño y de la grosura de ellos. Y Elohim aceptó a Abel y a su ofrenda,
5. pero no aceptó a Caín y a su ofrenda”
Génesis 4:3-5

Caín y Abel ambos presentaron un sacrificio a Yahweh, si la Toráh no existiera en ese entonces simplemente ninguno de ellos lo hubiera hecho ya que en la Toráh están las instrucciones de sacrificios, pero aquí podemos ver como la intención de cumplir un mandamiento tiene repercusión en la vida del ser humano, si cumplimos los mandamientos por obligación o de mala gana Yahweh no aceptará nuestra expresión de “obediencia” tal como le pasó a Caín, nuestra voluntad debe de ser de la mejor manera y no por obligación sino por el corazón, la necesidad de obedecer debe de nacer naturalmente y no solo porque simplemente lo debo de hacer, Abel dio su sacrifico de la mejor manera y eso fue lo que agradó a Yahweh, el interés propio y voluntario de la búsqueda de su presencia es un olor grato para Él.

Luego podemos ver como los ángeles al ver la belleza de las mujeres bajaron y tomaron a esas mujeres engendrándoles hijos (Génesis 6:1-4) y de esa unión nacieron los gigantes, pero aquí podemos ver algo importante, los ángeles que hicieron tal cosa pecaron y no fueron perdonados por Yahweh (2 Pedro 2:4) ahora que podemos ver que esos ángeles pecaron al hacer tal cosa debemos de ver que es pecado dentro de las Escrituras:

“Todo el que practica el pecado, también practica la infracción de la Toráh, porque el pecado es infracción de la Toráh”
1 Juan 3:4

Lo que podemos notar es que el pecado es la infracción de la Toráh, por lo que esos ángeles al bajar a la tierra y tomar a esas mujeres infringieron la Toráh porque se contaminaron con ellas y de este acto nacieron consecuencias graves, en donde de la unión de estos nacieron los gigantes que se volvieron contra los humanos y comenzaron a tener relaciones sexuales prohibidas en la Toráh.

Después de que sucedieran estas cosas Yahweh escogió a Noé para que construyera un arca para salvarse del diluvio que estaba por venir (Génesis 6:14-17), pero al cumplirse los días Yahweh le dio una instrucción clara a Noé:

“De todo animal puro tomarás contigo siete pares, macho y hembra, pero del animal impuro tomarás dos, macho y hembra”
Génesis 7:2

Si la Toráh no existía en esa época ¿cómo es posible que ya hubiera distinción entre un animal puro y uno impuro? La razón es simple: la Toráh ya existía. Y así podemos ir verso tras verso viendo como la Toráh ya existía mucho antes del Sinaí, entonces, si la Toráh ya existía antes del Sinaí ¿por qué Yahweh la entrega escrita después en el monte Sinaí? La respuesta a la pregunta es clara y sencilla, Yahweh debía de establecer su pacto con su pueblo Israel, en donde en ese mismo lugar se formaron como nación y aceptaron el pacto:

“Pero Moisés había subido delante de Elohim, pues Yahweh lo había llamado desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob y anunciarás a los hijos de Israel:
4. Vosotros mismos visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os levanté sobre alas de águilas y os he traído a Mí.
5. Ahora pues, si de veras escucháis mi voz y guardáis mi pacto, entonces vosotros seréis objeto de mi predilección entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra,
6. y vosotros me seréis un reino de sacerdotes y una nación santa. Estas palabras hablarás a los hijos de Israel.
7. Y llamó Moisés a los ancianos del pueblo y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que Yahweh le había ordenado.
8. Y respondiendo a una, todo el pueblo dijo: Haremos todo lo que Yahweh ha hablado. Y Moisés refirió las palabras del pueblo a Yahweh”
Éxodo 19:3-8

Yahweh debía de hacer el pacto con su pueblo para dar inicio a su plan perfecto de salvación, Israel se forma como nación ahí mismo y al instante aceptan el pacto de Yahweh, el matrimonio perfecto había sido consumado, muchos argumentan diciendo que la Toráh fue abolida en el madero cuando Yahshua vino a consumar su misión a esta tierra, pero simplemente este concepto es un error que nace de la depravación de la verdad, el mismo Yahshua habla de Toráh y nos dice algo sumamente importante:

“No penséis que vine a abrogar la Toráh o los profetas. No vine para abrogar sino para cumplir,
18. porque de cierto os digo: ¡Hasta que pase el cielo y la tierra, de ningún modo pasará una yod ni un trazo de letra de la Toráh hasta que todo se cumpla!
19. Por tanto, cualquiera que suprima uno solo de estos mandamientos más pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los Cielos, pero cualquiera que los practique y enseñe, este será llamado grande en el reino de los Cielos.
20. Porque os digo que si vuestra justicia no fuera mayor que la de los escribas y fariseos, de ningún modo entraréis en el reino de los Cielos.”
Mateo 5:17-20

Yahshua el Mashíaj prometido nos dice que él no vino a abrogar la Toráh ni los profetas sino que vino a cumplir, debemos de recordar que Yahshua es la Toráh viviente que vino a cumplir la profecías dichas siglos antes de su venida, en donde vino al rescate de un pueblo llamado Israel, además nos dice que absolutamente nada va a pasar de la Toráh hasta que pase el cielo y la tierra, lo que Yahshua nos estaba diciendo aquí es que hasta en las épocas del milenio la Toráh aun estará para nosotros, ya que el cielo y la tierra pasarán hasta que el mismo le entregue el reino a su padre, esto ocurrirá hasta después del reinado milenial con Yahshua y podemos ver como esto es la pura realidad:

“Y sucederá de novilunio en novilunio Y de Shabat en Shabat, Que toda criatura vendrá para postrarse delante de Mí, dice Yahweh.”
Isaías 66:23

Aquí podemos ver como en la tierra nueva todos deberán ir adorar a Yahweh «de novilunio en novilunio (este novilunio mencionado es el primer día de cada mes hebreo, en donde en la Toráh hay instrucciones específicas acerca de este día) y de Shabat en Shabat», algunos dicen que esta expresión significa que todos deberán ir a postrarse ante Yahweh por siempre, este concepto es falso y vago ya que la expresión hebrea es clara, si Yahweh hubiera querido decir «por siempre» no hubiera sido especifico en decir «de novilunio en novilunio y de Shabat en Shabat» hubiera utilizado simplemente «תמיד/Tamíd» que significa – continuamente, diario – o para cumplir con la expresión «por siempre» hubiera utilizado «עולם/Olám» que significa – eternidad, siempre – dependiendo el contexto, por lo tanto, decir que Isaías 66:23 nos está diciendo que todos deberán ir adorar a Yahweh por siempre es simplemente una ignorancia fatal del texto hebreo.

Además, en Mateo 5:17-20 Yahshua nos dice que el que suprima algún mandamiento aunque fuere pequeño será llamado pequeño en el reino, mientras el que enseñe y practique los mandamientos, será llamado grande en el reino, y se nos pide que nuestra justicia sea más grande que la de los fariseos y escribas. La Toráh existió antes de su entrega en el monte Sinaí, antes de esto era transmitida oralmente así como pasó en el jardín cuando Yahweh le dijo a Adán que no comiera del árbol del conocimiento del bien y del mal, pero la transmisión oral tendía a añadiduras humanas tal y como lo hizo Adán con su esposa Eva, es por ello que Yahweh la escribió en el primer pacto en tablas de piedra más ahora la escribió en nuestro corazón y en nuestra mente, pero solamente los verdaderos hijos la obedecen tal y como es, de forma voluntaria y agradable a los ojos de nuestro creador.
#LaVerdadBíblica

Tags: EL NOMBRE DE YAHWEH: EVIDENCIAS

EL NOMBRE DE YAHWEH: EVIDENCIAS

Breve historia del idioma hebreo

El idioma es el puente de la comunicación existente desde el inicio de los tiempos, en las escrituras podemos encontrar que antes de la torre de Babel todos los hombres hablaban un solo idioma (Génesis 11:1[1]) y ese era el hebreo (conocido también como la lengua de Canaán[2]), pero no el mismo que tenemos en la actualidad, durante el periodo de Adán hasta la torre de Babel las personas se comunicaban con el hebreo pictográfico (conocido también como el protosinaítico, protohebreo, protosemítico) y puede comprobarse con evidencia arqueológica (se ha encontrado una tablilla con pictogramas que data del año 3,500 A.E.C una época anterior a la de la torre de Babel[3]) pero después el Eterno confundió la lengua (el idioma) de los hombres y de aquí nace la evolución de los idiomas, los descendientes de Sem siguieron utilizando el idioma hebreo pero aproximadamente en el siglo X A.E.C[4] se reemplaza la escritura pictográfica y se introduce una más simple llamada Paleo hebreo algo que destacar en esta evolución del idioma es que el acadio, el fenicio, el arameo, el árabe, el moabita, el ugarítico y el edomita tuvieron una evolución muy parecida al hebreo, siendo estos parte de la familia de los idiomas semíticos, algunos argumentan diciendo que Moisés escribió la Toráh con el hebreo pictográfico ya que el éxodo se sitúa entre los siglos XV-XIII[5] A.E.C mientras que el Paleo Hebreo se sitúa en el siglo X A.E.C o un poco antes. Posteriormente los judíos influyentes en el año 587 A.E.C.[6] fueron desterrados y llevados a Babilonia en donde adoptaron la escritura asiria que es también llamada hebreo cuadrado tardío. Entre los siglos VII y X E.C. los Masoretas (escribas judíos que compilaron el llamado texto masorético, cabe destacar que la raíz de la palabra Masoreta es Masoret que significa tradición) inventaron un sistema de signos diacríticos denominados Nekudot, Gesenius nos habla del porqué ocurrió esto:

“Cuando el lenguaje se extinguió, la ambigüedad de tal escritura debió resultar cada vez más problemática; y como existía el peligro de que finalmente se perdiera la pronunciación correcta, se inventaron los signos o puntos vocales para corregirlo. Por medio de estos puntos, todo lo que hasta ahora había quedado incierto se resolvió con mayor precisión. Wilhelm Gesenius”[7]

Luego de todo esto el idioma hebreo perdió fuerza y estuvo a punto de desaparecer pero con los esfuerzos de Eliezer Ben Yehuda se desarrolló un nuevo lenguaje para el pueblo judío[8] (en el siglo XX E.C. el hebreo moderno comenzó a posicionarse como el idioma principal del pueblo judío) y de aquí nace el hebreo que conocemos actualmente, el hebreo moderno, este sorprendente idioma ha tenido una evolución en donde ha sufrido cambios, las personas que actualmente dicen que el hebreo moderno es el mismo que habló Adán o Moisés simplemente están ignorando la historia del idioma.

Las formas cortas del nombre sagrado

El nombre sagrado o también llamado tetragrámaton consta de cuatro letras hebreas יהוה transliterándose como Yahweh, este nombre consta de dos formas hipocorísticas o abreviadas las cuales son יה (transliterándose Yah) y יהו (transliterándose Yahw) la primer forma se denomina forma bilítera porque consta de las primeras dos letras hebreas del nombre, y la segunda se denomina forma trilítera porque consta de las primeras tres letras hebreas del nombre, en el caso de la forma bilítera la podemos encontrar al final de algunos nombres teofóricos (se denominan nombres teofóricos a todo nombre propio que lleva el nombre sagrado) como עדיה (transliterándose AdaYah) y de algunas palabras como הללויה (transliterándose HaleluYah), en el caso de la forma trilítera la podemos encontrar al principio y al final de algunos nombres teofóricos como יהוסף (transliterándose Yahwsef) y ישעיהו (transliterándose YeshaYahw). Existen otras formas del nombre sagrado pero estas son tardías, lo que quiere decir que no fueron dadas desde el plano divino sino nacieron por la evolución del hebreo y estas son יו (transliterándose como Yo) y יהו (transliterándose como Yeho), la forma יו data de los siglos VIII y VII A.E.C. pero esta forma no se pronunciaba como Yo sino como Yaw y esto lo confirma Anson Rainey, profesor de Cultura Antigua y del Cercano Oriente y de Lingüística Semítica en la Universidad de Tel Aviv[9]:

“El componente teofórico en los nombres personales israelitas del norte, escrito -YW en los textos epigráficos, nunca se pronunció -YO! La W final no se utilizó como marcador de una vocal O final hasta el período postexílico. En los siglos VIII y VII, cuando tenemos estos nombres personales terminados en -YW, la W era una consonante y la pronunciación era -yaw (o yau). Así que cualquiera puede ver que la diferencia entre -yaw del norte y -yahu del sur no es tan grande, sobre todo porque la -h- en la forma del sur era bastante débil.”

Lo que quiere decir es que la forma Yo no existía antes del exilio a Babilonia, pero entonces ¿Cómo evolucionaron las formas tempranas Yah y Yahw a las formas tardías Yeho y Yo?:

“La forma yəhô resultó de la reducción de a a ə y luego de la contracción dentro de la sílaba final, y yô surgió a través de la elisión de h en aha a, el yaw resultante luego se contrajo a yô.”[10]

Por lo que:

“PERIODO PREEXILICO: Por consiguiente, a partir de algún momento después del periodo de la monarquía dividida, el rechazo del culto a Yahweh vio la modificación concurrente de una antigua forma abreviada del Nombre Sagrado cuando se componía en nombres personales (yahw). Esta modificación ya no indicaba la abreviación de la forma de este imperfecto causal, sino una forma mutilada (yaw). Esta modificación se originó en el norte de Israel. Yahûdāh (propiamente dicho) mantuvo en un principio la forma antigua del nombre abreviado, pero con el tiempo se vio influenciado por las prácticas onomásticas del norte de Israel después de que la familia real del norte se mezclara con la del sur. Sin embargo, esto no se mantuvo, ya que Yahûdāh volvió posteriormente a su antigua práctica a partir de algún momento posterior del siglo VIII y hasta el exilio de Judea. No se sabe hasta qué punto estos desarrollos onomásticos fueron influenciados por las instituciones monárquicas, pero especialmente en el caso de los cambios iniciales realizados en el norte de Israel al yaw y luego más tarde en Yahûdāh también parece ciertamente a priori lo más probable. Ahora hay que darse cuenta de que todas las apariciones de yw- (y de -yh para el caso) en los textos bíblicos preexílicos son revisiones posteriores, resultantes de desarrollos ideológicos religiosos posteriores (véase más adelante). Las formas pre-exílicas en esos textos eran originalmente -yahw- en posiciones iniciales y finales, ya que las obras literarias eran productos del reino del sur.”[11]

Por lo tanto, las formas Yeho y Yo son formas tardías que nacieron posterior al exilio y no existe ninguna evidencia arqueológica ni histórica de su existencia antes del exilio, en cambio las formas Yah y Yahw son formas abreviadas tempranas del nombre sagrado que si existen aun antes del exilio y que se utilizaban al principio y al final de los nombres teofóricos.

Evidencias que apoyan la pronunciación del Nombre Memorial

A. El testimonio bíblico e histórico de los siglos X A.E.C. al II E.C. sobre los nombres teofóricos y ciertas palabras provenientes del protocolo, la poesía y la liturgia hebrea.
B. El testimonio de la tradición samaritana, que va del siglo V A.E.C. hasta prácticamente el presente siglo.
C. El testimonio de los llamados padres antenicenos y postnicenos que arranca del siglo I hasta el VII E.C.
D. El testimonio masorético que va de los siglos V al X E.C.
E. Los resultados de la investigación paleográfica, epigráfica y filológica sobre documentos e inscripciones provenientes del Medio Oriente del primero y segundo milenio A.E.C. Estas fuentes pueden subdividirse en tres clases:
E1. Las transcripciones babilónicas y asirias en escritura cuneiforme de nombres propios hebreos provenientes de los siglos IX al V A.E.C.
E2. Las inscripciones hebreas, cananitas y otras lenguas afines que hicieron uso del alfabeto protosinaítico.

E3. Transcripciones semítico occidentales de nombres y otros materiales lingüísticos provenientes del segundo milenio A.E.C.[12]

Los textos Murashu

El nombre Murashu significa gato salvaje en acadio y pertenece a una prominente familia banquera y comerciante de la ciudad babilónica de Nippur, cuya firma estuvo activa durante los reinados de Artajerjes I y Darío II. En 1893 una expedición proveniente de la Universidad de Pensilvania, EUA, descubrió 730 tablillas de arcilla provenientes de los archivos de esa familia, las cuales fueron fechadas entre los años 455 al 403 A.E.C. Los textos, todos ellos contratos comerciales de arriendo y compra venta de inmuebles están escritos en caracteres cuneiformes. Unas 50 de las 730 tablillas contienen nombres israelitas, en su mayoría miembros de la comunidad judía de Nippur; de ahí que algunos hayan conjeturado que la familia Murashu fuera también de origen hebreo, aunque tal conclusión puede ser infundada. La aportación más importante de las tablillas a la historia del judaísmo está vinculada a los nombres israelitas de la diáspora babilónica del periodo persa. Algunos de ellos aparecen también en los libros de Esdras y Nehemías. No obstante, su pronunciación es ligeramente diferente. El más claro ejemplo de dicha variación es encontrada en las formas en que el Nombre memorial es empleado como elemento teofórico. En las tablillas Murashu se han encontrado tres nombres donde el elemento teofórico con Yahú aparece en la posición inicial:

Yahunatán, Yahúlakim y Yahulunú los cuales son equivalentes a
Yehonatán, Yeholakim y Yeholunú. Analizando esta evidencia y otras fuentes de esa época, los epigrafistas han concluido que el elemento teofórico inicial fue pronunciado como Yah y Yahú hasta finales del siglo V A.E.C. en Nippur, la colonia judía existente en la isla de Elefantina y Judá.60 El cambio a Yo y Yeho tal y como aparece en texto masorético fue posterior a este periodo.[13]

Los testimonios que apoyan la pronunciación del nombre Yahweh

“Todos los títulos del Ser Supremo que pueden ser encontrados en los libros se derivan de sus acciones; pero solamente el tetragrama nos da una clara e inequívoca indicación de su esencia”
Maimonides, Guía para lo Perplejo 1:61-64.

El testimonio de los Padres Antenicenos y Postnicenos

El testimonio de los Padres Antenicenos y Postnicenos es extremadamente importante, porque ellos transcribieron el Nombre memorial en griego, cuya escritura sí tenía vocales bien diferenciadas, como el castellano. El descubrimiento de estas referencias ha dado una ayuda invaluable para esclarecer la correcta pronunciación del Nombre:

1. Clemente de Alejandría escribe Iaoue (Yahwéh.)[14]
2. Orígenes de Alejandría, ofrece la forma bilítera Iah, Yah, y la forma trilítera Iaw, Yáhu.[15]
3. Iaw, ha sido también encontrada en la v Oración de Jacob, plegaria procedente del siglo II E.C.[16]
4. Teodoreto de Ciro que vivió en el siglo V E.C. observó que aunque los judíos nunca pronunciaron las cuatro vocales sagradas, los samaritanos las pronunciaban como Iabé,[17] indicando de esta forma que la w (waw) podía ser también pronunciada como v. Los judíos ashkenazis han conservado dicha propensión dialectal.
5. La forma Yáhu fue asimismo conocida por algunos historiadores y teólogos gentiles, como el historiador Diodoro (siglo I E.C.), el cual anotó: “En cuanto a los judíos, Moisés se refirió en sus leyes a la deidad a quien ellos invocaban como Iaw(Yáhu.)”[18]
6. El códice Marcaliano (Q), que ha sido fechado en el siglo VI E.C. lleva una breve nota al margen de Ezequiel 11:1 donde se vocaliza en griego la forma trilítera del Nombre Sagrado, Iaw.[19]

El testimonio samaritano

La tradición samaritana brinda interesantes referencias, porque:

1. Es el único pueblo en el mundo que aun continua usando el alfabeto paleohebreo.
2. Desde su cisma con los judíos, rechazaron toda evolución religiosa de estos; por tanto, hay que reconocer que en la pronunciación samaritana tenemos la articulación hebrea del siglo V A.E.C.
3. El constante uso de la tetragramata en su liturgia, muestra que no había ningún temor ultrapiadoso o supersticioso semejante al que desarrollaron los hebreos de la época postexilica; de modo que los sacerdotes samaritanos vinieron a ser los custodios del Nombre por más de 2000 años.

La literatura confirma el nombre

“[Elohim], nombres y títulos de”, pág. 694. “Yahweh era sin duda la pronunciación aproximada del tetragrammaton, la palabra de cuatro letras YHWH, ya que las transliteraciones al gr. en la literatura cristiana primitiva se han encontrado en la forma de iaoue (Clemente de Alejandro) y iahe (Teodoreto) pronunciadas “iave”. El nombre es una variante relacionada con el verbo haya, “ser”, de una forma anterior, hawa.”
(Wycliff Bible Dictionary, Charles Pfeiffer, Ed.,)

“El nombre divino personal YHWH… ha tenido una historia interesante. En el período del Antiguo Testamento, el idioma hebreo se escribía solo con consonantes; las vocales no se agregaron hasta la Era Común, cuando el hebreo ya no era un idioma vivo. Sobre la base de los textos griegos, que por supuesto usan tanto vocales como consonantes, se cree que la pronunciación original del nombre era Yahweh. Note la forma abreviada del nombre divino en la exclamación, “Aleluya” – “Alabado sea Yah”.
(Entendiendo el Antiguo Testamento, Bernhard Anderson, “Definición: ‘Jehová’, ‘El Señor’”, pág. 61. / Understanding the Old Testament, Bernhard Anderson, “Definition: ‘Jehovah,’ ‘The Lord,’” pg. 61.)

“Jehová en esa forma era desconocido para los antiguos israelitas. De hecho, los eruditos hebreos dicen que Jehová habría sido imposible de acuerdo con los estrictos principios de la vocalización hebrea. El [Elohim] de Israel era conocido por un nombre traducido aproximadamente al inglés como Yahweh”. (Un libro sobre la Biblia, George Stimpson, pág. 247. / A Book About the Bible, George Stimpson, pg. 247.)
——————————————————————–
Referencias:

[1] “Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras”.
[2] Isaías 19:18 “Aquel día habrá cinco ciudades en la tierra de Egipto, Que hablarán la lengua de Canaán, Y jurarán por Yahweh Sebaot, Y una de ellas será llamada Ciudad Herez.”
[3] Stearns, Peter N. (2001): «Kish Tablet», artículo (en inglés) en The Encyclopedia of World History (2001). ISBN 978-0395652374
[4] La evidencia arqueológica más antigua que contiene inscripciones en Paleo Hebreo es la piedra de Zayit que data del siglo X A.EC. Wilford, John Noble (9 de noviembre de 2005). «A Is for Ancient, Describing an Alphabet Found Near Jerusalem». Ngo, Robin (5 de mayo de 2017). «Precursor to Paleo-Hebrew Script Discovered in Jerusalem». Bible History Daily. Biblical Archaeology Society.
[5] National Geographic (2 de marzo de 2018) « ¿Tuvo lugar realmente el éxodo de los judíos?».
[6] National Geographic (26 de junio de 2017) «Israel en el exilio: el destierro de Babilonia».
[7] Wilhelm Gesenius (1909) «Gesenius’ Hebrew Grammar — The Vowels in General, Vowel Letters and Vowel Signs».
[8] Fellman, Jack (1973). The revival of a classical tongue: Eliezer Ben Yehuda and the modern Hebrew language. La Haya, Holanda: Mouton ISBN 90-279-2495-3

[9] Anson Rainey (septiembre-octubre de 1994) «How Yahweh Was Pronounced». Biblical Archaeology Review.
[10] Extracto de Keion Sampson – Freedman, Anderson, and Forbes 1992: 173; Freedman and O’Connor 1986: 501.
[11] Keion Sampson (octubre 2015) en THE NAME OF יהושע : A REEXAMINATION OF THE FORM OF THE SACRED NAME COMPOUNDED IN PERSONAL NAMES IN ITS RELIGIOUS CONTEXTS
[12] Extracto del libro El Nombre Memorial: Evidencias y Conclusiones. The New Schalf Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge, articulo: Yahwéh, vol. XV. Baker Book House, 1977
[13] Patterns in Jewish Personal Names in the Babylonian Diaspora, M.D. Coogan, Journal for the Study of Judaism, Vol. IV, No. 2.
[14] Stromata V, 6:34; hacia el año 200 E.C
[15] Comment in Psalm.
[16] Prayer of Jacob, 8
[17]Quaestio 15 in Exodus 7.
[18] Diodorus, 1:94:2
[19] Zeitschrift Für Die Alttestamentliche Wissenchaft 54, pagina 266.
#LaVerdadBíblica

Tags: HECHOS 15: EL VERDADERO SENTIDO BÍBLICO, HISTÓRICO Y CULTURAL

HECHOS 15: EL VERDADERO SENTIDO BÍBLICO, HISTÓRICO Y CULTURAL

Los lideres de las iglesias cristianas, en su mayoría, toman Hechos 15 para justificar el no cumplimiento de la Toráh, toman parte de este capítulo como testigo para desechar la Toráh de Yahweh y vivir según ellos en “gracia”, para entender todo esto debemos de ver lo que en realidad ocurría en este contexto:

“Pasando por Pisidia, fueron a Panfilia,
25. y después de hablar la Palabra en Perge, bajaron a Atalia.
26. De allí navegaron a Antioquía, donde habían sido encomendados a la gracia de Elohim para la obra que habían cumplido.
27. Cuando llegaron y reunieron a la congregación, les informaron de todo lo que Elohim hizo con ellos, y cómo había abierto a los gentiles una puerta de fe.
28. Y se quedaron con los discípulos no poco tiempo.”
Hechos 14:24-28

“Pero algunos que habían bajado de Judea, decían a los hermanos: Si no sois circuncidados conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos.
2. Y cuando surgió una discordia y una controversia no pequeña de parte de Pablo y Bernabé contra ellos, dispusieron que subieran a Jerusalén Pablo y Bernabé y algunos otros de ellos, a los apóstoles y los ancianos, para hablar acerca de esta cuestión.
3. Ellos entonces, encaminados por la congregación, pasaron por Fenicia y Samaria relatando detalladamente la conversión de los gentiles, y causaban gran gozo a todos los hermanos.
4. Al llegar a Jerusalén, fueron recibidos por la congregación, los apóstoles y los ancianos, e informaron de todo lo que Elohim había hecho con ellos.
5. Pero algunos que habían creído de la secta de los fariseos, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos y mandar que guarden la Toráh de Moisés.
6. Y los apóstoles y los ancianos se reunieron para considerar este asunto.”
Hechos 15:1-6

Para entender estos versos de principio a fin, primero debemos de saber que los apóstoles se enfrentaban a una situación grande, ir a predicar el evangelio entre los gentiles, debemos de saber que ellos iniciaron predicando a los judíos y luego a los gentiles (Hechos 11:19 y 13:44-46), cuando ellos le predicaban a los judíos les era más fácil en el sentido de la instrucción en las Escrituras, ya que ellos conocían las Sagradas Escrituras, en cambio los gentiles no las conocían y vivían como paganos, el verso 1 del capítulo 15 nos dice algo que nos ayuda para entender el proceso de todo esto: « Pero algunos que habían bajado de Judea, decían a los hermanos: Si no sois circuncidados conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos» este versos nos muestra que se estaba enseñando que se necesitaba circuncidarse para ser salvos, (lastimosamente la palabra «rito» ha sido paganizada en algunas iglesias, lo que debemos de ver es que dicha palabra viene del griego «ἔθος/édsos» que significa – uso (prescrito por hábito o ley) – lo que quiere decir es que simplemente es algo que se hace tal y como manda la ley, en este contexto la Toráh de Yahweh) esto es simplemente antibíblico, ya que la salvación no viene por cumplir un mandamiento sino que viene de Yahshua, y debido a esta enseñanza se creó una controversia en el lugar.

El verso 5 nos dice lo siguiente: «Pero algunos que habían creído de la secta de los fariseos, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos y mandar que guarden la Toráh de Moisés.» Lo que debemos de notar aquí es que los gentiles no tenían las mismas costumbre que los apóstoles, por su parte los gentiles eran personas paganas que vivían conforme a las costumbres de su época y de su entorno cultural, es por ello que el querer que los gentiles de esa época guardaran toda la Toráh desde su comienzo era un reto para los apóstoles (cabe mencionar que los que tocaron el punto fueron personas que creían en los fariseos, esto quiere decir que por el contexto histórico no solo proponían que los gentiles al iniciar en el camino guardaran toda la Toráh sino también tradiciones que ellos seguían y que habían sido impuestas por los fariseos) y es por ello que consideraron el asunto.

TESTIMONIO DE PEDRO

“Después de mucha discusión, se levantó Pedro y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis que desde los primeros días, Elohim escogió de entre vosotros que los gentiles oyeran por mi boca la palabra del Evangelio y creyeran.
8. Y Elohim, que conoce los corazones, dio testimonio a favor de ellos, dándoles el Espíritu Santo igual que a nosotros;
9. y nada distinguió entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones.
10. Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Elohim, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?
11. Antes bien, mediante la gracia del Adón Yahshua creemos ser salvos, de igual modo que ellos.
12. Entonces toda la asamblea calló, y oían a Bernabé y a Pablo describiendo cuán grandes señales milagrosas y prodigios había hecho Elohim por medio de ellos entre los gentiles.”
Hechos 15:7-12

Luego de varias discusiones Pedro toma la palabra y comienza a hablar acerca de la entrada de los gentiles en el camino, pero nos dice: «Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Elohim, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? 11 Antes bien, mediante la gracia del Adón Yahshua creemos ser salvos, de igual modo que ellos.» Muchos se toman de este verso para decir que la Toráh de Yahweh es una cargar pesada, pero, ¿Qué es lo que está diciendo Pedro en realidad? Si Pedro estuviera diciendo que la Toráh de Yahweh es un yugo (una opresión) simplemente estuviera contradiciendo las palabras que dijo David:

“Guardaré tu Toráh siempre, Para siempre y eternamente.
45. Y andaré en libertad, Porque busqué tus mandamientos.”
Salmos 119:44-45

Claramente podemos ver que guardar los mandamientos de Yahweh es andar en libertad, entonces ¿Qué era a lo que se refería Pedro? Recordemos que desde un principio pudimos ver dos cosas:

1. Estaba corriendo la enseñanza de que se necesitaba de la circuncisión para ser salvo.
2. Los que creían en los fariseos proponían que los gentiles debían de guardar toda la Toráh y tradiciones de hombres desde su inicio.

Por lo que, Pedro se refería como yugo a estas acciones, ya que imponer tradiciones de hombres a las personas es una carga pesada y que está en contra de las escrituras y querer decir que hay mandamientos que salvan también lo era, es por eso que Pedro continúa diciendo: «Antes bien, mediante la gracia del Adón Yahshua creemos ser salvos, de igual modo que ellos.» Pedro lo que estaba diciendo que solo necesitamos de la gracia de Yahshua para ser salvos, ahora ¿Qué es esto? Esto es el favor inmerecido que Yahweh tuvo por nosotros, lo que nos quiere decir, es que, solo necesitamos del sacrifico perfecto de Yahshua en la cruz para ser salvos.

CONSEJO DE JACOBO (SANTIAGO)

“Cuando terminaron de hablar, Jacobo tomó la palabra y dijo: Varones hermanos, oídme:
14. Simeón ha explicado cómo por primera vez Elohim visitó a los gentiles, para tomar de ellos un pueblo para su Nombre.
15. Con esto concuerdan las palabras de los profetas, como está escrito:
16. Después de estas cosas volveré, Y reconstruiré el tabernáculo de David, que ha estado caído, Y reconstruiré sus ruinas y volveré a erigirlo,
17. Para que el resto de los hombres busquen a Yahweh, Y todos los gentiles sobre los cuales es invocado mi Nombre,
18. Dice Yahweh, que hace conocer estas cosas desde el principio. 19 Por lo cual, yo juzgo que no se añadan dificultades a los que de los gentiles se convierten a Elohim;
20. sino escribirles que se abstengan de las contaminaciones de los ídolos, y de la fornicación, y de lo estrangulado, y de la sangre.
21. Porque Moisés, desde generaciones antiguas, tiene en cada ciudad sus predicadores, puesto que es leído en las sinagogas cada Shabat.”
Hechos 15:13-21

Luego del testimonio de Pedro, Jacobo toma la palabra y comienza a hablar de la profecía de Yahweh en favor de los gentiles, y dice: «Por lo cual, yo juzgo que no se añadan dificultades a los que de los gentiles se convierten a Elohim; 20 sino escribirles que se abstengan de las contaminaciones de los ídolos, y de la fornicación, y de lo estrangulado, y de la sangre.»

Jacobo dice que no se les debe de poner dificultades a los gentiles, esas dificultades son las expuestas anteriormente de las cuales Pedro habló, y luego llegado a un acuerdo expresa los cuatro mandamientos de la Toráh que los gentiles deben de guardar de forma inmediata:

1. Abstención de contaminaciones de ídolos. (Éxodo 34:15)
2. Abstención de la fornicación. (Levítico 18. Aquí es todo lo relacionado a la inmoralidad sexual, y espiritual)
3. Abstención de los estrangulado. (Levítico 17:13-14)
4. Abstención de la sangre. (Deuteronomio 12:23)

Según el acuerdo, los gentiles debían de guardar inmediatamente estos cuatro mandamientos de la Toráh, debido al contexto cultural de esa época, pero luego dice: «Porque Moisés, desde generaciones antiguas, tiene en cada ciudad sus predicadores, puesto que es leído en las sinagogas cada Shabat» La pregunta es ¿Por qué dice esto? La respuesta es sencilla, este era el método eficaz para que los gentiles pudieran guardar la Toráh en su plenitud, ya que la Toráh era enseñada en la sinagoga desde tiempos antiguos y aun en los tiempos del siglo I E.C. (Hechos 13:15) ahora la pregunta es ¿Los gentiles se reunían en las sinagogas? La respuesta es sí, y para ello miremos en el contexto histórico de la época:

“Quiero ya advertir de una importante situación, lamentablemente el cristianismo posterior hace referencia a Pablo como el “Apóstol de los gentiles”, sin embargo, no existe una campaña activa de incorporación de los gentiles por parte de Pablo en forma masiva, sino una propaganda paulina hacia los gentiles que ya se encontraban incorporados físicamente dentro de las sinagogas judías… Los primeros gentiles que se unen al movimiento mesiánico nazareno no son gentiles del exterior al marco sinagogal sino, por el contrario, son gentiles que se encuentran incorporados a las congregaciones hebreas (particularmente en la Diáspora). Esto es importante de destacar, ya que fueron las sinagogas del judaísmo del siglo I”
(Saban, M. J. (2016). Causas y consecuencias de la ruptura entre el judaísmo y el cristianismo en el siglo II. Departament d’Història. Facultat de Lletres. Universitat de Lleida.)

Históricamente y bíblicamente podemos ver que los gentiles se reunían en sinagogas, esto quiere decir que ellos iban a aprender de la Toráh paulatinamente cuando cada Shabat fueran a congregarse a la sinagoga. Luego de llegar al acuerdo en común siendo guiados por el Ruaj HaQodesh envían la carta en donde estipulaba lo antes expuesto (Hechos 15:22-29).

Lo que podemos notar en este capítulo es como los apóstoles solucionaron el reto de llegar a los gentiles a pregonar las buenas nuevas, en donde no se les iba a imponer ninguna carga (lo cual ya fue expuesto, carga según el contexto bíblico e histórico es imponer tradiciones de hombres y decir que no pueden ser salvos si no se circuncidan), guardando 4 mandamientos de la Toráh de forma inmediata debido al contexto cultural de la época, y luego cuando se reunieran en las sinagogas iban a aprender de la Toráh de forma paulatina.
#LaVerdadBíblica

Tags: REFUTANDO “ARGUMENTOS” QUE ESTÁN CONTRA EL NOMBRE DE YAHWEH

REFUTANDO “ARGUMENTOS” QUE ESTÁN CONTRA EL NOMBRE DE YAHWEH

Argumento No. 1: “El nombre es Yehováh”

Lamentablemente el desconocimiento de la historia nos lleva a conjeturas que son insostenibles, el nombre Yehováh surgió de las adiciones de los escribas al texto hebreo. Los masoretas (VI, VII-X E.C.) inventaron un sistema de signos diacríticos llamados Nekudot, para que la pronunciación del idioma hebreo no se perdiera, pero estos antepusieron sus tradiciones a la palabra del Eterno y colocaron en el nombre sagrado las vocales de Adonay, pero el interés de ellos no era que se mencionara Yehováh sino Adonay, luego los eruditos cristianos al encontrar el nombre sagrado en el texto hebreo con dichas añadiduras latinizaron el nombre a Iehová, que posteriormente pasó a ser Jehová.

“A principios de la Edad Media, cuando el texto consonántico de la Biblia fue provisto de puntos vocales para facilitar su correcta lectura tradicional, los puntos vocales de Adonai con una variación – una sheva (‘e’ corta) con la primera yod [Y] de YHWH en lugar de la hataf-patah (‘a’ corta) bajo el aleph de Adonai – se utilizó para YHWH, produciendo así la forma YeHoWaH. Cuando los eruditos cristianos de Europa empezaron a estudiar el hebreo no entendieron lo que esto significaba realmente, e introdujeron el nombre híbrido ‘Jehová’” (Enciclopedia Judaica, vol. 7, p. 680).

“El nombre personal del [El] de los israelitas …Los masoretas, eruditos bíblicos judíos de la Edad Media, sustituyeron los signos vocales que aparecían encima o debajo de las consonantes de YHWH por los signos vocales de Adonai o de Elohim. Así surgió el nombre artificial Jehová (YeHoWaH)” (Enciclopedia Británica, Yahweh, Micropedia, vol. 10).

Muchos argumentan y dicen que se debe de decir Yehováh porque así está escrito, pero si hacemos caso a esa argumentación también debemos de pronunciar: Yehwah (Génesis 2:4), Yehowih (Jueces 16:28), Yehwih (Génesis 15:2), Yehowih (1 Reyes 2:26). (Esto puede encontrase en el Códice Leningrado)

Por lo que, el argumento presentado es débil e insostenible.

Argumento No. 2: “Su nombre es Dios, Señor”

Este argumento aparte de débil es sin sentido, “Dios” y “Señor” no son nombres sino títulos, en el caso del título Dios etimológicamente viene del latín deus, siendo su etimología la siguiente:

“1. Del griego Θεός (theos) ´´Dios´´, como Θεά (diosa) → Dea.

  1. De la palabra griega Δεύς (Deus) (tipo Eólico para Zeus)

  2. Del griego Διός (Dios, genitivo de Ζεύς).” (An Etymological Dictionary of the Latin Language. Pág. 122)

Actualmente en las biblias modernas en donde en el texto hebreo dice Yahweh los traductores colocan SEÑOR, pero Señor no es un nombre, mucho menos el nombre del todopoderoso, simplemente es un título.

El Eterno tiene un único nombre:

“ Yo, YAHWEH: ¡Este es mi Nombre, No cedo mi gloria a nadie, Ni mi alabanza a los ídolos!” Isaías 42:8

Argumento No. 3: “El nombre es Yahvé”

Muchos argumentan diciendo que el nombre sagrado no es Yahweh sino Yahvé, para entender este tema primero debemos de conocer cuál es la antigua y original pronunciación de la sexta hebrea del alefbet, por ello que vamos a ver lo que dice Christopher Rollston que es profesor asociado en el Departamento de Lenguas y Civilizaciones Clásicas y del Cercano Oriente de la Universidad George Washington. Es filólogo y epigrafista de las antiguas lenguas del Cercano Oriente y el Mediterráneo y trabaja en más de una docena de lenguas antiguas y modernas, incluidos el hebreo, el arameo y el griego, así como el ugarítico, el fenicio, el acadio, el amonita y el moabita. Es autor de varios libros, incluido Writing and Literacy in the World of Ancient Israel (SBL, 2010). Esto es lo que dice él acerca de esta letra hebrea:

«La pronunciación histórica de esta letra (un bilabial sonoro) es / waw /, una pronunciación atestiguada en varios idiomas semíticos (antiguos y modernos). Además, incluso los masoretas (600 E.C.-1000 E.C.) posiblemente pronunciaron esta letra como / waw / (no / vav /). La pronunciación común de esta letra hoy como / vav / (en lugar de / waw /) es un reflejo de las convenciones en el período moderno, principalmente aquellas que provienen de las prácticas del idioma germánico (observe, por ejemplo, que la letra alemana / w / se pronuncia como una / v / en inglés, no como una / w / en inglés; por lo tanto, la palabra alemana “Wasser” [agua] se pronuncia / vasser / en alemán). En resumen, la tradición de pronunciar esta letra como / waw / es históricamente más precisa (y por eso se encuentra en muchas gramáticas del hebreo bíblico, incluida la de Thomas Lambdin). La convención de pronunciarlo como / vav / también es aceptable, pero esta pronunciación proviene del período moderno.»

Este experto nos aclara y nos dice que la verdadera y antigua pronunciación de la letra «ו» es Waw y no Vav, esto quiere decir que desde los tiempos de Adán hasta los tiempos de Yahshua, es más hasta el tiempo de los masoretas, esta letra se pronunció como Waw y no como Vav, el cambió de Waw a Vav sucedió posteriormente hasta en los tiempos de Eliezer Ben-Yehuda entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Algo importante de esta letra es ver sus equivalentes en otros alfabetos:

LETRAS EQUIVALENTE DE LA WAW HEBREA EN OTROS ALFABETOS:

Aquí podemos ver qué sus letras equivalentes en otros alfabetos confirman el enunciado de Christopher Rollston, lo que podemos ver qué la pronunciación verdadera y antigua es Waw y no Vav.

Para confirmar aún más esta pronunciación debemos de ir a la Septuaginta y ver cómo se tomó esta letra hebrea al griego y lo podemos ver en los siguientes versos:

ξλθεν δ βασιλες Σοδομων ες συνντησιν ατ μετ τ ναστρψαι ατν π τς κοπς το Χοδολλογομορ κα τν βασιλων τν μετ’ ατο ες τν κοιλδα τν Σαυη τοτο ν τ πεδον βασιλως”

Génesis 14:17

Lo que nos interesa en este verso es «Σαυη» en hebreo esto es «שָׁוֵה/Shawé» y esto vendría a ser en griego transliterado al español «Saué», lo que podemos ver aquí es la exacta pronunciación de la Waw al griego como u, aquí podemos ver qué la pronunciación no es Vav sino Waw.

“κα πστειλεν Σαουλ γγλους λαβεν τν Δαυιδ κα λγουσιν νοχλεσθαι ατν”

1 Samuel 19:14

Lo que nos interesa de este verso es «Δαυιδ» en hebreo esto es «דָּוִד/Dawid» y esto vendría a ser en griego transliterado al español «Dauid», nuevamente podemos ver qué la Waw en griego es colocada como u, por lo que nuevamente podemos ver qué la pronunciación exacta y antigua es Waw y no Vav.

Por lo tanto, la pronunciación verdadera y antigua de la sexta letra hebrea del Alefbet es Waw y no Vav, dando por hecho que el nombre sagrado se pronuncia Yahweh y no Yahvé.

Argumento No. 4: “Él no tiene un nombre”

Este argumento en sí es completamente falaz, ya que el nombre del Eterno aparece en el Tanaj casi siete mil veces y hay decenas de versos bíblicos que categóricamente nos dicen que el Eterno tiene un nombre, el cual es Yahweh.

Argumento No. 5: “El nombre es YHWH”

Algunas personas utilizan este argumento sosteniendo que el nombre es YHWH más no tiene una pronunciación, esto es simplemente incorrecto, ya que la evidencia arqueológica e histórica nos dicen que el nombre sagrado sí tiene una pronunciación, la cual es Yahweh, así como este nombre hebreo «דוד» tiene una pronunciación, la cual es Dawid, el nombre sagrado «יהוה» tiene una pronunciación, la cual es Yahweh.

Argumento No. 6: “El nombre Yahweh lo inventó un monje católico en el año 1725 d.C.”

Para contestar a este “argumento” primero debemos de ver qué es lo que dicen los católicos sobre este hecho, ya que sobre de ellos se está hablando:

“Alrededor del siglo XIII, el término “Jehová” apareció cuando los eruditos cristianos tomaron las consonantes de “Yahweh” y lo pronunciaron con las vocales de “Adonai”. Esto resultó en el sonido “Yahowah”, que tiene una ortografía latinizada de “Jehová”. El primer uso registrado de esta ortografía fue hecho por un monje dominico español, Raymundus Martini, en 1270.” (Catholic Answers – Is God’s Name Yahweh or Jehovah?)

El personaje del cual se habla en el argumento no inventó el nombre Yahweh sino el nombre híbrido Jehová que surge de Yahowah (Yehováh).

Argumento No. 7: “Gesenius dijo que el nombre Yahweh y Júpiter comparten la misma etimología”

Declaración de Gesenius:

“Para dar mi propia opinión [Gesenius luego se retractó COMPLETAMENTE de esta opinión; ver Tes. y Amer. trans. in voc .: él llama a tales comparaciones y derivaciones, “pérdida de tiempo y trabajo”; ¡Ojalá hubiera aprendido cuán irreverente era este modo de tratar tal tema!], supongo que esta palabra es una de las más remotas, quizás del mismo origen que Jovis, Júpiter, y transferida de los egipcios a los hebreos [ ¡Qué idea! Dios mismo reveló esto como su propio nombre; los israelitas nunca podrían haberlo recibido de los egipcios]. (Compare lo que se ha dicho anteriormente, en cuanto al uso de este nombre en las gemas egipcias [pero estas gemas no son de la antigüedad más remota; son el trabajo de herejes de los siglos II y III]), y luego así declinado por los hebreos, para que apareciera, tanto en forma como en origen” (Gesenius’s Hebrew and Chaldee Lexicon to the Old Testament Scriptures, p. 23)

Gesenius hizo tal declaración, pero luego se retractó completamente:

“Esta opinión, como hemos mostrado, Gesenius luego se retractó completamente, probablemente por haberse convencido de que las Gemas Egipcias sobre las que se fundó eran obra de herejes de los siglos II y III. El obispo Colenso, sin embargo, adopta la opinión descartada de Gesenius y la presenta como propia. Creemos que al menos pudo haber tenido la franqueza de reconocer de dónde se obtuvo” (The Bible in the Workshop, Parte II, p. 95).

Aquí podemos ver que Gesenius se retractó completamente de su declaración, algo que debemos de ver, es que, Gesenius cuando habló sobre de ello nunca lo afirmó como tal sino utilizó las expresiones “supongo” y “quizás”. Además de ello Hans H. Spoer refutó por completo este pensamiento:

“Algunos explican que el nombre Yahweh está conectado etimológicamente con el indo-ario ‘Jovis’. Se deriva, entonces, de [delta, iota, upsilon] “brillar”, de ahí que Yahweh significaría el “éter brillante”. También se declara que este nombre está idealmente, aunque no etimológicamente, relacionado con ‘daeva’, ‘deus’. Por lo tanto, el nombre significaría el ‘Altísimo’, el ‘Celestial’. Pero hay tan poco en común en ambos idiomas de los que podemos hablar con cierto grado de certeza que no podemos pensar en derivar [Yahweh] de la raíz indo-aria [delta, iota, upsilon] . La insostenibilidad de esta derivación ya fue reconocida por F. Tuch, quien dice: ‘La semejanza de [Yahweh]con Jovis, Júpiter, que es suficientemente insuficiente en sí mismo, desaparece por completo cuando el nombre se pronuncia correctamente [Yahweh] = Jahve ‘”. (Hans H. Spoer, The Origin and Interpretation of the Tetragrammaton , págs. 7,

Por lo que, querer sostenerse de una declaración que el mismo Gesenius la trató como de “pérdida de tiempo” es simplemente inútil, además de ello etimológicamente no tienen ninguna conexión.

Argumento No. 8: “El nombre Yahweh proviene del acadio”

Para hacer una investigación sobre el nombre sagrado teniendo en cuenta que el hebreo es consonántico se deben de tener consideraciones sobre este estudio, veamos que consideraciones tomó el investigador Keion Sampson a la hora de realizar su exhaustiva investigación sobre las formas poéticas del nombre sagrado:

“Así pues, los objetivos principales de este estudio son determinar cuál de estas formas, si es que hay alguna, comprende la original, y también cómo se desarrollaron estas variaciones. Para responder a estas preguntas, consideraremos la información relevante relativa a la onomástica del antiguo Israel que está disponible y la analizaremos a través del espectro cronológico de los períodos preexílico, exílico y postexílico, del Segundo Templo y tanático. Entre ellas se encuentran principalmente: 1) las transcripciones cuneiformes acadianas o griegas de los nombres propios, que pueden ayudar a llenar el vacío vocálico dejado por el alfabeto consonántico; 2) la ortografía hebrea (especialmente en el período preexílico), cuyo estudio, especialmente el uso de matres lexionis internas y finales, debería ayudar también a reducir las posibilidades de vocalización representadas por la grafía consonántica; y 3) Los contextos religiosos del nombre completo Yahweh, donde consideraremos, por un lado, desde un punto de vista morfológico, el énfasis temprano y persistente del Pentateuco en la inviolabilidad de este único nombre (y, por tanto, de una única forma verbal) y la exclusividad de su uso y reverencia, cuya inviolabilidad y exclusividad podrían haberse trasladado (y se trasladaron) a los nombres personales.” (THE NAME OF יהושע: A REEXAMINATION OF THE FORM OF THE SACRED NAME COMPOUNDED IN PERSONAL NAMES IN ITS RELIGIOUS CONTEXTS, Págs. 1 y 2).

Lo que podemos ver es que él tomó como fuente principal las transcripciones cuneiformes acadias y griegas de los nombres personales, para ayudar a llenar el vacío vocálico del alfabeto consonántico hebreo, esto se hace para ver cuál era la verdadera pronunciación de dichos elementos teofóricos en esa época, ya que el hebreo es consonántico, decir que el nombre Yahweh vino del acadio es simplemente no tener una base sólida, el acadio (el acadio es un idioma semítico que ha tenido una evolución parecida al hebreo) nos ayuda a comprender la verdadera y original pronunciación de nombres teofóricos hebreos de esa época.

Argumento No. 9. “El nombre Yahweh viene de los cananeos”

Este argumento ha sido defendido por algunos autores, pero es improbable, este argumento fue rechazado por Kuenen (“De Godsdienst van Israel”, I, Haarlem, 1869, pp. 379-401) y Baudissin (Studien, I, pp. 213-18). Al ver los precedentes históricos es simplemente absurdo decir que el nombre Yahweh provino de los enemigos irreconciliables de los israelitas.

Argumento No. 10: “El nombre Yahweh proviene de los egipcios”

Este “argumento” ha sido utilizado por muchos, pero las pruebas no son para nada convincentes, el argumento que toman es que la diosa egipcia de la luna se llama “Iah” y es por ello que dicen que el nombre Yahweh tiene conexiones paganas, esto es simplemente absurdo y un desconocimiento fatal de historia, si decimos que el nombre Yahweh proviene de la diosa egipcia “Iah” estamos diciendo que el profeta YeshaYah (Isaías) llevaba en su nombre el nombre de un dios pagano, al igual que EliYah (Elías), YirmeYah (Jeremías), además se tendría que decir que David adoraba a un dios pagano ya que en los salmos que el escribió en su mayoría se expresa al Eterno como YAH, y también se tendría que decir que Moisés le hizo un canto a esa diosa luego de triunfar sobre el ejercito egipcio, ya que en Éxodo 15 podemos encontrar que se expresa al Eterno como YAH, este argumento simplemente se cae solo, algo que debemos de saber es que los israelitas estuvieron en Egipto 430 años, esto es más que 4 siglos, el impacto de la cultura hebrea fue demasiado grande, por lo que se puede notar que los egipcios adoptaron aspectos culturales del pueblo hebreo, esto lo que nos hace ver es que los egipcios tomaron el nombre del Eterno para nombrar a sus dioses, es por ello que los judíos adoptaron una doctrina de no mencionar el nombre del Eterno para que los gentiles no lo tomen a la ligera. Esto puede reflejarse cuando los españoles conquistaron América, el impacto cultural fue demasiado grande que en casi toda América se adoptaron aspectos culturales del pueblo español, entre ellos su religión la cual es la católica.

Por lo tanto, el nombre Yahweh no proviene de la diosa egipcia “Iah” sino al contrario, los egipcios adoptaron el nombre poético del Eterno para nombrar a sus dioses.

Argumento No. 11: “El nombre no es Yahweh porque hay evidencia arqueológica donde dice que Yahweh tenía su ashera (esposa)”

En una jarra de almacenamiento de Kuntillet ‘Ajrud fueron encontrados dibujos e inscripciones en donde menciona a “Yahweh y su ashera” lamentablemente muchos toman esto como una fuente de evidencia contra el nombre Yahweh, si tomamos esto como argumento entonces tendríamos que decir que “Yahshua también tuvo esposa” ya que existe un fragmento de un papiro donde dice que el “mesías estuvo casado”, esto es completamente absurdo y falaz, este fragmento en vez de confirmar que “Yahshua estuvo casado” confirma aún más la existencia del personaje histórico, lo mismo pasa con la jarra de almacenamiento antes mencionada, en vez de comprobar que “Yahweh tuvo esposa” confirma aún más que el nombre del Eterno es Yahweh y que los pueblos gentiles de esa época intentaban denigrar al todopoderoso Elohim de Israel.

Por lo que, este argumento no prueba nada en contra del nombre Yahweh, sino al contrario, lo confirma aún más.

Argumento No. 12: “El nombre no es Yahweh porque hay un manuscrito gnóstico en donde se encuentra que Yawe es un demonio”

Lamentablemente algunos “argumentan” con este manuscrito gnóstico en donde dice lo antes mencionado, pero veamos, si creemos fielmente lo que dice ese manuscrito entonces tenemos que decir que Adonay (en el manuscrito aparece adonaios, clara referencia a Adonay) es un demonio también, al igual que Tzevaot (en el manuscrito aparece Sabaot, clara referencia a Tzevaot), Shabat (en el manuscrito aparece como Sabbadaios, clara referencia a Shabat). En el texto hebreo, Adonay y Tzevaot son títulos únicos al Eterno, y el Shabat es el día que Él apartó, por lo que, la información del manuscrito llamado “La revelación secreta de Juan” simplemente es un escrito que quiere invalidar el nombre y atributos del Eterno. Además de ello Pablo nos fue muy claro sobre los gnósticos:

“¡Oh Timoteo!, guarda el depósito, evitando pláticas vanas y profanas, y las opiniones contradictorias de la falsamente llamada ciencia,

  1. la cual profesando algunos, erraron el blanco acerca de la fe. La gracia sea con vosotros”

1 Timoteo 6:20-21

Pablo aquí condena claramente el gnosticismo, en el texto griego podemos ver que lo que aparece aquí como “ciencia” es «γνῶσις/gnósis» dentro del gnosticismo existe un conocimiento falso del verdadero creador, es por ello que Pablo insta a Timoteo a evitar “las opiniones de la falsamente llamada ciencia” o sea de las opiniones que den los gnósticos desde su doctrina, es por ello que el “argumento” que se presenta para invalidar el nombre de Yahweh simplemente es vago e insostenible.

Argumento No. 13: “El nombre no es Yahweh porque así no se puede pronunciar en hebreo las cuatro letras del nombre sagrado”

Este argumento es uno de los más absurdos que ha sido inventado por los que están en contra del nombre de Yahweh, Gesenius el erudito lingüístico más renombrado de su época e incluso de la erudición moderna apoyó el nombre de Yahweh como el nombre original y verdadero del creador (Wilhelm Gesenius in his Hebrew Lexicon, the first edition published in 1810 and 1812 – Gesenius Hebrew and Chaldee Lexicon) vemos como la erudición nunca ha dicho semejante barbaridad, sino al contrario aceptan que Yahweh es la pronunciación original de las cuatro letras hebreas:

“YAHWEH. La vocalización de las cuatro consonantes del nombre israelita de [Elohim] que los eruditos creen que se aproxima a la pronunciación original” (The Interpreter’s Dictionary of the Bible. Yahweh,” Vol. 4, p. 923)

“Yahweh… es decir, debatido pero a menudo ligado a la raíz que significa ser, convertirse. La palabra Yahweh es una vocalización de las cuatro consonantes en la forma en que muchos eruditos piensan que este nombre de pacto para [Elohim] fue pronunciado en tiempos del Antiguo Testamento” (The Zondervan Pictoral Encyclopedia of the Bible. Yahweh, vol. 5, pág. 1021.)

“Jehová… Una pronunciación errónea del nombre del [Elohim] de Israel en la Biblia, debido a la pronunciación de las vocales del término ‘Adonay’, la lectura marginal masorética, con las consonantes de la lectura de texto ‘Yahweh’…” (Encyclopedia Americana. Jehová”, vol. 16, pág. 8.)

Aquí podemos ver que los eruditos dicen que la pronunciación Yahweh es la correcta y original de las cuatro letras hebreas, decir que Yahweh es un error en el hebreo simplemente es enfrascarse en una mente con un mundo diferente a la realidad, por lo que, este es el “argumento” más absurdo e incoherente que ha sido presentado.

Los que apoyan este “argumento” también dicen que la sexta letra del alefbet en inglés es W pero se pronuncia V, otra afirmación absurda, veamos lo que dice la Enciclopedia Judaica acerca de esto:

“Sexta letra del alfabeto hebreo. El nombre posiblemente signifique “clavo” o “gancho”, y la forma de la letra en el alfabeto fenicio tiene cierta semejanza con un gancho. “Waw” es un espirante labial, idéntico en sonido al inglés “w”.” (Jewish Encyclopedia – waw)

La Enciclopedia Judaica es clara y nos dice que la sexta letra del alefbet se pronuncia como la w inglesa, ahora veamos cómo se pronuncia la w inglesa:

“La pronunciación en inglés de la W es variable y existen tres fonemas para representarla, /w/, /ʊ/ y /ɔː/. Los dos primeros suenan como la U española y el último, como una O.” (Aba English. Transcripción fonética de la w inglesa)

Aquí podemos ver claramente que la w inglesa NUNCA suena como v, sino como la U española y en algunas ocasiones como O, por lo que la waw la tenemos que pronunciar como la w inglesa, siendo su fonética como la U española.

Argumento No. 14: “El nombre no es Yahweh porque lo utilizan los católicos”

Este simplemente no es un argumento, es solo una idea completamente falaz que se le vino a varias personas, esto se llama falacia Ad Hominem y en un debate no debería ni de presentarse lo expuesto en dicho “argumento”, si los católicos dicen el verdadero nombre no quiere decir que este mal solo por el hecho de ser católicos, que los católicos tengan en su mayoría una doctrina errónea no invalida que en su mayoría dicen el verdadero nombre del creador que es Yahweh.

Argumento No. 15: “El nombre no es Yahweh porque hay evidencia de que los samaritanos utilizan ese nombre”

La evidencia no puede ser descartada solo porque pertenece a un grupo determinado, esta es nuevamente una falacia Ad Hominem ya que solo por el hecho de ser samaritanos están invalidando la evidencia, algunos señalan que cuando se profanó ese lugar (en el siglo IV A.E.C el santuario que edificaron los samaritanos en el Monte Garizim fue profanado dedicándolo a Zeus por orden del Rey Antíoco IV Epífanes – Diccionario Enciclopédico de Biblia y Teología) los samaritanos tomaron de ahí el nombre Yahweh por su relación con Zeus, (cabe mencionar que la conexión del nombre Yahweh con Zeus/Júpiter fue refutada en el argumento no. 7) esto es simplemente una vana conjetura, para ver la realidad veamos lo que le dijo Yahshua a la mujer samaritana:

“Le dice la mujer: Adón, veo que tú eres profeta.

  1. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén está el lugar donde es necesario adorar.

  2. Yahshua le dice: Mujer, créeme que viene una hora cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.

  3. Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos.”

Juan 4:19-22

La mujer que se presenta en estos versos es samaritana, cabe mencionar que los samaritanos son una mezcla entre Efrayim y los asirios, aunque reciban el odio por parte de los judíos en sus venas corre sangre israelita, Yahshua en los anteriores versos le reprende su vida inmoral, pero no le cuestiona el ser israelita, luego podemos ver que la mujer le dice que sus padres adoraron en el monte Garizim y los judíos en Jerusalén, pero Yahshua le dice: «Mujer, créeme que viene una hora cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre» Yahshua mismo le está diciendo que sus padres sí adoraron al padre en ese monte, en ningún momento Yahshua le dijo que ellos habían adorado a Zeus, es por ello que el “argumento” presentado simplemente es incoherente, pero Yahshua luego le dice esto: «Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos.» Cuando Yahshua les dice que ellos adoran lo que no conocen, se está refiriendo a la salvación de Zacarias 8:23 que dice:

“Así dice Yahweh Tzevaot: En aquellos días acontecerá que diez hombres de todas las lenguas de las naciones asirán fuertemente por la orla a un judío, diciendo: ¡Dejadnos ir con vosotros, porque hemos comprendido que Elohim está con vosotros!”

Zacarías 8:23

Este verso es completamente profético, ya que nos dice que 10 hombres de todas las lenguas de las naciones se tomarán del borde del manto de un judío, estos 10 hombres representan a las 10 tribus que están dispersas de la casa de Israel y el judío representa a Yahshua, el Mashíaj le dice a esa mujer que eso es lo que le hace falta, conocer al Mashíaj prometido el cual da la salvación.

Por lo que, el “argumento” presentado no tiene ninguna base sólida, además de ser una falacia contiene lagunas.

#LaVerdadBíblica

EL INFIERNO ¿UN TORMENTO ETERNO?

EL INFIERNO ¿UN TORMENTO ETERNO? Hagamos una prueba. O quizá sea mejor solamente imaginárnosla, ya que la prueba en sí misma sería muy dolorosa.

Si usted enciende un fósforo y sostiene un dedo en esta pequeña llama por espacio de cinco segundos, ¿qué sucederá? De inmediato usted gritará, y en los días siguientes se sentirá muy angustiado con el dolor de la quemadura.

Tal vez usted ha visto a una persona quemada que ha quedado desfigurada después de tan terrible experiencia. Imagínese caminando en medio de llamas que le quemen y le carbonicen la piel. ¿Qué clase de agonía cree que sentiría si esto durara unos segundos, o un minuto o toda la vida?

¡La idea es horripilante! El solo hecho de imaginar que alguien quisiera torturar a otro por este medio es devastador.

Entonces ¿por qué hay tantas personas que están dispuestas a aceptar la idea de que el Dios que adoran y al cual tienen en tan alta estima, será capaz de infligir semejante castigo no sólo a unos pocos, sino a una gran multitud de personas que muere diariamente? ¿Cómo puede encajar esto con la descripción que encontramos en la Biblia de un Dios infinitamente amoroso y misericordioso?

EL CONCEPTO TRADICIONAL

Por siglos se ha enseñado el punto de vista tradicional de que el infierno es un caldero hirviente de castigo interminable. Tal vez el primero que expuso esta teoría entre los cristianos fue Tertuliano, quien vivió entre los años 160 y 225 d.C. Luego, en el tercer siglo Cipriano de Cartago escribió: “Los condenados se quemarán para siempre en el infierno. Las llamas devoradoras serán su destino eterno. Sus tormentos no disminuirán ni tendrán fin” (Peter Toon, Heaven and Hell: A Biblical and Theological Overview [“Cielo e infierno: Un resumen bíblico y teológico”], 1986, pág. 163).

Este punto de vista ha sido reconfirmado oficialmente en muchas ocasiones. Un edicto del concilio de Constantinopla (el moderno Estambul), del año 543 d.C., afirma lo siguiente: “. . . Cualquiera que diga que el castigo de los demonios y de los impíos no será eterno… sea anatema” (D.P.Walker, The Decline of Hell: Seventeenth-Century Discussions of Eternal Torment [“La decadencia del infierno: Discusiones acerca del tormento eterno en el siglo XVII”], 1964, pág. 21).

En el año 1215, el concilio de Letrán reafirmó su creencia en el castigo eterno con estas palabras: “Los condenados irán al castigo eterno con el diablo…” (Toon, op. cit., p. 164). La confesión de Augsburgo, de 1530, dice lo siguiente: “Cristo regresará… para dar vida eterna y gozo imperecedero a los creyentes y a los elegidos, y a condenar a los hombres impíos y a los demonios al infierno y al castigo eterno” (Toon, op. cit., pág. 131).

Las enseñanzas acerca de este tema han variado inmensamente, dependiendo del teólogo o de las ideas del historiador eclesiástico que uno lea. Pero hablando en términos generales, la creencia más comúnmente aceptada es que el infierno es un lugar en el que las personas son torturadas, pero nunca consumidas, por llamas que nunca se extinguen.

El lugar del infierno ha sido ampliamente discutido. Algunos tienen la idea de que es en el Sol. Por siglos, la idea más aceptada ha sido que el infierno está dentro de la Tierra en una gran cámara subterránea. La descripción más clara y detallada del infierno como un lugar, tal como el hombre lo ha proclamado, no se encuentra en la Biblia sino en un libro del siglo XIV, Divina Comedia, obra del poeta italiano Dante Alighieri. Dante describió un viaje imaginario a través del infierno, repleto de personas sometidas a sufrimientos indescriptibles. Recientemente Benedicto XVI reavivó está idea cuando declaró: “El infierno, del que se habla poco en este tiempo, existe y es eterno” (Clarin.com, 8 de Febrero de 2008); con esta declaración también contradijo a su antecesor Juan Pablo II, como se verá enseguida.

El concepto popular del infierno es una mezcla de pequeñas porciones de la verdad bíblica combinadas con ideas paganas e imaginaciones humanas. Como veremos, esto ha producido una imagen totalmente errónea de lo que ocurre con los impíos después de la muerte.

CONCEPTOS MODERNOS ACERCA DEL INFIERNO

Una interpretación más moderna rechaza la idea del tormento físico y alega que la tortura del infierno es la angustia mental causada por la separación de Dios. Cada vez es mayor el número de personas que acepta esta versión de la enseñanza acerca del infierno.

El papa Juan Pablo II “declaró que ‘el infierno no es un castigo externo impuesto por Dios’, sino que es la consecuencia natural de la decisión que toman los pecadores no arrepentidos de vivir separados de Dios” (revista U.S. News & World Report, 31 de enero de 2000, p. 48). Otros han rechazado por completo la doctrina del castigo del infierno y creen que todos serán salvos.

¿Por qué hay tantas diferencias en las enseñanzas acerca del infierno? La razón es que, al igual que sucede con la creencia en la inmortalidad del alma, los conceptos erróneos del infierno están basados en las ideas del hombre, no en las enseñanzas de la Biblia.

UN DIOS FURIOSO

Una de las descripciones más gráficas de los tormentos del infierno, tal como ha sido concebido por el hombre, fue dada por el teólogo puritano Jonathan Edwards en un sermón en 1741 titulado “Pecadores en las manos de un Dios furioso”. Él dijo: “El arco de la ira de Dios está tenso y sus flechas han sido preparadas… [por] un Dios furioso… ¡Nada, excepto su sola voluntad, impide que en este momento usted sea sumido en la destrucción permanente! El Dios que lo mantiene a usted suspendido sobre el abismo del infierno, como quien mantiene una araña o algún insecto odioso sobre el fuego, lo aborrece a usted y ha sido provocado espantosamente; la ira que siente por usted arde como el fuego; él considera que usted no merece nada distinto, excepto ser lanzado al fuego…

“A sus ojos, usted es diez mil veces más abominable que la más odiosa serpiente venenosa lo es a los nuestros. Usted lo ha ofendido… y nada, excepto su mano, lo sostiene para que no caiga en el fuego en cualquier momento…

“¡Oh pecador! Considere el espantoso peligro en el que está: usted está suspendido por la mano de Dios sobre un horno gigantesco de ira, un foso ancho y sin fondo, lleno del fuego de la ira… Usted está pendiendo de un hilo delgado, rodeado por las llamas de la ira divina que se alzan amenazadoras, listas en cualquier momento para quemar este hilo para que se rompa”.

Este concepto falso de Dios y del infierno es tan terrible que la perspectiva de semejante destino causó una gran angustia, miedo y ansiedad en muchos puritanos. “El énfasis desmedido en el infierno y en la condenación, unido a una excesiva auto-crítica, condujo a muchos a la depresión clínica; el suicidio parece haber sido muy común” (Karen Armstrong, A History of God [“Historia de Dios”], 1993, pág. 284).

Los puritanos no han sido los únicos en sentirse atormentados por el temor al fuego del infierno. Desde que este concepto no bíblico ha sido incorporado en las enseñanzas religiosas, son muchas las personas que se han visto aterrorizadas por él. Al igual que Jonathan Edwards, muchos otros predicadores y maestros se han valido de métodos parecidos para intimidar a las personas y hacer que crean y obedezcan.

Una de las razones por las que ha sobrevivido este concepto del infierno es porque los teólogos creyeron que tal enseñanza detenía a las personas de hacer el mal. “Se creía que si el temor del castigo eterno fuera removido, muchas personas se comportarían sin ninguna restricción moral y la sociedad caería en una orgía de anarquía” (Walker, op. cit., pág. 4).

¿PUEDE UN DIOS COMPASIVO TORTURAR PARA SIEMPRE?

¿Es posible reconciliar el concepto de un Dios que aterroriza a las personas con el miedo del tormento eterno en el infierno, con el compasivo y misericordioso Dios que encontramos en la Biblia? El Dios verdadero es un Dios de amor que no quiere que ninguno perezca (2ª Pedro 3.9). Nos dice que debemos amar incluso a nuestros enemigos (Mateo 5.44). Él “hace salir su sol sobre malos y buenos, y… hace llover sobre justos e injustos” (v. 45). Sin embargo, el concepto tradicional del infierno nos haría creer que Dios castiga de una manera cruel y vengativa a sus enemigos por toda la eternidad.

La idea de que Dios sentencie a las personas al castigo eterno es algo tan repulsivo que ha hecho que algunos dejen de creer en Dios y que le den la espalda al cristianismo.

Tenemos, por ejemplo, el caso de Carlos Darwin, quien en su autobiografía privada escribió: “Así, la incredulidad me envolvió lentamente, pero por fin se hizo completa… No puedo entender cómo alguno quisiera que el cristianismo fuera verdad; si esto es así, el lenguaje del texto parece indicar que los hombres que no crean… serán castigados eternamente. Esta es una doctrina abominable” (Paul Martin, The Healing Mind: The Vital Links Between Brain and Behavior, Immunity and Disease [“La mente que sana: Las correlaciones esenciales entre el cerebro y la conducta, la inmunidad y la enfermedad”], 1997, pág. 327).

Pero el problema no es que la Biblia enseñe esta “doctrina abominable”, sino que ¡los hombres han propagado una interpretación errónea de lo que la Biblia realmente dice!

Otros aspectos de la doctrina tradicional del infierno simplemente son una ofensa para los sentidos. Uno de ellos es que las personas justas, las que se salven, podrán observar el tormento de los impíos. “…Parte de la felicidad de los justos consiste en contemplar los tormentos de los condenados. Esta visión les produce gozo porque es una manifestación de la justicia de Dios y su odio por el pecado, pero más que nada porque marca el contraste y les permite reconocer su propia felicidad” (Walker, op. cit., pág. 29).

Según este razonamiento perverso, los padres tendrían que presenciar el sufrimiento de sus propios hijos, y viceversa. Los esposos y esposas verían la tortura interminable de sus cónyuges. Lo peor de todo es que esta doctrina hace ver a Dios como un monstruo sádico y cruel.

DISTINTAS PALABRAS, DISTINTOS CONCEPTOS

En el hebreo y el griego, idiomas en que originalmente fue escrita la mayor parte la Biblia, hay diferentes palabras que designan distintos aspectos de lo que les sucede a los muertos, y sólo una tiene que ver con el fuego. Veamos por qué hay tanta confusión acerca de este tema.

La palabra hebrea seol que se usa en el Antiguo Testamento tiene el mismo significado que la palabra griega hades que aparece en el Nuevo Testamento. De hecho, en la versión Reina-Valera de la Biblia (revisión de 1960) y en otras versiones, estas dos palabras no son traducidas al español sino simplemente transliteradas. (Una excepción la encontramos en 1ª Corintios 15.55, en donde hades se traduce por “sepulcro”.)

El Anchor Bible Dictionary (“Diccionario bíblico Anchor [ancla]”) nos explica el significado de ambas palabras: “La palabra griega Hades… se refiere al lugar de los muertos… El antiguo concepto hebreo del lugar de los muertos, más comúnmente llamado Seol… generalmente es traducido por Hades, un término que los judíos usaban con frecuencia cuando escribían en griego” (1992, 3.14).

Tanto seol como hades se refieren a la tumba. Esto lo podemos confirmar al comparar un versículo del Antiguo Testamento con uno del Nuevo. En Salmos 16.10 leemos: “Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción”. Y en Hechos 2.27 el apóstol Pedro cita este versículo al referirse a Jesucristo; aquí la voz griega hades sustituye la palabra hebrea seol.

¿Adónde fue Jesús cuando murió? Fue a la tumba; fue puesto en el sepulcro de José de Arimatea. Los dos pasajes, el de los Salmos y el de los Hechos, dicen que el cuerpo de Jesús no se descompuso en la tumba porque Dios lo resucitó.

Los pasajes en que se utilizan estas dos palabras simplemente están hablando acerca de la tumba, el lugar adonde van todos, buenos y malos, cuando mueren.

OTRAS DOS PALABRAS GRIEGAS

Hay dos palabras griegas que son traducidas por “infierno” en el Nuevo Testamento. Una de ellas es tártaro, que aparece una sola vez en el texto bíblico (2ª Pedro 2.4) y tiene que ver con el lugar donde los ángeles caídos o demonios están guardados en espera del juicio. El verbo tártaro significa “confinar en el Tártaro… el Tártaro era el nombre utilizado en la mitología griega para designar el lugar en el que los dioses rebeldes estaban confinados” (Lawrence Richards, Expository Dictionary of Bible Words [“Diccionario expositivo de palabras de la Biblia”], 1985).

El apóstol Pedro aludió a la mitología contemporánea para mostrar que a los ángeles pecadores, Dios “los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio”. Los ángeles que pecaron están en un lugar o condición de restricción, en espera del juicio final por su rebelión contra Dios y su influencia destructiva en la humanidad. Tártaro se aplica únicamente a los demonios; en ninguna parte se usa para referirse a un fuego infernal en el que los seres humanos son castigados después de la muerte.

La otra palabra griega que es traducida en la Biblia por “infierno” es gehena. Este vocablo tiene que ver con un castigo con fuego, pero no en la forma en que la mayoría de las personas se imaginan el infierno.

Gehena se refiere a un valle justo afuera de Jerusalén. La palabra se deriva del hebreo Ge-Hinom, el valle de Hinom (Josué 18.16). En la época de Jesús este valle era lo que hoy llamaríamos el basurero municipal, el lugar en el que se quemaban todos los desperdicios, desechos y basura, y que constantemente estaba ardiendo. Los cadáveres de los animales y de los criminales despreciables también eran arrojados a la Gehena para ser quemados allí. Jesús habló de este lugar específico y lo que ocurría allí para ayudarnos a entender el castigo que en el futuro tendrán aquellos pecadores que no quieran arrepentirse.

¿HAY GUSANOS INMORTALES EN EL INFIERNO?

En Marcos 9.47-48 Jesús se refirió específicamente a la Gehena y a lo que ocurría allí. Pero sin un entendimiento histórico adecuado, es fácil sacar conclusiones erróneas.

Veamos lo que dijo: “Si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno [gehena], donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga”. Cualquier habitante de Jerusalén hubiera entendido inmediatamente lo que Jesús estaba diciendo, porque la Gehena —el valle de Hinom— estaba al sur de la ciudad, justo fuera de los muros.

Sin este conocimiento, no es difícil formar conceptos erróneos acerca de este versículo. Algunos creen que el “gusano” es el remordimiento de conciencia que la gente sufre en el infierno. “‘El gusano de ellos no muere’ siempre se ha interpretado figurativamente, como la angustia de la envidia y el remordimiento” (Walker, op. cit., pág. 61). Muchos creen, además, que la frase “el fuego nunca se apaga” se refiere a las llamas que siempre arden y torturan a los condenados.

Este pasaje frecuentemente ha sido interpretado sin tener en cuenta el contexto. Al decir “donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga”, Jesús estaba citando de Isaías 66.24. Para entender adecuadamente las palabras de Jesús es necesario examinar este pasaje.

El contexto de Isaías 66 se refiere a la época en la cual Dios dice que “vendrán todos a adorar delante de mí” (v. 23), un tiempo en el que ya no habrá más impíos. ¿Qué les ocurrirá a ellos? En el versículo 24 leemos que las personas “saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre”.

Tengamos en cuenta que los cuerpos que van a ser afectados por los gusanos estarán muertos; no se trata de personas vivas que agonicen en las llamas del fuego. Cuando Jesús regrese, él va a luchar contra todos aquellos que se le opongan (Apocalipsis 19.11-15). Los que caigan en la batalla no van a ser enterrados; sus cadáveres quedarán en la tierra, y las aves de rapiña y los gusanos (cresas) se van a comer su carne.

Según el Theological Wordbook of the Old Testament (“Léxico teológico del Antiguo Testamento”), la palabra hebrea original que fue traducida por “gusano” en Isaías 66.24 significa “gusano, cresa, larva”. Ni Isaías ni Jesús estaba hablando acerca de gusanos inmortales. Los gusanos o larvas que mencionaron nunca morían porque se convertían en moscas. Estas moscas a su vez depositaban huevos que se transformaban en más larvas de moscas y así se perpetuaba el ciclo.

Esta información nos puede servir para entender mejor las palabras de Jesús. En esa época, cuando los cadáveres de animales o de criminales ejecutados eran lanzados al basurero ardiendo de la Gehenna, eran consumidos por los gusanos, por las llamas que siempre ardían, o por una combinación de ambos. En los tiempos antiguos, un cuerpo que no era enterrado sino lanzado al fuego para ser quemado, era considerado como maldito (Josué 6.18; 7.11,25).

¿Qué quiso decir Jesús en Marcos 9.48 cuando dijo: “…el fuego nunca se apaga”? Con lo que hemos explicado, no es difícil entenderlo. Él simplemente dijo que el fuego iba a arder hasta que los cuerpos de los impíos fueran consumidos. Esta expresión, utilizada varias veces en las Escrituras, se refiere al fuego que consume totalmente (Ezequiel 20.47). Tal fuego no podrá ser apagado, pero se extinguirá cuando lo haya consumido todo y ya no tenga nada que lo alimente para seguir ardiendo.

¿CUÁNDO SERÁN CASTIGADOS LOS IMPÍOS?

Pero podemos preguntarnos: ¿Cuándo va a ocurrir este castigo? Como hemos visto anteriormente, Jesús citó al profeta Isaías, quien estaba escribiendo acerca de una época después de que Jesucristo establezca su reino aquí en la tierra. Sólo entonces “vendrán todos a adorar” delante de él (Isaías 66.23). Sólo entonces se podrá cumplir esta profecía.

Jesús se valió de un basurero muy conocido en aquella época, el que ardía en el valle de Hinom, en las afueras de Jerusalén, para ilustrar el destino final de los impíos en lo que las Escrituras llaman el lago de fuego. Así como los desechos de la ciudad eran consumidos por los gusanos y el fuego, los impíos también serán quemados —consumidos— por ese futuro lago de fuego más de mil años después del regreso de Cristo (Apocalipsis 20.11-15).

¿Qué sucederá después de esto? El apóstol Juan escribe: “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más” (Apocalipsis 21.1). Toda la tierra será transformada en una residencia idónea para los justos, quienes para ese tiempo ya habrán heredado la vida eterna.

EL ALMA Y EL CUERPO SERÁN DESTRUÍDOS EN EL FUEGO

En Mateo 10.28 Jesús habló otra vez acerca del fuego de la Gehena: “No temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno [gehena]”.

Debemos darnos cuenta de que Jesús no estaba hablando de que las personas iban a sufrir un tormento eterno. Él dijo que Dios podía destruir, aniquilar, tanto el alma como el cuerpo en la Gehena.

Jesús explicó aquí que cuando un hombre mata a otro, el resultado es una muerte temporal porque Dios puede resucitar al muerto. Pero cuando Dios destruya a alguien en el “infierno” (gehena), la muerte será eterna. No habrá resurrección de esa muerte, que la Biblia llama “la muerte segunda”. La Biblia explica que al final de los tiempos, los pecadores que no se arrepientan serán lanzados al lago de fuego, o Gehena: “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21.8).

Como ya lo hemos visto, los impíos serán destruidos; no vivirán eternamente en algún lugar o condición de angustia eterna. Al final de los tiempos cosecharán su destrucción en el lago de fuego. Serán consumidos instantáneamente por el calor del fuego, y nunca volverán a vivir.

LOS IMPÍOS SE CONVERTIRÁN EN CENIZAS

Otro pasaje que ilustra gráficamente la destrucción total de los impíos se encuentra en el libro de Malaquías: “He aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho el Eterno de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama” (Malaquías 4.1).

El tiempo de esta profecía es el fin de la era actual, cuando Dios castigará a los impíos por su rebelión contra él. A todos aquellos que se rindan a Dios y lo obedezcan, él les dice: “Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día que yo actúe, dice el Eterno de los ejércitos” (v. 3).

Hablando por medio del profeta Malaquías, Dios nos dice en forma inequívoca cuál será el destino final de los impíos. Serán arrancados de raíz, como un árbol estéril, sin dejarle raíz ni rama. Serán completamente consumidos por las llamas del lago de fuego, y quedarán tan sólo las cenizas.

La Biblia ciertamente enseña que los impíos serán castigados por el fuego, pero no en el infierno mítico creado por la imaginación de los hombres. Dios es un Dios de misericordia, lleno de amor. Aquellos que deliberada y obstinadamente rechacen el camino de Dios, caracterizado por la obediencia a su ley de amor (Romanos 13.10), simplemente morirán. ¡No sufrirán para siempre! Serán consumidos por el fuego y serán como si nunca hubieran existido. Dios no les dará el precioso don de la vida eterna a quienes persistan en su rebelión contra él, pero tampoco los va a torturar sádicamente por toda la eternidad.

Aun la muerte definitiva de los impíos incorregibles en el lago de fuego es un acto de justicia y de misericordia por parte de Dios. Permitirles que siguieran viviendo una vida sin arrepentimiento, en eterna rebelión, sólo les causaría a ellos y a los demás gran dolor y angustia. La inspiradora verdad de la Biblia nos enseña que Dios es un ser de gran misericordia, sabiduría y justo juicio. Como leemos en Salmos 19.9: “Los juicios del Eterno son verdad, todos justos”.

Tags: OS 144 MIL E A GRANDE MULTIDÃO

OS 144 MIL E A GRANDE MULTIDÃO

Texto Básico: Apocalipse 7:1-10 // Verso Áureo: Apoc. 7:4

*INTRODUÇÃO DA LIÇÃO*

Vimos no estudo anterior que, a princípio, a salvação foi pregada com exclusividade ao povo judeu. Na verdade, a este povo foi dado o privilégio de representar a Deus e Seu reino e levar a luz, o conhecimento da verdade, a todas as nações. Israel falhou e Deus passou a outro povo esta missão, até um tempo determinado. Algumas correntes religiosas afirmam que este número de escolhidos também envolve os gentios convertidos e outras afirmam que o período de assinalamento ainda é futuro. Qual é a verdade a respeito? Fornece a Bíblia uma definição sobre o assunto?

*QUESTIONÁRIO*

*1. Como tem sido definido os 144 mil pelos dispensacionalistas e pelos defensores da Torre de Vigia?*

Acreditando que o anticristo assumirá o comando do governo do planeta, após um suposto rapto secreto da Igreja e a retirada do Espírito Santo, afirmam que se levantarão os 144.000, dentre os israelitas naturais e que estes se tornarão poderosos pregadores e haverá um trabalho de evangelismo como nunca houve antes. A Torre de Vigia já advoga que os 144 mil, pequeno rebanho ou congregação – Igreja de Deus, é uma classe de pessoas cujo assinalamento começou no Pentecostes, mas que até hoje ainda existem uns poucos entre os homens e que esta elite vai morar no Céu com Jesus, de onde governará os súditos, a grande multidão, na Terra. Ensina a vinda ou presença de Jesus desde 1914 , época que começou a reinar desde os céus e que ocorreu a ressurreição espiritual ou celestial dos 144 mil selados. Os que vão morrendo, ressuscitam espiritualmente e vão imediatamente ao Céu, juntar-se aos demais. (Estudo Perspicaz das Escrituras, Artigo Ressurreição, Pág. 432,433).

*2. Biblicamente, qual era a situação do povo gentio em relação a Deus e Seu povo, a Comunidade de Israel?*

Os gentios estavam separados do povo de YHWH (Efés. 2:11-14). Eram considerados imundos e não havia um bom relacionamento com os judeus (Atos 10:28; 11:3,18; João 18:28; Mat. 8:8,10). De Israel era tudo: os oráculos divinos (as Escrituras), o culto, os concertos, a lei, as promessas e o próprio Cristo (Rom. 3:1; 9:2-5).

*3. Que importantes promessas haviam aos gentios e desde quando começaram a verdadeiramente participar como povo de Deus?*

Deus queria que os homens das nações O servissem e recebessem, igualmente, as promessas de Israel (Isaías 55:3-5; 56:3,6,7). O judaísmo, nos dias de Messias estava decadente. Era mister uma reorganização. O Messias, com Sua morte, estabeleceu um Novo Pacto e reergueu o Tabernáculo de Davi, abrindo espaço aos gentios (Atos 15:7, 14-17; Amós 9:11,12; Rom. 9:25; João 10:16). Ao se mostrarem hostis ao Messias e Sua mensagem, estavam rejeitando a Pedra Angular e abrindo mão de sua exclusividade como arautos da mensagem de Deus (Mat. 21:40-43; I Ped. 2:7-10; Atos 13:46); estavam passando o sacerdócio para as mãos de outro povo.

*4. A quem, primeiramente, foi dirigida a pregação do Evangelho e por que?*

Era mister, conforme já estudamos, que o pacto fosse feito com o povo de Daniel. A mensagem do Messias, realmente foi anunciada a Israel (Mat. 10:5,6: 15:22-28; Luc. 24:47; Atos 3:26; Rom. 1:16 e 2:9,10) e os que aceitaram a fé iam se multiplicando (Atos 2:41,47; 4:4; 5:14; 6:1,7; 9:31 ). O número de 144 mil israelitas teria que ser alcançado, antes do ingresso da grande multidão. Cornélio marcou o início da grande multidão na Igreja.

*5. Que sinais distinguem os 144 mil dos participantes da grande multidão?*

*OS 144 MIL

a) São israelitas naturais;

b) Podiam ser contados;

c) são número fixo;

d) assinalados em tempo de paz;

e) São primícias;

f) São virgens.

*A GRANDE MULTIDÃO:*

a) É de todas as nações;

b) É incontável;

c) É um número ilimitado;

d) Salvos em qualquer tempo;

e) Salvos após os 144 mil;

d) Contém povos vindo do paganismo.

a) Ao examinar as duas passagens que mencionam os 144 mil, verificamos alguns contrastes entre os dois grupos (Apoc. 7:1-15; 14:1-5). Isto é bom, pois não admite confusão ou mistura de seus participantes.

*b/c)* Enquanto por um lado os 144 mil representam um número limitado de israelitas naturais, a grande multidão é incontável e é formada por pessoas de todas as nações da Terra. d) Os 144 mil foram recrutados em um tempo de paz (os quatro ventos estavam retidos pelos quatro anjos – Apoc. 7:1-3; Atos 9:31) enquanto que a grande multidão não. e)

Os 144 mil são primícias, ou seja, primeiros frutos. São formados dos primeiros convertidos dentre os israelitas (Apoc. 14:4). Não é possível se considerar primícias os crentes dentre as nações gentílicas. f) Os 144 mil não se contaminaram com mulheres; são virgens (Apoc. 14:4), isto é, nunca fizeram parte de organizações religiosas fora do judaísmo. Mulher, na Bíblia, pode significar religião ou a Igreja verdadeira ou falsa (II Cor. 11:2; Apoc. 12:1,2,6; 17:1-6). Os gentios sim, vieram de religiões pagãs, eram contaminados.

6. Por que não se pode colocar gentios convertidos entre os cento e quarenta e quatro mil ou confundi-los com os israelitas espirituais?

Dizer que os 144 mil são israelitas espirituais (gentios convertidos) é destruir a comparação feita em Apoc. 7:4,9. Todas as vezes que aparecem gentios e judeus lado a lado, temos que entender literalmente, ou seja, judeu e gentio natural. É o caso de outras passagens onde não tem como dizer que o judeu ali citado é um gentio convertido (Atos 13:45,46; Rom. 1:16; 2:9,10; 3:9; Gál. 3:28).

Conclusão: Os 144 mil representam os primeiros cristãos israelitas naturais.

Igreja de Deus do 7 dia .

Joadri Souza, Anunciando O Evangelho Do Reino de Deus eoutras 2 pessoas
5 compartilhamentos
Curtir

 

Comentar
Compartilhar
Tags: Pablo reprendió a Shimon Keefa (Pedro) por mantenerse kosher

Gálatas 2:11-14: Pero cuando Keefa (Pedro) vino a Antioquía, yo me opuse a él frente a frente, porque era reprensible. Pues antes que viniesen ciertas personas de parte de Yaakov (Jacobo), él comía con los gentiles; pero cuando llegaron, se retraía y apartaba, temiendo a los de la circuncisión. Y los otros judíos participaban con él en su simulación, de tal manera que aun Bernabé fue arrastrado por la hipocresía de ellos. En cambio, cuando vi que no andaban rectamente ante la verdad del evangelio, dije a Pedro, delante de todos: “si tú que eres judío vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a hacerse judíos?

Mala traducción: El Rav Shaul reprendió a Shimon Keefa (Pedro) por mantenerse kosher, en Gálatas 2:11-14. Puesto que Keefa hacía mal en comer y practicar las leyes kosher, posiblemente fue reprendido por legalista. Si Pedro hizo mal por ser legalistamente  kosher, también está mal que los actuales creyentes israelitas observen las leyes kashrut (kosher).

Verdadero Entendimiento: Un estudio cuidadoso y de cerca del texto no indica nada por el estilo, en lo que se refiere a la conclusión a la que llegó el Pastor Incauto. ¿Fue acaso Keefa reprendido por Pablo? ¡Sí, lo fue! Sin embargo, fue reprendido por falta de carácter, de integridad y por su hipocresía. Keefa tenía por costumbre tener comunión y partir el pan con los hermanos que no eran judíos, pero dejaba de reunirse con ellos tan pronto como aparecían los judíos mesiánicos. Le estaba diciendo a Keefa que debía de vivir como un judío (es decir, manteniéndose kosher) y estaba, en cambio, siendo hipócrita en su vida personal. Por lo tanto, ¿cómo podía obligar a los creyentes que no eran judíos a mantenerse kosher o a vivir como judíos, cuando él no lo estaba haciendo? Por ello, Keefa recibe una reprimenda por su hipocresía, a la hora de obligar a los no judíos a vivir como él, cuando su propia vida no era obediente a la Toráh. ¡El pecado de Keefa no era por ser kosher! Era su comportamiento hipócrita que hizo que se alejase y no tuviese comunión con los creyentes no judíos (con el Efraín que regresa y los creyentes que no son israelitas) tan pronto como aparecían en escena los creyentes judíos en Antioquía, para mostrar a todo el mundo lo kosher que era cuando, de hecho, no estaba practicándolo en su propia vida personal. ¡Por lo tanto, según el Rav Shaul, perdió el derecho a ser un testigo de este mitzvah y además estaba usando un estilo de vida supuestamente kosher para alejarse de la comunión con el evangelio, violando de ese modo el principio del evangelio de la comunión a la mesa y también la unidad!

Comentario: El Rav Shaul tenía la intención de conservar la unidad, que era su gran preocupación. ¿No resulta interesante que la iglesia, históricamente antisemita, inserte sus prejuicios antijudíos donde quiera y siempre que puede? Les han dicho a los creyentes judíos durante los últimos 2.000 años que el mantenerse kosher había sido reprendido por el Rav Shaul (Pablo) cuando eso es exactamente lo contrario de lo que afirma Hechos 21:21-25 acerca del propio Rav Shaul.

Tags: